Tecnología

Uno de los móviles más potentes del mercado, con un precio sorprendente: probamos el Realme GT2 Pro

  • Monta el procesador más potente para móviles Android hasta ahora
  • Parte de sólo 750 euros, con precio de oferta de 649 euros
  • En las cámaras, destaca el gran angular y la lente microscopio

Realme ha presentado el sucesor de su éxito de ventas, el Realme GT, ahora con una versión 'Pro' que usa el procesador más potente disponible en Android.

Estoy convencido de que el legado del Realme GT original se dejará notar durante años en el mercado. Aquel móvil fue el mayor chollo del 2021, un smartphone con el procesador más potente de Qualcomm pero que costaba sólo 449 euros, incluso menos si lo pillabas con una oferta.

El éxito del GT motivó a Realme a lanzar varias versiones y, por supuesto, a lanzar una segunda generación que empezó con el modelo más básico, el Realme GT2 Neo. Hoy, la compañía china ha presentado el Realme GT2 y el Realme GT2 Pro, y he podido probar este último durante una semana para comprobar si sigue siendo un chollo, pese a que su precio parte de los 750 euros.

El primer móvil premium de Realme

Sí, 300 euros es un gran salto, pero hay que comprender que Realme ya no se conforma con las gamas bajas y medias con las que ha conseguido llegar al Top 5 del mercado español. Era inevitable que ese éxito le motivase a mirar más arriba, al sector 'premium' que tantas alegrías da a los fabricantes por el superior margen de beneficios.

El Realme GT2 Pro es el primer móvil 'premium' de la marca, y por lo tanto, reúne hardware puntero con un diseño original y único. Sobre esto último, cabe destacar que Realme no ha ido por el camino fácil, que hubiera sido meter una trasera de cristal para conseguir instantáneamente ese acabado agradable en la mano y ese aspecto lujoso. En vez de eso, Realme ha vuelto a confiar en el diseñador japonés Naoto Fukasawa, que ya diseñó el Realme GT Master Edition. Al igual que entonces, Fukasawa ha apostado por el uso de materiales originales para evitar que el GT2 se confunda con otros móviles similares y en este caso es, además, un diseño ecológico.

El Realme GT2 Pro destaca por su trasera fabricada en bio-polímeros; según Realme, está inspirado en el papel, pero más importante que eso es que reduce la huella de carbono en un 35%. De esta manera, Realme también se suma al movimiento ecologista que otras compañías están siguiendo, aunque la diferencia es que el cargador sí viene incluido con el Realme GT2 Pro. Los colores escogidos ayudan mucho a dar una imagen 'etérea'; la unidad que he probado está en un verde muy claro que provocará sensaciones enfrentadas, pero también está disponible en un blanco clásico, además de en negro, aunque esta última versión no usa bio-polímeros.

En la mano, es un diseño curioso, como mínimo. La textura del bio-polímero es muy diferente al acostumbrado, mucho más rugosa; eso hace que el móvil sea mucho más fácil de coger, y no se nos resbalará como puede ocurrir con un móvil con trasera de cristal. Personalmente, es algo que agradezco, aunque si eso compensa la pérdida del tacto 'premium' es algo que cada uno tendrá que decidir. Por lo demás, es un diseño simple y no muy alejado de los anteriores modelos GT, que se han convertido en la nueva referencia dentro de la compañía. Los bordes sí que son metálicos, pero su brillo se ha reducido con un acabado 'frosted' que hace que no destaquen tanto respecto al resto del móvil.

Por supuesto, ningún móvil premium puede ignorar un apartado tan importante como la pantalla, y el Realme GT2 Pro cumple con creces. Se trata de un panel AMOLED basado en tecnología LTPO 2 de resolución 2K y por lo tanto, ofrece una calidad a la altura de lo que podríamos esperar. El brillo es muy bueno y la nitidez de la imagen está fuera de toda duda; lo que tal vez no me ha gustado tanto es la calibración del color: es mi impresión que los rojos no están del todo bien representados, y eso afecta a la viveza de la imagen, pero es algo muy fácil de ignorar.

Por supuesto, esta pantalla sigue la tendencia de las altas frecuencias de refresco, en este caso llegando a los 120 Hz, aunque el sistema adaptativo es capaz de bajarlo a hasta 1 Hz para ahorrar batería. Realme afirma que es la primera vez que este sistema se usa en una pantalla plana. Por lo general, la experiencia es muy buena en todo tipo de contenido, ya sea películas, videojuegos, o simplemente navegando la web.

Potencia sin control

El Realme GT2 Pro será el único de la gama que use el último procesador de Qualcomm, el Snapdragon 8 Gen 1. Este era uno de los chips más esperados de los últimos años, un intento de ponerse a la altura en cuestión de potencia. Puede que no tenga tanta potencia bruta como uno de los nuevos iPhone, pero en mis pruebas me ha sorprendido gratamente.

Este es el procesador más potente que podremos conseguir este año en un móvil Android, y en el Realme GT2 Pro, da la talla. La tarea da igual, el rendimiento siempre es excepcional, especialmente comparado con el Snapdragon 888 de la pasada generación (usado en el Realme GT2 normal). No he tenido problemas en ejecutar los juegos más exigentes a altas tasas de frames, y la experiencia en multitarea es muy buena con varias apps abiertas; aunque hay que tener en cuenta que el Realme GT2 Pro estará disponible en dos versiones, de 8 GB y 12 GB de memoria RAM.

Las pruebas de benchmarks han confirmado que estamos ante una 'bestia', obteniendo las puntuaciones más altas que he visto hasta ahora en Geekbench y GFXBench en un móvil Android. Es decir, que este Realme GT2 Pro es más potente que el Google Pixel 6 y su procesador Google Tensor. También es más potente que el Samsung Galaxy S22 Ultra y su procesador Exynos, un móvil que cuesta 500 euros más.

Pero el Realme GT2 Pro también es uno de los móviles que peor disipa el calor generado por sus chips. Los rumores eran ciertos: el Snapdragon 8 Gen 1 se calienta mucho cuando se le pide lo máximo, hasta el punto de que se ha convertido en un problema para algunos fabricantes, y creo que Realme es uno de ellos.

El problema está directamente relacionado con el diseño del móvil. La trasera no se calienta mucho, sino que el calor es transferido a las partes metálicas; en efecto, los bordes metálicos que mencioné antes. Como resultado, los bordes del móvil pueden alcanzar temperaturas molestas, e incluso peligrosas para tu piel.

Ojo, quiero aclarar que, con un uso convencional del móvil, no notarás mucha diferencia. He estado usando este Realme GT2 Pro para todo tipo de tareas, y en ningún momento he sentido molestias. Hasta he podido jugar cogiendo el móvil con las dos manos, y aunque he notado que el móvil se calentaba, no ha sido muy diferente de otros modelos de la pasada generación. El verdadero problema llega cuando realmente explotamos el potencial del Snapdragon 8 Gen 1, y en mi caso eso fue cuando pasé las pruebas de 'benchmarks', en las que el procesador tiene que ponerse al 100%. Fue entonces cuando cogí el móvil, y lo solté instintivamente; me fijé en la mano y, en efecto, se me puso roja como si me la hubiese quemado un poco. Probablemente la inmensa mayoría de la gente no realice trabajos tan intensivos como yo (al fin y al cabo, mi trabajo es precisamente llevar al límite estos móviles), y no será un problema, pero es algo a tener en cuenta si quieres aprovechar esta potencia. Al menos, Realme ofrece una solución en la caja, una funda que, aunque no es muy bonita, sí que evitará que toques directamente el metal del borde.

También debes tener en cuenta la batería. Si exprimes el procesador, no te durará mucho, pero con un uso convencional la duración es ídem; nada espectacular pero en la línea de otros smartphones similares. Lo que sí tengo que elogiar es que, de nuevo, se incluye la carga rápida SuperDART de Realme, con un cargador en la caja de 65 W que nos permitirá ganar suficiente batería para un uso normal en apenas unos minutos.

Un gran angular sorprendente

Aunque Realme nunca ha sido la mejor en el apartado fotográfico, hay que reconocer que últimamente ha mejorado mucho, ya sea usando sensores de alta calidad o bien con nuevos algoritmos como el curioso "modo calle".

En el Realme GT2 Pro, esta tendencia continúa, con el uso de uno de los sensores más populares en la gama alta, el Sony IMX 766 de 50 MP con estabilización óptica de imagen. Las fotografías obtenidas son muy buenas, con una buena definición, siempre y cuando tengamos fuentes de luz adecuadas, aunque el modo noche tampoco es malo, no es el mejor.

Donde Realme quiere diferenciarse es en el gran angular, que sorprendentemente también es un sensor de 50 MP, cuando normalmente suele ser de menos resolución; más llamativo aún es que usa la primera lente de 150 grados en un smartphone, según Realme. Por lo tanto, podemos capturar más partes de la escena que con una gran angular convencional, aunque en mis pruebas eso a veces se ha notado mucho, y en otras prácticamente nada. Depende mucho de lo que quieras capturar, ya que en ocasiones sacar más cosas en una foto no implica que esta sea mejor.

Pero la cámara que realmente me ha dado boquiabierto es la cámara microscopio de 3 MP. No, no quiero decir "cámara macro", esas no son de mis preferidas porque rara vez tienen la calidad necesaria para ser útiles. En cambio, la tercera cámara del GT2 Pro es una cámara microscopio, diseñada para capturar objetos de milímetros de grosor. Es capaz de capturar texturas increíbles en objetos como tela y hojas, aunque usarla es algo difícil, ya que tienes que colocar el móvil prácticamente pegado al objeto para que enfoque correctamente, y variar la altura en pequeños movimientos hasta capturar lo que quieres. Es una gran pérdida de tiempo y me encanta.

Realme lo ha vuelto a hacer

Con un precio de 750 euros, me resulta muy difícil calificar al Realme GT2 Pro de 'chollo', como hablé del Realme GT original. Al fin y al cabo, no es precisamente barato y esa es una cifra que se acerca peligrosamente a algunas de las mejores alternativas del sector. Pero sí que puedo decir que este es un móvil sorprendente para el precio. También es uno de los pocos móviles premium que no se aleja demasiado de la experiencia básica de Android; la capa Realme UI 3.0 no añade mucho más que algunas funciones adicionales, aunque me molesta mucho que Realme aún no haya encontrado su identidad: por ejemplo, en algunas partes del sistema los iconos son monocromáticos y en otras, de colores.

El Realme GT2 Pro es uno de los mejores móviles en relación potencia/precio gracias al procesador Snapdragon 8 Gen 1, y aunque los problemas de disipación de calor son evidentes, creo que es un móvil ideal para entusiastas y para quienes quieran lo último sin superar los 1.000 euros que cada vez son más habituales en este sector. Además, detalles originales como el diseño con bio-polímeros y las cámaras gran angular y microscopio lo hacen muy llamativo, de esos móviles que generan conversación más allá de tener un diseño bonito.

El Realme GT2 Pro estará disponible por 749,99 euros por la versión de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, mientras que la versión de 12 GB y 256 GB costará 849,99 euros.

Pero eso no es todo. Como oferta de lanzamiento, el Realme GT 2 Pro estará rebajado 100 euros hasta su venta el próximo 8 de marzo. Por lo tanto, la versión de 8 GB costará sólo 649 euros, y la de 12 GB, 749 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin