Vivienda - Inmobiliario

La inmobiliaria de Marina d'Or reclama 400 millones a Marruecos por dos macroproyectos fallidos

  • La empresa ha presentado una solicitud de arbitraje
Promociones de apartamentos en la ciudad de vacaciones de Oropesa.
Valencia

La división inmobiliaria del antiguo grupo Marina d'Or, la sociedad Comercializadora Mediterránea de Viviendas (Comervi) que levantó la popular ciudad de vacaciones en Oropesa de Mar (Castellón), quiere una compensación multimillonaria por sus dos grandes proyectos inmobiliarios que no se han llegado a finalizar en Rabat y Tánger.

La sociedad, a través del despacho de abogados B. Cremades & Asociados, ha presentado una solicitud de arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) contra el Reino de Marruecos por una reclamación que cifra en más de 400 millones de euros. La empresa fundada por Jesús Ger considera que el Estado marroquí no cumplió sus compromisos para el desarrollo de dos nuevos barrios.

El primero es el denominada "Nueva Ciudad de Tamesna" a las afueras de Rabat, en la que según el acuerdo el Estado marroquí dotaría de todos los equipamientos e infraestructuras necesarios para hacer posible la nueva ciudad, que quedaría conectada a Rabat por autovía, tren y demás servicios de transporte necesarios. De hecho, parte del campus de la Universidad de Rabat se trasladaría a la "Nueva Ciudad de Tamesna". Marina d'Or recuperaría su inversión mediante la venta de los complejos inmobiliarios construidos.

Para la inmobiliaria, la inacción del Gobierno marroquí para la dotación de los equipamientos e infraestructuras, unida a la modificación de la ordenación urbanística de la ciudad, han abocado a que aquella nueva ciudad actualmente se reduzca a unos cuantos edificios aislados, que ni siquiera cuentan con servicio de recogida de basuras, rodeados de mercadillos ilegales.

La Perla de Tánger

Marina d'Or también había acordado con la administración pública marroquí la construcción de otro complejo inmobiliario denominado "La Perla de Tánger" en la ciudad Tánger. Esta inversión fue igualmente concebida para su venta a terceros, financiándose la construcción mediante la venta de los nuevos inmuebles a los nuevos residentes.

Durante la ejecución de este proyecto el inversor español asegura que fue víctima de un bloqueo administrativo resultante de conflictos internos entre las autoridades marroquíes, reconocido por el propio Tribunal de Cuentas marroquí en su informe especial de 2014, que se ha traducido en la pérdida irremediable y total de la inversión proyectada.

Antes de presentar la solicitud de arbitraje, Marina d'Or ha tratado de negociar con el Gobierno marroquí una salida a sus inversiones en la "Nueva Ciudad de Tamesna" y en la "La Perla de Tánger" sin éxito. Todas las negociaciones con el Gobierno marroquí han sido inútiles y frustradas por las propias autoridades marroquíes involucradas.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

HACE FALTA VALOR PARA ARRIESGARSE A INVERTIR EN ESA MIE RDA DE PAÍSES

MOROS BASURA

Puntuación 18
#1
Asies
A Favor
En Contra

Menos mal que con el talante del Zapatero y nuestro incombustible Pedro Sanchez lo arreglarán con una simple llamada. Tienen muy buena onda con el Reino de Marruecos. A cambio de 300 pateras lo que quieras.

Puntuación 3
#2
marc39
A Favor
En Contra

Esto ya le pasaba a los empresarios que iban a invertir a Marruecos para montar naves o invernaderos. Quien se lleva el dinero español para invertirlo en Morolandia, que se aguante.

Puntuación 7
#3
Usuario validado en elEconomista.es
profundo sur
A Favor
En Contra

hay que ser valiente para invertir allí

Puntuación 6
#4
Aurelio
A Favor
En Contra

Como no lo cobre en hachís!

Puntuación -1
#5
Usuario validado en Google+
Víctor Mateos
A Favor
En Contra

Jajaja, pues ya puedes esperar sentado a que Marruecos te devuelva nada. De ser alreves, España ya habría perdido el culo en devolverlo y además con intereses a fin de tener contento a su majestad marroquí. No entiendo el porqué de lamer el culo a unos vecinos tan...

Puntuación 1
#6