Telecomunicaciones

Telefónica y los sindicatos pactan un ERE para 3.421 personas, un tercio por debajo del impacto inicial

  • Recorta la afectación en 158 puestos en las últimas horas y deja el proceso abierto hasta el 31 de marzo de 2025
  • El período de adscripción se mantendrá entre 9 de enero y el 8 de febrero
  • El coste de la regulación oscilará entre 1.600 y 2.000 millones
Madridicon-related

Telefónica España (TdE), Telefónica Móviles (TME) y Telefónica Soluciones (TSOL) han alcanzado un acuerdo definitivo con los representantes sindicales respecto al Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará a 3.421 personas, lo que representa 158 menos que la propuesta del pasado miércoles. Esa cifra se suma a la rebaja en 400 empleos aprobada el pasado miércoles. En concreto, 2.958 puestos corresponden a TdE, 397 en TME y 66 en TSOL. La cifra original de recorte de empleo es un tercio inferior (33%) a la acordada el primer día, cifrada en 5.124 puestos, para después rebajarla a 3.959 trabajadores.

El referido ERE se ha negociado al mismo tiempo que el Convenio Colectivo, lo que ha permitido alcanzar el consenso en una propuesta de mejora de porcentaje de las retribuciones y del denominado 'acompañamiento'. De esa forma, la propuesta de rentas, correspondiente a personas nacidas en 1968, alcanza el 68% del salario regulador hasta los 63 años y un 38% hasta los 65 años. Para los empleados nacidos en 1967, 1966, 1965 o 1964, les corresponde un 62% del salario regulador hasta los 63 años y un 34% hasta los 65, al mismo tiempo que se aumenta la prima por voluntariedad a 10.000 euros para este tramo.

En el caso de las personas nacidas en 1963 o anteriores, se establece una renta del 52% del salario regulador hasta los 63 años y un 34% hasta los 65 años, y también se aumenta la prima por voluntariedad a 10.000 euros. Según precisa UGT, el salario regulador estará compuesto por la suma de los devengos fijos anuales reconocidos en el momento de la baja dividido entre 12 mensualidades.

El compromiso de creación de empleo se sitúa en el 7% de la afectación, lo que arroja 238 nuevos puestos

Entre las condiciones complementarias se incluye la reversibilidad de las rentas, de forma que en caso de fallecimiento, los herederos legales percibirán las rentas pendientes. También se incorpora el abono del descuento de la seguridad social del empleado durante el paro, junto con un seguro colectivo hasta los 63 años (y hasta los 65 años para Supervivencia). La póliza de salud básica se sitúa en el 100%, hasta los 63 años o mientras se abone el Convenio Especial de la Seguridad Social (CESS), con la inclusión de los mayores de 65 años. El compromiso de creación de empleo se sitúa en el 7% de la afectación, lo que arroja un total de 239 nuevos puestos. La compañía también abonará la totalidad del Convenio Especial de la Seguridad Social de los empleados que no puedan jubilarse anticipadamente a los 63 años y mantenerlo hasta que puedan hacerlo de forma anticipada.

La empresa responderá a las solicitudes el 14 de febrero para que las salidas se efectúen el 29 de febrero

Además, sindicatos y empresa han acordado la salida de los 100 empleados que no pudieron hacerlo en el PSI anterior, ya incluida en la cifra de afectación. A partir de ahora, el período de adscripción arrancará el 9 de enero y se mantendrá hasta el 8 de febrero. Casi una semana después, el 14 de febrero, la empresa dará respuesta a las solicitudes. De forma mayoritaria, las salidas se realizarán el 29 de febrero, si bien el ERE quedará abierto hasta el 31 de marzo de 2025. En el supuesto de que no se alcance el número establecido de 3.421 puestos, sólo entonces se producirán salidas de las áreas excedentarias por edad con carácter forzoso.

Por todo lo anterior, el sindicato UGT "valora positivamente los avances recogidos en la nueva propuesta presentada" este jueves por la mañana por la empresa y "reconoce su demostrada voluntad negociadora durante este período de negociación, que ha permitido a ambas partes lograr avances significativos hasta configurar, en caso de acordarse, las mejores condiciones de salida que se han firmado en Telefónica y, en consecuencia, en España".

Dicho todo lo anterior, el sindicato queda ahora "a la espera de recibir la propuesta escrita por parte de la empresa y conocer los avances en la negociación del III Convenio Colectivo de Empresas Vinculadas", cuya próxima reunión se prevé para la tarde de este jueves y donde todo apunta a que "la empresa aceptará los postulados de UGT y no sólo aceptará mantener las garantías y derechos, sino que introducirá mejoras en las condiciones laborales y sociales de la plantilla".

Coste de hasta 2.000 millones

El referido ERE tendrá un coste para la compañía de entre 1.600 y 2.000 millones de euros, según una estimación basada en despidos anteriores realizada por el analista de GVC Gaesco Juan Peña para la agencia 'Bloomberg'. Según esos cálculos, el coste medio por trabajador se situaría entre 468.000 y 585.000 euros por trabajador, es decir, la horquilla en la que se ha situado, aproximadamente, en los últimos planes de salidas ejecutados por la compañía, según informa  la agtencia Europa Press. En el plan de salidas acordado en 2015 y en el que abandonaron la compañía unos 6.300 empleados, el coste para Telefónica se situó en casi 3.700 millones de euros, mientras que el pactado en 2019, en el que se desvincularon de la operadora en torno a 2.600 personas, supuso un desembolso de unos 1.730 millones de euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud