Tecnología

Samsung Galaxy Tab S8+ review: acéptalo, ésta es la nueva referencia en tablets Android

  • Forma parte de la nueva gama de tablets de Samsung
  • Incluye Dex, un modo que crea un escritorio más parecido al de un portátil
  • Viene con lápiz táctil S Pen

Pese a no ser la más puntera, la Galaxy Tab S8+ bien puede ser la más recomendable de las nuevas tablets lanzadas por Samsung para la primera mitad del 2022.

Aunque los móviles de la gama S22 acapararon todo el protagonismo de los anuncios de Samsung, incluido el increíble Samsung Galaxy S22 Ultra, no podemos olvidar que las tablets también recibieron algo más que un lavado de cara con la nueva gama Galaxy Tab S8.

El modelo más sorprendente de la presentación fue la Galaxy Tab S8 Ultra, por su enorme tamaño de 14 pulgadas y su pantalla con 'notch' o muesca. A su lado, la Galaxy Tab S8+ que he podido probar parece hasta aburrida, pero la verdad es que, si buscas una tablet Android, esta puede ser la mejor elección.

Así es la nueva tablet de Samsung

Las tablets Android han pasado desapercibidas en los últimos años, hasta el punto de que Google no implementó muchas novedades en el sistema operativo. La pandemia, el teletrabajo y la demanda de dispositivos que mezclen productividad, videollamadas y ocio ha motivado a los fabricantes a volver a prestar atención a las tablets.

La Galaxy Tab S8+ se beneficia de esta atención, cumpliendo con creces en todos los apartados; esto no es una exageración, la Tab S8+ es uno de esos dispositivos a los que cuesta sacarle faltas, simplemente porque todo está a la altura de lo que esperaría en un dispositivo de gama alta como este.

Pongamos como ejemplo el diseño. Nada sorprendente, vale, pero con una calidad en materiales y fabricación excepcional, como demuestra el ridículo grosor de 5,7 mm que Samsung ha conseguido. Los bordes planos no sólo son elegantes, sino que ayudan a coger el dispositivo favoreciendo el agarre, uno de los inconvenientes que solemos tener en tablets de bordes redondeados. El peso, de sólo 572 gramos en la versión 5G que he podido probar, es ridículamente bajo y el reparto de pesos es muy equilibrado, que es de esas cosas que no notas hasta que te encuentras una tablet que lo hace mal.

La pantalla, como no podía ser de otra manera hablando de Samsung, es de las mejores del mercado. Es un panel Super AMOLED con una nitidez y una calidad de imagen excepcionales, y un brillo que sólo otros paneles de Samsung son capaces de igualar. La reproducción de contenido multimedia está a otro nivel, especialmente si vemos vídeos en HDR que aprovechen el punto fuerte de las AMOLED: los negros perfectos y un contraste 'infinito'. No he encontrado problemas que se pueden ver en paneles de calidad inferior, como el 'halo' alrededor de los puntos brillantes, y eso se traduce en unas escenas oscuras con una gran nitidez. El tratamiento de los colores también es muy bueno, aunque creo que los rojos tienen demasiado protagonismo en la calibración de la unidad que he probado, es literalmente la única queja que se me ocurre.

Potente y versátil

A diferencia de los móviles, donde Samsung ha optado por su nuevo procesador Exynos (no sin polémica), en esta Galaxy Tab S8+ nos encontramos el nuevo procesador de Qualcomm, el Snapdragon 8 Gen 1. Como pudimos comprobar en el Realme GT 2 Pro, este es el procesador más potente disponible en Android, pero también puede ser el que se calienta más si no se toman las precauciones adecuadas.

Tal vez por eso, en mis pruebas con la Galaxy Tab S8+, he notado que Samsung no ha dado rienda suelta al procesador, y los resultados en 'benchmarks' son algo más bajos de lo que me esperaba, algo que se puede explicar por la cantidad de memoria RAM (sólo 8 GB, el único aspecto negativo en cuanto a hardware) o por la gestión de la energía. Y es que, a cambio, el control de la temperatura es muy superior, y en ningún momento he notado que la tablet se caliente más de lo debido; es lo preferible, ya que nadie quiere coger una tablet y quemarse las manos, y el rendimiento no se ha visto tan afectado como para que eso suponga un serio sacrificio. La duración de la batería también se beneficia enormemente, y puede ser capaz de aguantar una jornada laboral completa.

Pero todo eso no serviría de mucho en una tablet Android convencional. A la espera de Android 12L, la nueva versión para pantallas grandes y plegables, las tablets Android están seriamente limitadas por el software; y aquí es donde Samsung marca la diferencia.

La experiencia con la Galaxy Tab S8+ no es radicalmente diferente a una experiencia Android básica, pero sí que tiene muchas pequeñas mejoras y software adicional. Por ejemplo, gracias a eso es una de las mejores tablets para usar lápiz táctil, que en este modelo viene incluido en la caja. El S Pen nos permite acceder a un menú rápido de acciones comunes como tomar notas, hacer capturas de pantalla, o incluso dibujar en realidad aumentada. Todo ello con un retardo inexistente entre que tocamos la pantalla y se muestra el trazo. El lápiz se pega magnéticamente a la tablet en la parte trasera, para llevarlo siempre con nosotros.

El otro gran motivo por el que comprar una tablet Samsung y no de otra marca es Dex, el modo especial que podemos activar desde el panel de control y que convierte la interfaz en una más propia de un ordenador portátil, con un escritorio y ventanas que podemos mover. La multitarea gana mucho en este modo, especialmente si usamos una funda con teclado; entonces, la experiencia es muy parecida a la de un ordenador portátil, con las evidentes limitaciones de que seguimos estando en Android.

La más recomendable, si te la puedes costear

La Samsung Galaxy Tab S8+ hace muchas cosas, y todas las hace bien. En cierta parte, es uno de los productos más difíciles de analizar para profesionales como yo, porque no hay ningún aspecto evidente que sea realmente malo. Si acaso, podría comentar la falta de un conector de audio tradicional, aunque a cambio se incluyen cuatro altavoces muy potentes. También podría quejarme de que el cargador no se incluye en la caja, pero eso es algo cada vez más común en productos premium con carga rápida (la de este modelo es de 45 W).

Sabemos que esta no es la mejor tablet que ofrece Samsung, porque la Galaxy Tab S8 Ultra existe; pero aquel modelo es más grande, no ocupa el mismo nicho y por supuesto, es mucho más caro. No es que la Galaxy Tab S8+ sea barata, ojo; su precio de partida supera los 1.000 euros, y tendrás que pagar mucho más si quieres la funda con teclado y el cargador. Si no está en tu presupuesto, ese sería el único motivo por el que no la recomendaría si quieres una tablet Android.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments