Tecnología

Prueba Realme GT Neo 2: potente y con una gran pantalla, una oferta muy tentadora

  • Es el primer modelo de la nueva generación de móviles GT
  • Tendrá una gran oferta de lanzamiento, con rebajas de 100 euros

Realme ha vuelto a crear un smartphone con una gran relación características/precio, siguiendo los pasos de la primera generación de la gama GT.

El fabricante chino sorprendió a todo el mundo este 2021 con el lanzamiento del Realme GT, que aún considero el chollo del año, al ofrecer el mejor procesador de Qualcomm a un precio ridículo; claro, que precisamente por eso es cada vez más difícil conseguirlo, y en respuesta a esta demanda, han salido otros modelos basados en la misma plataforma como el Realme GT Master Edition.

Podríamos pensar que el Realme GT Neo 2 que la compañía ha presentado hoy en Madrid es exactamente lo mismo: una versión del GT con cambios en el hardware para reducir los costes; pero nada más lejos de la realidad. La verdad es que estamos ante un punto intermedio hasta el lanzamiento de la gama GT 2. Los siguientes miembros de la gama, que esperamos sean otra revolución, llegarán ya en el 2022; pero mientras tanto, tenemos este GT Neo 2 que adelanta un salto importante en potencia y calidad.

Salto de calidad

Y es que, para ser supuestamente un modelo de gama media, el Realme GT Neo 2 se nota muy bien en la mano, pese a estar construido principalmente en plástico. Aquí no encontrarás materiales caros como el cristal, pero Realme se ha preocupado en conseguir un buen acabado, gracias a un recubrimiento de siete nanocapas que obtiene una superficie muy suave al tacto, que no deja huellas y que a la vista, es muy elegante.

También ayuda la elección de los colores; aunque la versión más llamativa es la de color verde por la grafía y el estilo más agresivo, la versión en negro que he podido usar es mi preferida. Lo mejor es que cuidado por el diseño se extiende a la funda incluida; la mayoría de fabricantes mete una funda transparente de baja calidad, pero Realme se ha molestado en meter una del mismo color que el dispositivo, por lo que encaja mucho mejor visualmente y no da la sensación de 'barato' que dan otros móviles. Son esos pequeños detalles los que dicen mucho del producto, más que una lista de características técnicas.

Claro, que no es que en ese sentido sea malo. La estrella, para mí, ha sido la gran pantalla AMOLED; Realme no oculta que se trata de un panel suministrado por Samsung, ¿y por qué debería ocultarlo? Es el mejor fabricante en estos momentos de pantallas AMOLED para móviles, y es motivo para presumir.

En la práctica, este panel no decepciona en ningún sentido, con una nitidez excepcional y un tratamiento de los colores muy bueno. El brillo máximo de 1.300 nits garantiza la visibilidad en cualquier situación, y gracias a eso y al gran contraste, es la primera pantalla HDR10+ que Realme ofrece en su gama; como resultado, disfrutar de contenido multimedia es una gozada, incluyendo películas y series. En mis pruebas, y tal y como me esperaba, los negros han destacado, y el contraste es increíble. Es una gran pantalla, en todos los sentidos: con 6,62 pulgadas, es más grande que la del Realme GT original, y creo que en general ofrece una experiencia superior.

También es un móvil más fino y fácil de llevar en la mano que el GT, aunque esto se haya conseguido con un sacrificio: la salida de audio de 3,5 mm. No es algo que me sorprenda, teniendo en cuenta las tendencias del mercado; de hecho, lo sorprendente fue que el GT original la tuviese. A cambio, la batería es de mayor capacidad, de 5.000 mAh, un intercambio que creo que la mayoría de usuarios aceptará sin reservas.

Sorprendentemente potente

En el interior del Realme GT Neo 2 nos encontramos un Snapdragon 870 de Qualcomm; la gran ventaja de este chip es su mayor eficiencia, lo que le permite alcanzar frecuencias más elevadas sin consumir tanta energía ni calentarse tanto.

El GT Neo 2 estará disponible con dos opciones de RAM y almacenamiento; la versión de 8 GB de RAM tendrá 128 GB de almacenamiento, y la versión de 12 GB, tendrá 256 GB. La versión que he podido probar es esta última.

En juegos como Genshin Impact o PUBG, el GT Neo 2 se ha comportado muy bien y ha ofrecido tasas jugables sin problemas. Lo que me ha preocupado un poco es el calor generado por el dispositivo, algo que no me esperaba; cuando 'machacamos' el móvil, la parte trasera se llega a calentar bastante, aunque Realme ha previsto esto y ha implementado refrigeración por cámara de vapor. Eso consigue que el rendimiento no caiga pese al calor generado, ya que este se disipa hacia fuera del dispositivo; pero notaremos el calor en las manos.

Estamos ante un móvil rápido, y en ningún momento he sentido 'tropiezos'. Ayuda mucho la capa Realme UI 2.0, sobre Android 11 que lleva este dispositivo; como es habitual en la marca, no hay muchas diferencias respecto a la versión 'stock', más allá de algunos cambios estéticos y la integración de los servicios de Realme. También me he encontrado con algunas apps preinstaladas, aunque afortunadamente las podemos desinstalar y no tantas como nos solemos encontrar en algunos móviles. Aunque hoy se ha anunciado Realme UI 3.0, basada en Android 12 y con importantes novedades como un motor de Inteligencia Artificial para gestionar el consumo de energía, este dispositivo no lo trae de fábrica y tendremos que esperar al año que viene para una actualización.

Con todo, la experiencia de uso con el Realme GT Neo 2 es muy rápida y satisfactoria. Aquí es donde entra en juego la otra gran característica de la pantalla: su velocidad de refresco de 120 Hz. Todos los elementos de la interfaz van rápidos y fluidos, y la tasa de muestreo de 600 Hz garantiza que nuestros toques en la pantalla se traducen a acciones en la pantalla de manera instantánea. Tal vez es por eso que he sentido que este móvil va más rápido que el Realme GT original, aunque evidentemente aquel móvil era más potente al contar con un Snapdragon 888 de gama alta.

Lo que también va muy rápida es la carga. Realme sigue aprovechando su tecnología SuperDart de carga rápida de 65 W con el cargador y el cable incluidos en la caja; es tan rápida como con anteriores dispositivos, pudiendo alcanzar el 100% en 36 minutos. Lo que no encontramos es carga inalámbrica, que Realme se resiste a implementar; suponemos que está esperando a la próxima generación del Realme GT para implementar MagDart, su alternativa a MagSafe con carga inalámbrica magnética.

Las cámaras del Realme GT Neo 2 siguen la tendencia que hemos visto en los últimos dispositivos de la marca. La estrella es el sensor principal de 64 MP, con el que se consiguen fotografías muy nítidas; por defecto, son de 16 MP para obtener una mayor claridad en la imagen, pero es posible usar el modo de 64 MP si no nos importa un poco de 'grano' o queremos una imagen gigantesca.

Las fotos son buenas, aunque no sorprenden; el contraste es mejorable, y siempre parece haber zonas más brillantes de lo que realmente deberían ser. Pero no es una mala cámara ni mucho menos, y es posible obtener buenas fotos sin muchas dificultades; la app de cámara es simple pero ofrece varias opciones ocultas, como el nuevo modo de fotografía callejera.

Le acompañan un sensor gran angular de 8 MP; si no esperas mucho, está bien, pero necesita mucha luz o sólo conseguirás fotos borrosas. Por último, el sensor macro de 2 MP en esta ocasión me ha sorprendido, cuando suele ser el que menos aprecio; pese a no tener enfoque automático, es posible tomar fotos interesantes y relativamente nítidas.

La clave está en el precio

El Realme GT Neo 2 es algo más que otro GT más; representa el siguiente paso para un fabricante que aún tiene algunos ases bajo la manga. En algunos aspectos, creo que este móvil es mejor que el GT original, como en la genial pantalla, el diseño más fino y grande y una disipación de calor superior.

Tal vez por eso no es tan sorprendente que el precio de partida de este GT Neo 2 sea muy similar al del GT original: 449 euros por el modelo de 8 GB y 128 GB, y 549 euros por el modelo de 12 GB y 256 GB. Tal vez es demasiado para un modelo "de gama media", teniendo en cuenta la dura competencia en este rango de precios; el OnePlus Nord 2, por ejemplo, es 50 euros más barato, si bien lo consigue con peor pantalla y procesador. El Realme GT, por su cuenta, ha subido su precio hasta los 499 euros; 50 euros que pagan un procesador puntero y materiales de calidad como el cuero o el cristal.

Pero como siempre que hablamos de Realme, el Realme GT Neo 2 tendrá una gran oferta de lanzamiento. Desde el 16 de noviembre hasta el 29 de noviembre, con motivo del Black Friday el modelo de 8 GB estará disponible por sólo 369,99 euros; mientras que el modelo de 12 GB costará sólo 449 euros. Es una rebaja importante, y es lo que realmente hace que este dispositivo sea recomendable. Por ese precio, hay pocos modelos que puedan competir.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.