Telecomunicaciones

Telefónica culmina este viernes la migración del ADSL a la fibra

  • El apagado será flexible en casos puntuales y mantendrá el servicio mayorista sobre cobre de otros operadores
  • Ofrece la banda ancha satelital y celular con mejores condiciones técnicas y el mismo precio
  • El histórico cambio tecnológico coincide con los cien años de la multinacional
Cable de red para conexión de Internet.
Madridicon-related

Telefónica España culminará este viernes por la noche la migración del ADSL a la fibra óptica con el apagado de las conexiones de cobre de sus clientes minoristas. Son más de 400.000 los usuarios que utilizaban este tipo de banda ancha a principio de año en España, repartidos entre todos los operadores de telecomunicaciones, pero sólo Telefónica (Movistar) ha dado este paso histórico, con afectación exclusiva a sus usuarios finales. Con este movimiento, el operador cierra un ciclo tecnológico que coincide exactamente con su primer centenario.

Desde hace más de 12 meses, el operador viene informando a los usuarios afectados ante el alcance de una migración que no tiene vuelta atrás. Tampoco supondrá un sobrecoste para el cliente, con tarifas denominadas espejo, pero con mayores velocidades, capacidades y eficiencias que el cobre. También con menores latencias, mucha mayor estabilidad y con extraordinarias ventajas en términos ambientales.

Fuentes del mercado estiman que la fibra óptica hasta el hogar (FTTH) permite reducir el CO2 el 94% respecto al ADSL. Con esta estrategia, Telefónica España ha logrado recortar en un 96% las emisiones a la atmósfera en los ocho últimos años, pese a que el tráfico de datos se ha quintuplicado en el mismo periodo.

El objetivo consiste en jubilar un sistema de conectividad ya anticuado, como es el ADSL y VDSL, para impulsar la FTTH, en primera instancia. En los lugares donde no sea posible este despliegue, existe la tecnología satelital -capaz de llegar hasta al rincón más inhóspito del país- así como la conectividad celular (AFR, acceso fijo radio), por medio de la telefonía móvil 3G y 4G.

El trabajo de Telefónica se ha realizado de forma muy escalonada. Por lo pronto, incentiva la migración desde hace una década. Y ahora hace un año que la teleco suspendió las nuevas contrataciones de ADSL de Movistar. Desde entonces, la compañía ha venido reiterando los avisos por todos los medios posibles: por carta, en las facturas de los servicios, con campañas de telemarketing, mediante el teléfono de atención del cliente y hasta por burofax personal.

Al contrario de lo que ha sucedido con los sucesivos apagones de la televisión digital terrestre (TDT), que en la fecha señalada el monitor pasaba indefectiblemente a negro, los usuarios de ADSL que pudieran quedar sin migrar de tecnología seguirán disponiendo del servicio de forma temporal y extraordinaria. El apagado del ADSL de Telefónica se produce seis años antes que la mayoría de los antiguos incumbentes europeos, como Deutsche Telecom, Orange y Swisscom, cuyos planes se sitúan en 2030.

Mercado mayorista

El 'desenchufado' de los clientes de ADSL Movistar no afectará por ahora a las centrales de cobre que actualmente siguen operativas. Desde estas instalaciones de servicios de telecomunicaciones, Telefónica también proporciona acceso mayorista para los clientes de otros operadores, cada uno de ellos con sus correspondientes compromisos de servicio. En este caso, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia marca las pautas y calendarios del apagado, al tratarse de un proceso reglado, con todo tipo de casuísticas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud