Transportes y Turismo

Stadler Valencia suma pedidos de trenes y locomotoras por cerca de 5.600 millones de euros

Varias locomotoras fabricadas en Albuixech a punto de ser embarcadas.
Valenciaicon-related

La mayor industria ferroviaria valenciana, Stadler Rail Valencia, sigue a toda máquina y continúa rompiendo al alza sus registros tanto de ingresos como de cartera de pedidos con la que asegura la carga de trabajo de la factoría para los próximos años.

La filial valenciana del grupo suizo Stadler cerró 2023 con encargos valorados en 5.575 millones de euros, lo que supone un 7,4% más que los que mantenía un año antes, en que ya había roto su propio récord. Esa cartera de contratos ha seguido engordando después de un ejercicio en que también las ventas han registrado otro récord, al crecer un 31% y alcanzar los 825,67 millones de euros, casi 200 millones más que en 2022.

Un negocio que permite seguir incrementando el ritmo de producción en la división española de Stadler, que cerró el año con un beneficio neto de 34,98 millones de euros, una cifra ligeramente superior al año anterior pese al impacto de los incrementos de costes de algunas materias primas y la inflación. Un resultado que permitió aprobar un dividendo de 20,4 millones de euros destinado a su propia matriz suiza.

La factoría de Albuixech (Valencia) se centra en la ingeniería, el desarrollo y fabricación de locomotoras y trenes urbanos, además de asumir la producción de los nuevos convoyes de Cercanías de Renfe después de que el grupo se hiciese con una parte de un macropedido por más de 1.000 millones de euros que además ha permitido a la centenaria planta valenciana ampliar su catálogo de productos.

Además, la división valenciana ha aumentado los pedidos ligados para transporte urbano e interurbano ligado a los fondos Next Generation, fundamentalmente en Italia, y también ha conseguido entrar en mercados fuera de Europa como Turquía y Nueva Zelanda.

Tira del empleo

El fabricante ferroviario también sigue creando empleo a marchas forzadas para hacer frente a esa elevada actividad. En total el año pasado incorporó 376 personas más a su plantilla, que se situó en 2.246 trabajadores. Para ello también está acometiendo inversiones tanto en la propia instalación para optimizar su espacio como en instalaciones auxiliares. El año pasado abrió una planta auxiliar en Vall d'Uixo (Castellón) y también llegó a un acuerdo para alquilar un centro logístico en Sagunto, a medio camino entre Albuixech y la planta castellonense, para sus componentes y piezas.

Este año también prevé concluir las obras de su nuevo centro de pruebas de locomotoras y trenes en Albacete, que incluye un ramal ferroviario con cerca de 13 millones de euros de inversión.

En su informe de gestión de las cuentas anuales señala que sus previsiones para este año son "un incremento en la cifra de negocios y en el resultado de explotación, con respecto a diciembre de 2023 y espera un crecimiento en la cartera derivado de las oportunidades comerciales".

Como publicó elEconomista.es, el propio comité de empresa de la factoría comunicó a sus trabajadores tras una reunión con la dirección que se preveía un importante aumento de la carga de trabajo hasta 2025, que en horas de trabajo se cifra en un 70% más que en 2023.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud