Telecomunicaciones

Telefónica pierde 892 millones por el coste de su ERE en España y el ajuste contable del Reino Unido

  • El beneficio orgánico, sin extraordinarios, aumenta el 17,1% hasta los 2.369 millones
  • Ingresa 40.652 millones en 2023, el 1,6%más, con las mayores ventas desde 2020
  • Cumple las previsiones, mantiene el dividendo en efectivo y acelera la generación de caja
Madridicon-related

El Grupo Telefónica perdió el año pasado un total de 892 millones de euros debido al coste del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) realizado en España y al ajuste contable del fondo de comercio de su joint venture británica, Virgin Media O2. Sin estas dos contingencias puntuales -que en conjunto lastran las cuentas en 4.386 millones de euros-, el operador de telecomunicaciones hubiera ganado 2.369 millones de euros, con un incremento interanual del 17,1%. Los mismos extraordinarios impactaron especialmente en el resultado del cuarto trimestre, que se saldó con pérdidas de 2.154 millones de euros. Sin embargo, en términos orgánicos, el saldo de los pasados meses de octubre a diciembre arrojó un beneficio de 730 millones de euros.

Según se desprende de las cuentas anuales presentadas a la CNMV, Telefónica cerró el año pasado con el cumplimiento de todos los objetivos marcados para el ejercicio, el incremento de las ventas en sus mercados principales, el mantenimientos del dividendo -en los anunciados 0,30 euros en efectivo, con abonos en diciembre de 2024 y en junio de 2025, así como la amortización de acciones representativas del 1,4% del capital social. La teleco también ha acelerado la generación de flujo de caja libre, sin contabilizar las inversiones excepcionales en espectro radioeléctrico, hasta los 4.227 millones de euros, por encima de los 4.000 millones previstos por la compañía. De acuerdo con esta magnitud, el importe de la caja por acción en 20023 se situó en el 0,70 euros, muy por encima de los referidos 0,30 euros destinados a dividendos.

A lo largo de 2023, la multinacional ingresó 40.652 millones de euros, la cifra más alta desde 2020, con una mejora interanual del 1,6%, con crecimientos en sus principales negocios. Entre ellos sobresale la filial española, con un repunte interanual de las ventas del 1,3%, hasta los 12.654 millones de euros, el dato más elevado desde antes de la pandemia. El oibda orgánico de Telefónica España se ha estabilizado (0,1%) respecto al año pasado, lo que supone el primer incremento desde 2019, en sintonía con las estimaciones que apuntaban a una progresiva estabilización del oibda en la segunda mitad de 2023. En este impulso alcista de la facturación ha contribuido con especial dinamismo el cuarto trimestre, con incrementos del volumen de negocio del 3,3% hasta los 3.321 millones de euros, debido a los mayores ingresos por servicio, que crecen el 3,2%, el aumento de las ventas de terminales (+6,5% interanual) así como a las eficiencias puestas en marcha.

También resultó sobresaliente el rendimiento de Telefónica Tech, con ingresos anuales de 1.878 millones de euros, el 26,7% más, facturación que encarrila el cumplimiento del objetivo de alcanzar ventas de 3.000 millones en 2026.

El importe de la caja por acción en 2023 se situó en el 0,70 euros, muy por encima de los referidos 0,30 euros destinados a dividendos

Como sucede con el dato negativo de la última línea de la cuenta de resultados, el oibda de Telefónica también se ha resentido puntualmente por el referido ERE aplicado en España (1.300 millones de euros) y por el reciente reconocimiento del menor fondo de comercio británico (1.786 millones de euros), en este caso, derivado por la subida de las tasas de descuento y las adversas condiciones macroeconómicas en Reino Unido. Por todo lo anterior, el beneficio operativo antes de amortizaciones y depreciaciones se situó el año pasado en 11.390 millones de euros, un 11,4% menos que el ejercicio anterior, mientras que el oibda del cuarto trimestre fue de 1.795 millones, el 44,9% menos. Asimismo, el oibda subyacente (sin los referidos extraordinarios) hubiera crecido el 1,4% en el año, hasta los 13.121 millones de euros, y el 1,6% en el cuarto trimestre, hasta los 3.473 millones de euros.

A cierre de 2023, la deuda de Telefónica alcanzó los 27.349 millones de euros, con una ratio de endeudamiento de 2,60 veces sobre oibda. El importe ha aumentado el 2,5% respecto al ejercicio anterior, debido al pago de dividendo (2.320 millones), ciertos costes laborales en el grupo satisfechos con salida de caja, la reversión del efecto temporal de los bonos híbridos en septiembre de 2023, el mayor valor en euros de la deuda neta en divisas (788 millones), así como la adquisición de acciones de Telefónica Deutschland, con un coste de 688 millones por el lanzamiento de la OPA sobre la filial alemana. Las compras del 93% de las acciones de la sociedad, por importe de 1.483 millones de euros, se abonó el pasado enero, ya en el ejercicio 2024. El operador ha asegurado que tiene cubiertos los vencimientos de los próximos tres años, donde más del 80% es a tipo fijo, con una vida media de la deuda cercana a los 11,6 años.

