Transportes y Turismo

Farallon asume el 99% de Hoteles Marina d'Or al convertir su deuda en acciones

  • El fondo ya tenía el control tras hacerse en 2020 con la mayoría de la deuda
  • Amplía capital por 99 millones de euros y diluye la participación de Jesús Ger
  • Mantiene un Erte por el cierre temporal de los hoteles hasta febrero
Hotel en la ciudad de vacaciones de Oropesa.
Valencia

Los hoteles de la popular ciudad de vacaciones Marina d'Or en Oropesa de Mar (Castellón) ya son formalmente propiedad de los fondos gestionados por la gestora estadounidense Farallon Capital, que a finales del año 2020 se hicieron con el control de la empresa fundada por Jesús Ger al asumir la mayoría de la deuda bancaria que mantenía.

Ahora Farallon ha materializado la capitalización de esos créditos para convertirse en el duelo del complejo hotelero y de los parques de ocio de la ciudad de vacaciones mediante tres ampliaciones de capital que suman un importe total de 99,61 millones de euros, según confirman fuentes de la propia empresa turística. De esta forma los fondos controlados por la firma norteamericana se hacen con más del 99% mientras que la participación del empresario Jesús Ger se reduce a cerca del 0,5%.

Aunque desde 2020 la gestión ya no estaba en manos de Ger, junto con la ampliación de capital se ha formalizado la salida como administrador único de la sociedad de Gestión Cartera de Castellón, la sociedad del empresario a través de la que controlaba la empresa turística, que se había segregado de su división inmobiliaria y promotora que llegó a entrar en concurso de acreedores.

De hecho, tras la adquisición de los créditos bancarios que mantenía Hoteles Marina d'Or por importe de 125 millones de euros entre 2019 y 2020, Farallon ya había apartado de la gestión a Ger y en su lugar había dejado esas funciones a un operador especializado en el sector, Gestión Activos Turísticos (GAT).

Un desembarco que se produjo poco antes de la pandemia por el coronavirus, un golpe del que el complejo turístico no se ha recuperado. Tras el cierre forzoso por la pandemia, la empresa que gestiona los 5 hoteles y decenas de apartamentos en el complejo perdió más de 23 millones de euros en el ejercicio cerrado en agosto de 2020 tras desplomarse sus ingresos un 60%. Una situación que se mantuvo durante buena parte de 2021 por las restricciones por la pandemia.

Cierre hasta febrero y Erte

Pese a la mejoría general del sector turístico durante este último verano, la empresa ha optado por cerrar sus hoteles y parques durante el invierno, desde el pasado 12 de octubre hasta el mes de febrero, para lo que también está aplicando un expediente de regulación de empleo temporal. Desde el grupo explican que este cierre temporal también permitirá acometer operaciones de mantenimiento y mejoras en las instalaciones tras el saneamiento financiero que supone la ampliación de capital.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments