Telecomunicaciones

Cellnex aumenta sus ingresos, beneficio bruto y generación de caja por encima del 37%

  • Factura 3.500 millones en 2022 y prevé ingresar este año hasta los 4.300 millones
  • Pierde 297 millones por los costes del crecimiento, un 18% menos que en 2021
  • Contempla abrir el capital de determinadas filiales del grupo para generar nuevo valor
Torre de Collserola, propiedad de Cellnex en Barcelona.

Cellnex Telecom ha cumplido los objetivos contemplados para 2022, con unos ingresos anuales de 3.500 millones de euros, el 38% más que el año anterior, mientras que el beneficio bruto de explotación (ebitda ajustado) se situó en 2.630 millones de euros, con un repunte interanual del 37% y un flujo de caja libre de 1.368 millones de euros, otro 39% superior al de doce meses atrás. El resultado neto sigue en números rojos, debido al coste de las numerosas adquisiciones realizadas en los últimos años, con pérdidas de 297 millones, un 18% menos que los resultados de 2021, con un mejor dato que el previsto por los analistas, que preveían en las vísperas un saldo negativo de 300 millones de euros. Entre otras estrategias de futuro compartidas con el mercado, Cellnex contempla "abrir el capital de determinadas filiales del grupo para cristalizar valor y acelerar el proceso de grado de inversión".

Entre los indicadores que reflejan el dinamismo comercial de la empresa sobresale el volumen del denominado "backlog" (ventas futuras contratadas), que se sitúa en los 110.000 millones de euros, mientras que la deuda financiera neta -al cierre del pasado febrero- asciende a 16.900 millones de euros, frente a los 14.539 millones de finales de 2021, un 16,2% más en términos interanuales. El 77% de este pasivo está referenciado a tipo fijo, mientras que la liquidez disponible (tesorería y deuda no dispuesta) alcanza los 4.400 millones de euros.

Las perspectivas para este año anticipan unos ingresos de entre 4.100 y 4.300 millones de euros; ebitda de entre 2.950 y 3.050 millones de euros; flujo libre de caja de entre 1.525 y 1.625 millones de euros. Al mismo tiempo, el grupo reitera la perspectiva anunciada para 2025 con una facturación de entre los 4.100 y 4.300 millones de euros, un ebitda entre 3.300 y 3.500 millones y un flujo de caja libre y recurrente entre los 2.000 y 2.200 millones.

Según explica el grupo, a través de un comunicado remitido a la CNMV, "la combinación del crecimiento orgánico y la consolidación de las adquisiciones" marcan la evolución de un ejercicio en el que se cerró la adquisición de los activos de torres de telecomunicaciones de CK Hutchison en Reino Unido, al tiempo que amplió los contratos de servicios con Telefónica y RTVE en España, así como con los operadores NOS y Digi en Portugal y con BT en Reino Unido.

Los servicios de infraestructuras para operadores de telecomunicaciones móviles (emplazamientos de telefonía móvil) acaparan el 90,4% de los ingresos, con 3.163 millones de euros, lo que arroja un crecimiento del 42,8% respecto a 2021. El negocio de infraestructuras de radiodifusión aportó un 6,4% de los ingresos con 224 millones y el de las redes de seguridad y emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas (IoT y Smart cities) aportó un 3,2% de las ventas, con 112 millones de euros.

La contribución tributaria total (tributos propios junto con tributos de terceros) de Cellnex en el ejercicio fiscal 2022, ascendió a 513 millones de euros. De éstos, un total de 191 millones corresponden a los tributos propios e incluyen básicamente impuestos sobre el beneficio, tributos locales, tasas y la cuota empresarial de la seguridad social.

Alcanza los 110.830 emplazamientos operativos a los que se sumarán 19.759 previstos hasta 2030

Bertrand Kan, presidente de Cellnex, ha destacado que su grupo ha consolidado el crecimiento durante 2022 y ha reforzado su posición de liderazgo europeo en infraestructuras de telecomunicaciones, con más de 130.000 emplazamientos repartidos en una docena de países, entre los desplegados (110.830) y los comprometidos (19.759). El mismo directivo también se ha referido a la incertidumbre macroeconómica, marcada por la subida de la inflación y los tipos de interés, como el elemento que ha obligado a adaptar la estrategia a un entorno más complejo. "En noviembre anunciamos una nueva política de asignación de capital para optimizar nuestros retornos, centrándonos más en el crecimiento orgánico del negocio", explica para señalar que "un objetivo clave es obtener la calificación de grado de inversión de S&P para complementar la calificación de grado de inversión que ya tenemos con Fitch".

"En noviembre anunciamos una nueva política de asignación de capital para optimizar nuestros retornos, centrándonos más en el crecimiento orgánico del negocio" (Bertrand Kan, presidente de Cellnex)

Por su parte, Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, ha subrayado las magnitudes cosechadas durante el año, el cumplimiento de la perspectiva anunciada para el ejercicio y el crecimiento orgánico significativo, en línea con las previsiones a medio plazo. "El cambio del entorno macroeconómico -ha añadido el consejero delegado- ha influido en la actividad, sobre todo en lo que respecta a la gestión de nuestros costes". En concreto, según Martínez, "por la existencia de contratos a muy largo plazo con los clientes, la mayoría de los cuales incluyen revisiones vinculadas al IPC. Aunque esto nos ha beneficiado, también hemos tenido que hacer una gestión prudente de nuestros costes. Igualmente nos ha influido la subida de los costes de financiación, aunque la mayor parte de nuestra deuda es a tipo fijo, lo que limita el impacto de la subida de los tipos de interés en nuestros resultados financieros".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud