Telecomunicaciones y tecnología

Apple, Google y Amazon quieren ser tus mayordomos virtuales: los asistentes de voz llegan a España

  • Las 'estrellas' de los próximos 'Black Friday' y Navidades
El Echo de Amazon y el Google Home. Foto: Archivo.

Los tres mayores gigantes tecnológicos del mundo se han propuesto convertirse en una especie de mayordomos sabelotodo de millones de españoles. Tras largos años estudios de español e infinidad de pruebas, la terna de colosos coincide desde esta semana en un mercado huérfano de este tipo de gadgets.

Primero fue Google, quien abrió brecha en España con su asistente Google Home el pasado septiembre. Le siguió los pasos el pasado martes Amazon, con media docena de dispositivos de la familia Alexa, y el viernes se sumó Apple, con sus esperados HomePod. Cada cual presume con sus características diferenciales, pero todo ellos comparten idénticas prestaciones: ayudar a los usuarios en miles de tareas a través de las órdenes orales. Su conectividad permanente y el respaldo de la inteligencia artificial permiten a cada fabricante dar respuesta eficaz de las necesidades cotidianas de los usuarios. Además, todos ellos van aprendiendo con el uso y afinando sus servicios para que, poco a poco, se conviertan en parte indispensable de la vida de los usuarios. Y a todo se llegará.

Lo peor de los altavoces inteligentes es que están escuchando de forma permanente las conversaciones

Lo mejor del invento, que ya utiliza a diario uno de cada cuatro hogares estadounidenses, consiste en que no hace falta un teclado para conseguir cualquier información. Basta el lenguaje natural para gestionar determinados dispositivos inteligentes, como bombillas o termostatos y activar una fuente inagotable de conocimiento universal y recursos digitales.

Lo peor de los altavoces inteligentes de Google, Amazon y Apple es que están escuchando de forma permanente las conversaciones en el hogar, siempre en espera de que alguien pronuncie la palabra clave que los despierte, ya sea Ok Google, Alexa o, ninguna en especial en el caso del HomePod. Ese caudal infinito de información, aparentemente anodino e insustancial, podría tener cierto valor comercial en un futuro aún por explorar.

Música en estéreo

En el caso de los dispositivos de Apple, estos comenzaron a desempaquetarse este viernes y, acto seguido, se pusieron a la venta con un precio de 349 euros. Se trata de un altavoz inalámbrico que utiliza un par de dispositivos configurados en estéreo para ofrecer el "sonido de más alta fidelidad sea cual sea su emplazamiento", con una experiencia sonora "más amplia, inmersiva y absorbente" que los altavoces estéreo convencionales. Entre otros detalles técnicos, el HomePod incluye un altavoz de graves y siete altavoces de agudos, idóneos para "preservar toda la riqueza y matices de las grabaciones originales". Entre ellas, según apunta el fabricante californiano, destaca el catálogo de 50 millones de canciones de Apple Music, así como los más de 550.000 podcast de su plataforma.

A través de un sistema de percepción espacial, el HomePod es capaz de detectar la posición del usuario en la habitación y ajustar el audio en función de la ubicación de la audiencia. "Gracias a AirPlay 2 es fácil crear un sistema de audio inalámbrico y multi-habitación para reproducir música en cualquier habitación y desde cualquier otra, pasar música de una habitación a otra, o reproducir la misma canción en todas partes usando un HomePod, un dispositivo iOS, el Apple TV, o pidiéndoselo a Siri", indican en Apple.

El Homepod puede convertirse en el centro neurálgico de la tecnología en el hogar al poder controlar todo los dispositivos compatibles con HomeKit, como termostatos, lámparas, cámaras de vigilancia, sistema de acceso y sensores de medio centenar de marcas diferentes. El nuevo gadget también puede poner en marcha un conjunto de rutinas con una sola orden, del tipo buenos días, que incluye "pedir un café a una cafetería cercana mediante una app, encender las luces de la cocina desde la app Casa y ver los primeros eventos del calendario programados para el día". En cuestiones de seguridad, Apple recalca que el dispositivo "solo envía información a los servidores de Apple después de que Oye Siri se reconozca de forma local en el dispositivo, y lo hace de forma encriptada y usando un identificador Siri anónimo".

Desembarco en España

La familia de altavoces inteligentes de Amazon, liderado por su Alexa Echo, abrió el pasado martes su ventanilla en España para recibir los primeros encargos de compra, que comenzará a distribuirlos el próximo 30 de octubre, tanto en el portal de Amazon como en las tiendas físicas especializadas. Tras varios años de formación en el idioma de Cervantes, la firma lanza media docena de productos que prometen acaparar los focos varias semanas antes del próximo Black Friday, jornada de descuentos que se celebra globalmente el próximo 23 de noviembre.

Google Home parte con ventaja respecto a sus más directos competidores al haber abierto brecha en España, siendo el único altavoz inteligente de este mercado desde hace casi tres meses. Entre otras prestaciones, el dispositivo puede gestionar la televisión conectada a Google Cast, pinchar música y reproducirla en el altavoz si se dispone de cuenta premium de Spotify, YouTube o Play Music, así como preguntar todas aquellas cosas que puedes teclear en la barra de búsqueda de Google. Conocer las tareas del día de cada usuario, encender determinadas luces, dispositivos o enchufes o conectar con la emisora de radio favorita son otras de las habilidades de un dispositivo siempre atento a lo que se habla en casa.

Amazon: Alexa Echo Plus (149 euros)




Por lo pronto, la nueva gama de altavoces inteligentes de Amazon llegaran al mercado español el próximo martes, todos ellos con una rebaja promocional del 40%, con los siguientes precios: Amazon Dot: 59,99 euros; Amazon Echo, 99,99 euros; Amazon Echo plus, por 149,99 euros; Amazon Sub, por 129,99 euros y el enchufe inteligente, Echo smart plus, por 29,99 euros.

Apple: HomePod (349 euros)

Los altavoces inteligentes de Apple se diferencian de sus competidores por los dos altavoces, configurados en estéreo, para así ofrecer "el sonido de más alta fidelidad. Entre otras habilidades, el altavoz inteligente de Apple puede "enviar mensajes, hacer y recibir llamadas telefónicas, poner temporizadores y recordatorios, comprobar las citas en el calendario".

Google Home (149 euros)

Promete convertirse en parte imprescindible de la vida de los usuarios gracias a la agilidad para ofrecer respuestas de valor y gestionar dispositivos inteligentes del hogar conectado. El Google Home ya ha aprobado la asignatura del lenguaje natural y ahora se afana en subir nota en prestaciones cada vez más sofisticadas. Poco a poco, gracias a su capacidad de aprender sobre la marcha, el prodigio irá a mejor.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0