Tecnología

Juan Roig duplicará su Marina de Empresas y el espacio para acelerar 'startups' en Valencia

  • El presidente de Mercadona asegura que el proyecto ya es sostenible
  • El ayuntamiento cederá el Tinglado 4, con 11.600 metros cuadrados
Juan Roig y el alcalde de Valencia, Joan Rib?.
Valencia

El presidente de Mercadona, Juan Roig, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, han anunciado un acuerdo para que Marina de Empresas, el complejo que aloja la aceleradora Lanzadera y la escuela de empresarios Edem en La Marina de Valencia en la dársena interior del puerto de Valencia, duplique su tamaño. El Ayuntamiento cederá 11.600 metros cuadrados de uno de los antiguos almacenes de principios del siglo XX, Tinglado número 4, para que la iniciativa de Roig pueda crecer.

La intención del presidente de Mercadona es que las obras puedan comenzar a finales de este año. La ubicación elegida albergó los boxes de la carrera de Fórmula 1 que se celebró durante unos años en el circuito urbano junto al puerto y la Marina de Valencia y ahora quiere convertirse en uno de los nuevos referentes de este polo innovador y de empresas emergentes.

Roig no desveló la inversión prevista pero sí destacó que el acuerdo se produce por la necesidad de ampliar el espacio y la fuerte demanda de startups de formar parte de Lanzadera, que estaba dejando pequeña La Marina de Empresas.

El alcalde de Valencia también desveló que se están buscando otros terrenos de titularidad municipal para poder hacer frente a futuras ampliaciones ante el fuerte crecimiento previsto. El líder de Compromís agradeció al dueño de la cadena de supermercados por "su trabajo" para generar un gran polo de innovación.

"Ya es sostenible"

"Queremos triplicar el espacio de Marina de Empresas, nos ha costado mucho aprenderlo pero hoy está siendo ya sostenible y este puede ser el sitio de emprendedurismo por excelencia de España y de Europa", recalcó Juan Roig, que calificó la ubicación de idílica.

El año pasado la sociedad de inversión en empresas emergentes de Roig, Angels Capital, se trasladó a otro de los edificios de La Marina, precisamente por la necesidad de contar con más espacio para instalar empresas emergentes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.