Tecnología

Es oficial: Samsung paraliza la llegada del Galaxy Fold, su móvil plegable, tras problemas con la pantalla

Samsung ha pospuesto el lanzamiento de su smartphone plegable, el Galaxy Fold, después de que la semana pasada varias unidades cedidas a medios de comunicación experimentasen problemas con la pantalla y acabaran siendo inservibles.

El smartphone -de 2.000 euros- tenía previsto presentarse el 24 de abril, abrir su proceso de reserva dos días más tarde y llegar a las tiendas el 3 de mayo. Sin embargo, ahora todo ha quedado en el aire ya que la compañía coreana quiere "asegurar que todos sus dispositivos ofrecen la mejor experiencia de cliente y la mejor calidad en el momento de ponerlos a la venta", por lo que su lanzamiento se ha pospuesto.

La llegada al mercado del teléfono más ambicioso de la compañía se ha visto truncado de este modo por problemas en la pantalla, su principal atractivo. En concreto, Samsung ha explicado que "hemos tenido noticia muestran que estas podrían deberse a impactos en las áreas más expuestas de la bisagra,  su parte superior e inferior. También hemos conocido un incidente en el que sustancias encontradas dentro del dispositivo afectaron al rendimiento de la pantalla".

Esta crisis se inició la semana pasada, cuando la compañía comenzó a enviar algunas unidades del Galaxy Fold a medios de comunicación de todo el mundo. Sin embargo, estas unidades de prueba comenzaron a experimentar fallos en las pantallas que los dejaron completamente impracticables en las primeras 24 horas.

Según ha podido saber elEconomista de fuentes conocedoras de la situación, se ha dado el caso de probadores que han despegado una fina capa de la pantalla cuya función resultaba básica en el correcto funcionamiento del equipo. Es decir, al desprender este material plástico de la pantalla -que no hacía las veces del protector del display- se han percibido ciertas deficiencias en su correcto funcionamiento. Al margen de los anterior, también se ha detectado otras irregularidades dignas de estudio, como la aparición de diminutas burbujas bajo la pantalla que no deberían existir.

La propia Samsung reconoce que "algunos" de los especialistas que han probado el dispositivo "han indicado que necesita algunas mejoras adicionales para garantizar la mejor experiencia de usuario posible", por lo que "para poder analizar en detalle dichos comentarios y realizar más pruebas internas, hemos decidido posponer el lanzamiento del Galaxy Fold".

El diario The Wall Street Journal apuntaba que se tardará al menos un mes más en llegar al mercado. Samsung por su parte ha explicado que "en las próximas semanas", anunciarán novedades. De momento "se adoptarán las medidas oportunas para reforzar la protección de la pantalla y mejoraremos la guía sobre el cuidado y uso de la pantalla, incluida la capa protectora, para que nuestros clientes obtengan el máximo rendimiento de su Galaxy Fold".

Y es que el fallo del Galaxy Fold ha estado muy expuesto. Los periodistas de la CNBC, Bloomberg o The Verge así como youtubers como Marques Brownlee, sufieron problemas con sus terminales en las primeras horas de uso, aunque -a priori- por diferentes motivos.

Mientras que Brownlee, Mark Gurman (Bloomberg) y Steve Kovach (CNBC) dejaron su pantalla impracticable al arrancar la película protectora de la pantalla; el periodista de The Verge, Dieter Bohn, explicó que algo se había metido bajo el panel a la altura de la bisagra y le hacía una forma extraña en la pantalla.

Más allá de dichos fallos de la pantalla, las críticas al smartphone más caro de la historia de la compañía no han cesado en EEUU. The Wall Street Journal -que también tuvo acceso a una unidad de prueba- ha reseñado que el teléfono no es digno de ser una versión final, y más teniendo en cuenta su precio: 2.000 euros.

En la reseña realizada por Joanna Stern en WSJ, puede observarse en la esquina superior izquierda la lámina de plástico de la que tiraron los otros periodistas y que ha acabado llenándose de suciedad.  

La sombra de otro Galaxy Note 7

Ante estos problemas, Samsung ha decidido posponer la presentación de su terminal que rivalizará con el Huawei Mate X, un movimiento con el que quiere evitar un nuevo desastre como el sufrido con el Galaxy Note 7.

En septiembre del 2016 Samsung retiró del mercado el Galaxy Note 7, su teléfono más avanzado hasta la fecha, después de que varias unidades igniciones espontáneas en diversos países.

Tras volverlo a poner a la venta, la compañía lo tuvo que retirar definitivamente del mercado en octubre debido a que por un fallo de diseño presionaba en exceso a las baterías haciendo que entraran en combustión sorpresiva.

Más allá de la crisis de reputación que supuso entonces para la compañía el Galaxy Note 7, hizo mella en sus cuentas y le costó recuperar la credibilidad con los modelos posteriores que lanzó la compañía. Para evitar volver a esta situación, Samsung analizará el Galaxy Fold hasta que pueda estar en condiciones de salir al mercado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0