Salud

Grifols vende el 20% de Shanghai Raas por 1.629 millones de euros

Madridicon-related

Sobre la bocina, a dos días de concluir el año y en el último día laborable de 2023. Grifols culmina la venta de Shanghai Raas tras llegar a un acuerdo con Haier, que pagará 1.629 millones de euros por el 20% de las acciones. La firma se dispara hasta un 8% en bolsa después de notificar la operación. Tras la venta, la farmacéutica catalana conservará el 6,5% de las acciones en la empresa asiática. La multinacional de electrodomésticos, que también tiene una división médica, ha pagado una prima por acción del 14,96%. La compañía española anuncia que la venta supone una "plusvalía de aproximadamente 250 millones de euros"


La operación, sin embargo, no significa el abandono de Grifols de China. De hecho, la española y Shanghai Raas prolongarán su acuerdo de distribución exclusiva de albúmina durante, al menos, los próximos diez años (posiblemente veinte), con volúmenes mínimos de suministro garantizados durante los próximos cinco años (2024-2028). De hecho, como parte de la operación, Grifols mantendrá un sillón en el Consejo de Administración de la firma asiática. Por otra parte, tanto Grifols como Haier han firmado que no transferirán ninguna parte de sus acciones en Shanghai RAAS en un plazo de tres años tras el cierre de la transacción.

Tras conocerse la operación, el mercado ha reaccionado de manera inmediata. Pocos minutos después de las 11:00 de la mañana, hora en la que se ha producido la comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la acción de Grifols subía un 6%.

La venta de la participación en la empresa asiática se dedicará exclusivamente a reducir deuda, tal y como avanzaron los mandatarios de Grifols en la última presentación de resultados. La promesa de la farmacéutica catalana a sus accionistas era reducir la ratio de deuda a cuatro veces el ebitda de la compañía a finales del año que comienza este lunes. En los resultados correspondientes a los primeros nueve meses de este año, la cifra de la deuda ascendía a 9.540 millones de euros, si bien la mejora del ebitda dejó el apalancamiento en una ratio de 6,7.

Si la cantidad obtenida por la venta de las participaciones en Shanghai Raas se dedida exclusivamente a paliar deuda, los cálculos de los expertos apuntan a una reducción del 16%. Además, permitirá hacer frente a los vencimientos hasta 2025 con una posición de liquidez cómoda, así como cerrar el año por debajo de las 6 veces ebitda.


La idea de desinvertir en Shanghai Raas comenzó en marzo, tal y como adelantó este medio entonces. Fue durante una reunión con inversores cuando tanto Thomas Glanzmann, recién nombrado presidente y CEO tras la dimisión de Steven Mayer, como el director financiero, Alfredo Arroyo anunciaron a los presentes las intenciones de venta de gran parte de su participación en la farmacéutica china.

Hace cuatro años

La historia de Grifols como segundo máximo accionista de Shanghai Raas se remonta a 2019, cuando en marzo de aquel ejercicio llegó a un acuerdo de intercambio de acciones con la empresa asiática. El detalle de la operación implicó quedarse con el 26,2% de las acciones chinas a cambio del 40% de los derechos de voto de su filial estadounidense Grifols Diagnostic Solutions, valorado entonces en unos 1.900 millones de euros.


Pero entonces llegó la pandemia del coronavirus y con ella la escasez de plasma y la consecuente pérdida de margen por litro de esta materia prima. Además, en 2021, Grifols protagonizó una de las mayores adquisiciones de su historia, cuando se gastó unos 2.000 millones de euros para hacerse con la alemana Biotest (incluyendo la deuda que arrastraba esta farmacéutica). Ambas circunstancias impactaron sobre la deuda de la empresa española hasta el punto de que Grifols tuvo que detener los dividendos y, posteriormente, lanzar el mayor plan de ajuste de la firma.


A finales de 2022, con una acción muy castigada por la deuda del grupo, la empresa decidió despedir a 2.300 personas (la gran mayoría en Estados Unidos) y cerrar varios centros de obtención de plasma. Con este ajuste, y en la última actualización que ha ofrecido Grifols, la compañía espera reducir los costes en 450 millones de euros anuales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud