Tecnología

Nunsys renueva un centenar de servidores del Centro de Supercomputación de Castilla y León

Centro de supercomputación.
Valenciaicon-related

La tecnológica Nunsys ha sido la adjudicataria de la renovación tecnológica del Centro de Supercomputación de Castilla y León (SCAYLE), que incluye su actualización en las áreas de computación con más de 100 nuevos servidores, almacenamiento de datos con equipos de alto rendimiento y redes de alta velocidad. 

Un contrato valorado en cerca de 2,5 millones de euros que, según la empresa, supone un salto de eficiencia tecnológica para impulsar este ecosistema a través de diferentes prestaciones: nuevos servidores de cómputo y almacenamiento de datos en cabinas de alto rendimiento y alta disponibilidad, además de equipamiento de networking de alta velocidad para la comunicación de todos los elementos.

El centro de Supercomputación Castilla y León es una entidad pública creada por la Junta y la Universidad de León, que tiene por objeto la mejora de las tareas de investigación de la universidad, los centros de investigación, entidades públicas y de aquellas empresas de Castilla y León que lo soliciten. Mediante el perfeccionamiento tecnológico, esta adjudicación contribuye al desarrollo económico de la Comunidad y a la mejora de la competitividad de las empresas y capacidades de las entidades públicas. 

La compañía mejorará los servicios tecnológicos en cuanto a seguridad y accesibilidad gracias a la ampliación de la capacidad de las redes, adecuando los nuevos a las necesidades de conectividad a 100Gbs, como de las diferentes herramientas para la securización.

Crecimiento en Castilla y León

Jesús Medina, delegado regional de Castilla y León de Nunsys, ha señalado que "la adjudicación de este proyecto refuerza el posicionamiento de Nunsys como un socio tecnológico de referencia para el sector público, a la vez que supone una clara apuesta de la Comunidad Autónoma de Castilla y León para impulsar la transformación digital del sistema empresarial y educativo. No cesamos en nuestro esfuerzo de consolidar a Nunsys como referente tecnológico a nivel nacional, capaz de proveer soluciones sofisticadas y de última generación". Por su parte, Paco Gavilán, director general de Nunsys ha comentado en numerosos foros empresariales su apuesta por Castilla y León por su gran potencial y la calidad de sus empresas y organismos públicos.

Con este proyecto, Nunsys da un paso más en la consolidando de su delegación de Castilla y León, impulsando la creación de empleo y ayudando a las empresas y entidades a mejorar su competitividad y dar un salto tecnológico. La delegación de Nunsys en Castilla y León cuenta ya con mas de 60 profesionales especialistas en diferentes ámbitos de la tecnología, como infraestructura, redes, ciberseguridad, industria, audiovisuales y ERP. Su facturación en la región superara los 8 millones de euros en 2023.

Esta adjudicación se suma así a otros organismos públicos que han confiado en las soluciones de Nunsys, que tiene su sede en Valencia y ha crecido en los últimos años con compras como la de Sothis, que pertenecía a Juan Roig, presidente de Mercadona, y la aragonesa Inycom. La compañía ha integrado ya a más de tres decenas de empresas con soluciones integrales alcanzando un volumen de negocio total aproximado de 230 millones de euros y empleando a más de 2.500 profesionales en toda España.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud