Transportes y Turismo

Moncloa esperará a las cuentas de Ouigo para denunciar su 'dumping'

El ministro de Transportes, Óscar Puente.

El ministerio de Transportes esperará hasta conocer las cuentas de Ouigo del pasado año 2023 para formalizar su denuncia a la operadora francesa por llevar a cabo lo que su titular, Óscar Puente, considera "prácticas profundamente desleales". Esta reclamación podría ser presentada por la operadora estatal Renfe, al considerarse una de las afectadas por el supuesto 'dumping' de precios que está llevando a cabo la compañía gala en los corredores de alta velocidad en los que opera, junto al tercer competidor Iryo. El Gobierno podría tramitar esta reclamación ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en calidad de órgano supervisor, según ha desvelado el propio Puente.

En concreto, el ministro ha denunciado que el modelo tarifario de Ouigo, basado en precios bajos, ha provocado que vendan billetes "muy por debajo del coste desde el principio", algo que habría arrastrado a sus competidores, Iryo y Renfe, "a unos resultados muy malos en corredores que eran altamente rentables", como el Madrid-Barcelona.

"La liberalización ferroviaria ha traído cosas positivas, evidentemente ha aumentado la oferta, ha reducido los precios, pero los ha reducido hasta un nivel que es insostenible para las tres competidoras. La competición tiene que ser en buena lid y tiene que permitir que las tres empresas obtengan beneficios o, como mínimo, no tengan pérdidas", ha argumentado Puente.

Tendrán que subir precios

El ministro cree que dadas las pérdidas que registra la filial de la incumbente francesa SNCF, que superan los 40 millones de euros al año, "indefectiblemente" tendrán que subir los precios. "A menos que la operadora francesa esté en la idea de perder dinero los diez años que tienen en este momento comprometidos de presencia en los corredores de alta velocidad más rentables de España, tendrá que subir los precios. Es que no hay otra solución", ha subrayado el ministro.

En 2022, Ouigo perdió 36,5 millones de euros pese a duplicar sus ventas hasta los 106 millones, fruto del incremento del coste de la energía, principalmente. En 2021 perdió otros 31,7 millones y en 2020, cuando arrancó su operativa en mayo, registró 'números rojos' de 8,3 millones. Según anticipó hace unos días y a falta de que publique sus cuentas, en 2023 volverá a perder dinero, confiando en alcanzar el umbral de rentabilidad este 2024, cuando habrá desplegado su toda operativa hasta llegar a Andalucía y Murcia.

Falta reciprocidad con Francia

Tras sus declaraciones en las que acusó a Ouigo a hacer dumping de precios, y preguntado por qué medidas tomará para evitar que siga cometiendolo, el responsable ministerial ha señalado que "lo primero que ha hecho es hacerlo público por tierra, mar y aire y con toda la intensidad del mundo". Además, asegura haber hablado con el Gobierno francés, porque esta competencia "desleal" no solo se da en España con Ouigo, sino que también está siendo "tremendamente complicado" para Renfe entrar en Francia.

"No hay una equiparación en las condiciones en las que esta operadora (Ouigo) ha entrado en España con las que nosotros tenemos en Francia. Es más, el otro día, con cierto recochineo, alguien que representaba a la empresa francesa nos decía que nosotros no entramos en Francia porque vamos con un material de Talgo, que hay que homologar y demás. Pero nosotros ya llevamos tiempo trabajando en Francia, y de hecho entramos en Francia con un material francés, con los Alstom primeros que utilizamos en la línea Madrid-Sevilla. Pero nos obligaron a rehomologarlos. Todas las dificultades del mundo. Por lo tanto, son unas condiciones que realmente no hay ningún tipo de reciprocidad", ha denunciado.

Proteger a Renfe

El ministro ha defendido que, frente a las prácticas "profundamente desleales" de Ouigo, se está estudiando "qué fórmulas utilizar" e incluso acudir a la CNMC con el objetivo de proteger a la operadora pública española, Renfe. "Mi deber como ministro de este país es proteger a Renfe, porque protegiendo a Renfe estoy protegiendo el transporte ferroviario en nuestro país. Esa es la razón de que sea necesaria una empresa pública de transporte", ha apuntado Puente.

El ministro ha recordado que Renfe es la empresa que presta servicio en los corredores donde no todo el mundo quiere entrar. "Se habla mucho del tren a Extremadura, del tren a Galicia, ahí no verá usted a estas compañías entrar, porque eso no es rentable. El que da servicio en esos corredores es Renfe", ha subrayado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud