Tecnología

Google Assistant en Sonos llegará a Europa en julio, pero en España habrá que esperar más

  • El Asistente de la compañía ya está disponible para los usuarios de EEUU
La Sonos Beam. Isral Cánovas.

El asistente de Google ha comenzado a llegar esta semana a los altavoces inteligentes de Sonos, tal y como estaba previsto. Lo han hecho de momento a los usuarios de EEUU y su despliegue será progresivo en los próximos meses para todos los usuarios del mundo.

En concreto, la compañía especializada en sonido ha explicado que el soporte del asistente del buscador llegará a la Sonos Beam y Sonos One en julio a Reino Unido, Alemania, Canadá, Australia, Francia y Países Bajos. A partir de entonces, el Asistente llegará de forma continuada a lo largo de los meses siguientes, cuando se espera que llegue a España.

Google Assistant permite al usuario usar los comandos de voz en los altavoces One y Beam, para solicitar al ecosistema de la compañía para controlar la televisión, las luces o poner música. Esta actualización lleva a estos altavoces inteligentes un nuevo asistente después de que ya sea compatible con Alexa así como con Siri a través de Airplay.

"Valoramos la libertad de elección, empoderando a los oyentes a elegir que quieren escuchar y como quieren controlarlo. Al añadir la voz, ahora con el Asistente de Google, se ha hecho ese control todavía más fácil", afirma Patrick Spence, CEO de Sonos". 

La incorporación del asistente a los altavoces de la compañía se hará a través de una actualización de software, completamente gratuita, un procedimiento habitual en los equipos de la empresa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.