Tecnología

Así son los robots de Figure: la empresa de humanoides en la que invierten Jeff Bezos, OpenAI o Nvidia

Jeff Bezos, el fundador de Amazon y uno de los hombres más rico del mundo, y NVIDIA, líder en tecnología de inteligencia artificial, son los últimos inversores de renombre en Figure, la startup más prometedora del momento en robots.

Figure también cuenta con financiamiento de OpenAI y Microsoft. Fundada en 2022 por un equipo de expertos en robótica y tecnología liderado por el ingeniero John Smith, la propuesta de la empresa es desarrollar robots humanoides avanzados que puedan realizar tareas complejas y funcionar de manera autónoma en entornos diversos.

Sus tecnología bascula en la combinación de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. La empresa utiliza algoritmos avanzados y sensores para permitir que sus robots humanoides comprendan y respondan al entorno que los rodea, lo que les permite adaptarse a diferentes situaciones y realizar tareas de manera eficiente.

Figure, alternativa a Boston Dynamics y el Optimus Prime de Tesla

Cuando se habla de robótica avanzada, dos nombres destacan junto con Figure: Boston Dynamics y Tesla con su proyecto Optimus Prime. Las tres compañías se centran en el desarrollo de robots humanoides, pero tienen enfoques distintos.

Boston Dynamics ganó reconocimiento mundial por sus impresionantes robots, como el famoso Atlas. Sus creaciones son conocidas por su capacidad para realizar movimientos y acrobacias extremadamente precisas que distribuyen en vídeo.

La empresa ha demostrado la versatilidad de sus robots en aplicaciones como la logística y la asistencia en tareas peligrosas, pero también ha tenido problemas de viabilidad y ha pasado ya por distintos dueños: de Google hasta ser subsidiaria ahora de Hyundai.

Por otro lado, Figure se enfoca en la interacción y colaboración con seres humanos, centrándose en tareas más complejas y específicas.

Tesla, por su parte, ha presentado ido avanzando con su proyecto Optimus Prime, que apuesta por la inteligencia artificial para desarrollar un robot humanoide con capacidades de conducción autónoma. El objetivo de Tesla es crear un robot capaz de realizar tareas domésticas y de asistencia personal.

La incertidumbre de la robotización

La robotización plantea debates que aluden tanto a oportunidades como desafíos para la sociedad y el mercado laboral. Por un lado, la automatización de tareas repetitivas y peligrosas puede aumentar la eficiencia y la seguridad en diversos sectores. Los robots humanoides podrían desplegarse en entornos peligrosos, como la exploración espacial o la atención médica en situaciones de emergencia.

Sin embargo, la robotización también plantea desafíos significativos. La sustitución de trabajadores humanos por robots podría generar desempleo y desigualdad económica. Según un estudio reciente, el 45% de los españoles cree que los robots podrán hacer su trabajo en los próximos 15 años. Esto plantea preocupaciones sobre la necesidad de reentrenamiento y reconversión laboral para adaptarse a los cambios tecnológicos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud