Telecomunicaciones

Telefónica apela en su centenario a la imaginación, la audacia y la anticipación

  • El grupo celebra en la bolsa y en el Teatro Real su apuesta por el futuro del país
  • El operador encendió ayer "la red más moderna de Europa y una de las mejores del mundo"
A la izquierda, Estanislado de Urquijo, primer presidente de Telefónica, junto al rey Alfonso XIII. A la derecha, su biznieto Felipe VI, contempla la Gran Vía desde la azotea de la sede de la ‘teleco’ que preside José María Álvarez-Pallete.. Foto Telefóni
Madridicon-related

Un día como ayer, de hace justo cien años, un joven abogado subía por la Carrera de San Jerónimo para registrar en la notaría la compañía Telefónica Nacional de España. José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, ha recordado con estas palabras este viernes un hito que el tiempo ha convertido en histórico. "Hoy es un día para dar las gracias a muchas generaciones de telefónicos que construyeron una compañía única y que nos ha permitido a los que hemos venido después seguir un camino y una forma de hacer las cosas con vocación de servicio y con la sana ambición de transformar la vida de las personas", añadió el presidente de la multinacional en la Bolsa de Madrid.

Con motivo del simbólico toque de campana en el parqué, Álvarez-Pallete definió a su centenario grupo como una "compañía de personas para personas" mientras que Javier Hernani, consejero delegado de BME, aseguró que "la bolsa española no se entendería sin Telefónica, protagonista de una contribución espectacular al crecimiento, la innovación y el futuro del país". A lo largo de su periplo en el mercado, con las célebres matildes como parte esencial de la cultura financiera del país, "la compañía ha multiplicado por 165 su valor de mercado, con operaciones en 12 países, emplea a 1,3 millones de personas, directa e indirectamente, y genera un impacto de 49.000 millones de euros en términos de PIB", explican desde la teleco.

Álvarez-Pallete también agradeció a tantas generaciones de telefónicos que creyeron que lo imposible era posible para conectar a todo el país. "Hoy recordamos con orgullo quiénes somos y de dónde venimos y celebramos que estamos construyendo un futuro que necesitará de redes de última generación para conseguirlo. Y por eso hoy encendemos la red de telecomunicaciones más moderna de Europa y una de las mejores del mundo, una red para los próximos 100 años al servicio de todo un país". Porque esta compañía -añadió-, "sabe que el componente clave será la imaginación y la capacidad de atreverse, ahora nos toca imaginar un mundo de posibilidades".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud