Tecnología

El ataque publicitario de Trump contra TikTok alcanza ya a 5 millones de estadounidenses en Facebook

Nueva York

La campaña de reelección de presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aumenta la presión sobre TikTok, la aplicación de la china ByteDance que Washington considera cómo una herramienta más del espionaje de Pekín. El equipo del republicano ha invertido ya alrededor de 80.000 dólares en anuncios para Facebook e Instagram donde advierte a los votantes que están siendo vigilados.

"TikTok te está espiando" reza uno de los mismos donde alega que la aplicación ha sido pillada "con las manos en la masa" (caught red handed) monitoreando a sus usuarios.

La propia compañía ha criticado a Facebook por publicar estos anuncios acusando a la red social más grande del mundo de estar ganando dinero a través de una campaña política que ataca a un competidor, justo cuando la de Menlo Park, California, se está preparando para lanzar servicios similares a TikTok.

Instagram tiene previsto estrenar un nuevo servicio en las próximas semanas que copiará buena parte de las características que ya ofrece TikTok a través de Instagram Reels, que permitirá a los usuarios hacer videoclips de 15 segundos con música.

TikTok ha defendido que algunas de sus prácticas más sospechosas, como la presunta vigilancia de las pulsaciones de teclas de los usuarios, era en realidad "una función diseñada para identificar comportamientos repetitivos y no deseados" y no una invasión intencional de la privacidad. Sin embargo, la compañía enfrenta un intenso escrutinio por parte del gobierno y los legisladores de EEUU ante las preocupaciones de que China podría obligarla a entregar los datos de los usuarios.

A principios de este mes, el secretario de Estado Mike Pompeo dijo que EEUU estaba barajando la prohibición de múltiples aplicaciones de redes sociales chinas, incluida TikTok, al igual que hizo India el pasado mes de junio. También encomió a los estadounidense a no usar la aplicación salvo que quisieran que sus datos acabaran en "manos del Partido Comunista chino".

Por su parte, el pasado octubre, el Senado estadounidense solicitó una evaluación de los riesgos de seguridad nacional planteados por TikTok y otras plataformas de contenido con sede en el gigante asiático. No obstante, la compañía defiende que los datos de los usuarios estadounidenses se almacenan en servidores en EEUU y Singapur, no en China. Aún así, cabe recordar, como la administración Trump ya ha prohibido las operaciones de empresas tecnológicas chinas como Huawei y ZTE citando las mismas preocupaciones generales de privacidad.

Mientras tanto, las tensiones diplomáticas entre las dos mayores economías del mundo continúan aumentando hasta niveles no vistos décadas. La administración Trump ha forzado al gobierno chino a cerrar su consulado general en Houston, Texas, alegando actividades de espionaje. China ha respondido cerrando el consulado estadounidense en Chengdu.

De momento, en los cinco días comprendidos entre 17 al 21 de julio, las tres cuentas vinculadas a la campaña de Trump: sus páginas oficiales de Facebook e Instagram, las páginas oficiales de su vicepresidente Mike Pence y las páginas del Trump Team, un comité organizador, han publicado hasta 450 anuncios separados que critican a TikTok, afirmando que espía a los usuarios y deriva sus datos a China.

Según los datos que publica Facebook, estos anuncios han alcanzado ya a 5,5 millones de estadounidenses y se dirigen principalmente al público más joven en estados como Texas y Florida. El anuncio más visto publicado por la campaña de Trump es un video de 30 segundos que reemplaza el logotipo de TikTok con un hombre asiático utilizando unos binoculares.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin