Tecnología

Huawei retrasa a septiembre el lanzamiento del Mate X, su smartphone plegable

  • Estaba previsto que llegase al mercado este mismo mes de junio
  • No se debe a Trump, sino a los problemas del Galaxy Fold de Samsung
  • El teléfono costará 2.600 dólares y se trabaja en mejorar la pantalla

Huawei ha decidido retrasar a septiembre el lanzamiento de su teléfono plegable ampliamente publicitado, el Mate X, que en principio tenía previsto llegar al mercado en junio, según ha informado este viernes Vincent Peng, vicepresidente sénior de la compañía china.

El grupo tecnológico retrasará la venta de este teléfono, cuyo precio inicial será de 2.600 dólares, en parte para mejorar la calidad de la pantalla plegable, su componente más complicado, según ha añadido Peng durante una conferencia organizada por The Wall Street Journal en Hong Kong.

La decisión se ha tomado después de que Samsung optara también por retrasar el lanzamiento de su Galaxy Fold, tras descubrirse problemas con su pantalla plegable.

Este retraso supone un nuevo revés para Huawei, segundo mayor vendedor de teléfonos inteligentes del mundo y líder en el segmento de equipos de telecomunicaciones, después de que a mediados de mayo Washington fijara tres meses de plazo para que las empresas estadounidenses cortaran lazos comerciales con ella.

La licencia de Android, en duda

Peng ha explicado que el motivo del retraso del lanzamiento del Mate X no era que hubiera problemas en la cadena de suministro, aunque ha añadido que se sigue debatiendo si el teléfono se lanzará con una licencia de uso de Google que permita el funcionamiento de las populares aplicaciones Android.

Huawei ha estado trabajando en el desarrollo de su propio sistema operativo -llamado Hongmeng- por si perdiera el acceso a las licencias Android. Según Peng, podría estar operativo en seis o nueve meses.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

No me espíes
A Favor
En Contra

Puede retirarlo a perpetuidad. Eso de espiar a tus clientes para pasar los datos a uno de los países más totalitarios del mundo está bastante mal. Espero que la marca quiebre.

Puntuación 0
#1