Más clientes en el grupo y en España

Los accesos del Grupo Telefónica crecieron el 1% interanual hasta los 387,8 millones de líneas al cierre del pasado diciembre, con las conexiones de alto valor, como la fibra óptica y las líneas móviles de contrato creciendo a ritmos del 13% y el 3% interanual, respectivamente. En el mercado español, Telefónica también incrementó sus accesos el 1%, hasta casi 41 millones de conexiones, marcado por un último trimestre de mayor actividad comercial en el negocio de la televisión de pago, que suma 8.000 abonados, y por un crecimiento interanual mayor al 1% tanto en banda ancha fija como en contrato móvil. Según datos del cierre del año pasado, la fibra de Movistar ya representa el 92% de la base de la clientela de la banda nacha fija, con 29,3 millones de unidades inmobiliarias pasadas. Respecto al reparto de los ingresos por geografías, España es el mayor contribuidor de negocio con el 27% del total, frente al 21% de Brasil, el 13% del Reino Unido, el 18% de Alemania y de Hispam.

Con vistas a este curso, Telefónica ha establecido los siguientes objetivos: el incremento de los ingresos del 1% en 2024; el aumento del oibda (que en 2024 volverá a denominarse ebitda) entre el 1% y 2%. La caja operativa (ebitda menos capex) igualmente espera registrar incrementos interanuales de entre el 1 y el 2%, mientras que el ratio de inversiones-ventas se situará en el 13%, una vez asumido que el grueso de los desembolsos en despliegue de redes de nuevas generación ya está realizado. Por último, Telefónica mantiene la ambición de acelerar su generación de caja con incrementos interanuales del 10%.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, ha asegurado en el comentario de los resultados "que el grupo sigue ejecutando su hoja de ruta, sin detenerse ante la incertidumbre macroeconómica global, con la ambición y determinación necesarias para completar el proceso de transformación operativa puesto en marcha a partir de 2016. En 2023, Telefónica ha cumplido todos sus objetivos financieros y afronta con decisión los compromisos fijados en nuestro plan estratégico GPS para seguir construyendo una nueva Telefónica y liderar la nueva era digital".

Entre los objetivos de sostenibilidad, la compañía renueva su compromiso para alcanzar las cero emisiones netas en 2040, incluyendo toda la cadena de valor, tras ayudar este año a que sus clientes pudieran evitar la emisión de 86,1 millones de toneladas de CO2. Asimismo, el operador informa de que "sigue apostando por la financiación sostenible, con un total de 18.800 millones de euros acumulados a cierre de 2023, lo que representa el 33,6% de la financiación total", por lo que el grupo avanza en su objetivo de alcanzar "en torno a un 40% de financiación vinculada a criterios sostenibles en 2026".

Festejos en el Teatro Real y el Bernabéu

En la nota de resultados, la compañía recuerda que este ejercicio cumple sus primeros 100 años de actividad, aniversario que celebrará con su equipo, sus clientes, sus accionistas y la sociedad en general a través de diferentes iniciativas que tendrán lugar en los próximos meses, con especial intensidad en torno al 19 de abril, fecha de constitución de la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE), la primera denominación de la teleco. Entre otros actos programados destacan los del referido 19 de abril, con un gran concierto de música clásica en el Teatro Real de Madrid, mientras que el 18 de mayo se celebrará un gran concierto solidario en el estadio Santiago Bernabéu.

Por su parte, el negocio de Brasil destacó de forma relevante en el conjunto del grupo gracias a los incrementos cosechados en beneficios y clientes. En concreto, las ganancias de la principal filial latinoamericana aumentaron interanualmente el año pasado 23,1%, por encima de los 5.000 millones de reales (938 millones de euros). Además, el cuarto trimestre del ejercicio resultó especialmente dinámico, con mejoras del 42% respecto al año anterior, hasta los 1.600 millones de reales (300,30 millones de euros). Por segmentos de actividades, los negocios de Telefónica Brasil crecieron de forma generalizada en el cuarto trimestre del año: los ingresos por servicios móviles mejoraron el 8,7%, la telefonía fija el 3,5% interanual, la fibra óptica hasta el hogar (FTTH) el 16,5% y los Datos Corporativos, TIC y otros el 9,9%. En el conjunto del ejercicio pasado, los ingresos crecieron el 8,4% interanual, hasta los 52.100 millones de reales (9.777 millones de euros). El ebitda de la filial brasileña repuntó el 9,9% entre los pasados meses de octubre a diciembre, con un margen del 42,5% (1,1 puntos porcentuales más), gracias a los mayores ingresos de los negocios estratégicos y al control de costes. En el conjunto del año pasado, el ebitda de Telefónica Brasil crece interanualmente a doble dígito (10,6%) y se sitúa en 21.318 millones de reales, casi 4.000 millones de euros, con un 40,9% de margen.

Asimismo, la base de clientes de Vivo, marca con la que opera Telefónica Brasil, asciende a 113 millones de accesos, de los cuales 99 millones corresponden a móviles -en sus tres cuartas partes de contrato-, tras conseguir una ganancia neta de 1,4 millones en el último trimestre del año. Telefónica Brasil tiene previsto celebrar su Día del Inversor el próximo 5 de marzo en Sao Paulo, evento donde se esperan mensajes de estímulos para el valor.

Por otra parte, Telefónica Alemania se anotó el año pasado un beneficio neto de 273 millones de euros, con un incremento interanual del 17,8%. La operadora germana, que opera con la marca O2, facturó 8.614 millones con un alza del 4,7%. Además, la compañía prevé este curso un crecimiento de los ingresos "ligeramente positivo", mientras que para el ebitda la estimación es un "crecimiento interanual porcentual de un dígito bajo a medio-bajo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud