Tecnología

El Gobierno de Turquía abandonará sus comunicaciones via WhatsApp al no aceptar los nuevos términos de privacidad de la compañía

  • Desde el 8 de febrero, los datos de WhatsApp serán compartidos con Facebook
  • Erdogan está inmerso en una campaña contra las plataformas de RRSS
  • BiP es una app perteneciente al mayor operador telefónico turco

Los cargos públicos del Gobierno y la Presidencia de Turquía dejarán de utilizar sus cuentas y grupos de WhatsApp desde este lunes, cuando sus comunicaciones serán volcadas a BiP, una aplicación de mensajería local vinculada al mayor operador de telefonía del país, Turkcell. Los nuevos términos de la compañía adquirida por Mark Zuckerberg implican que los datos serán compartidos a Facebook, lo que ha provocado críticas por una cuestión de privacidad. 

El cambio de términos y condiciones en el uso de WhatsApp entrará en vigor el próximo 8 de febrero. Si el usuario no consiente que sus datos sean compartidos con Facebook, dejará de tener acceso a su cuenta en el servicio de mensajería. 

Esta nueva condición para el uso de WhatsApp ha generado controversia al tratarse de un nuevo escollo en la protección de los datos de los usuarios. Precisamente compañías como Facebook se encuentran ahora mismo en el ojo del huracán en EEUU, cuyo Gobierno las acusa de ejercer el monopolio con tácticas como la desplegada por Mark Zuckerberg, que aglutina a WhatsApp e Instagram bajo el paraguas de Facebook. 

Entre estas voces críticas, ha sobresalido la del magnate innovador y presidente de Tesla Elon Musk, quien ha alentado en los últimos días a cambiar el servicio de mensajería encriptada a Signal. Después de su llamamiento, la aplicación rival ha logrado sumar un aluvión de nuevos usuarios y descargas. Algo similar ha sucedido con BiP, de Turkcell, que ha sumado un millón de nuevos usuarios en las últimas 24 horas, después de que la oficina de Erdogan, presidente turco, instara a la población a imitar a las autoridades y cambiar de aplicación de mensajería.

BiP, lanzada en 2013, pertenece a la compañía Turkcell, la mayor operadora de telecomunicaciones en Turquía. El año pasado, el Tesoro turco realizó una importante inversión en esta firma. 

Erdogan contra las redes sociales

Según Bloomberg, el portazo de Erdogan a WhatsApp coincide con su personal campaña abierta contra los gigantes de las redes sociales, especialmente, Facebook y la china TikTok. Una nueva ley aprobada en el país exige el nombramiento de un representante local de estas plataformas en Turquía para evitar multas. TikTok, que ya ha sido multada, ha accedido a designar un representante para evitar mayores complicaciones. 

Activistas opositores a Erdogan han señalado que las nuevas exigencias conducen a desactivar el uso de la población de estas aplicaciones. Turquía ha protagonizado varios episodios de enfrentamiento en relación al libre uso de internet. Usuarios de redes sociales son habitualmente acusados de cargos como insultar al presidente turco a través de estas plataformas. La web de Wikipedia estuvo cerrada durante tres años, hasta que un tribunal desbloqueó el acceso tras determinar que se había violado la libertad de expresión. Twitter también ha sufrido obstáculos para su utilización libre. 

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

-
A Favor
En Contra

Siempre tiene la opción Telegram.

Puntuación 10
#1
Aurelio
A Favor
En Contra

Es como Trump pero turco!

Puntuación -5
#2
esta
A Favor
En Contra

Las redes sociales son producto de empresas privadas y sus intereses son oscuros, así que algo de razón tiene Erdogan.

Puntuación 9
#3
Ender
A Favor
En Contra

Al nº 1:

Pero Telegram no es turca. Ahí está el quid de la cuestión.

Puntuación 0
#4