Retail

Burger King y Popeyes transforman su plástico en mobiliario para terrazas

  • Restaurant Brands Iberia invertirá 2,5 millones en proyectos de economía circular

Burger King España y Popeyes España, marcas del grupo Restaurant Brands Iberia, han implementado de la mano de Calcher y BMC, un plan para transformar los residuos plásticos que generan en mobiliario para las terrazas de sus restaurantes.

Ambas marcas cederán los materiales plásticos de desecho - el papel film y el embalaje del transporte, mayoritariamente- a la empresa Solteco, especializada en su recuperación y valorización, y que los convertirá en la materia prima que posteriormente usará Calcher para construir estas novedosas terrazas -mesas, sillas, bancos, taburetes, vallas, decoración, etc.

Además, Calcher y Popeyes han comenzado a testar algunos elementos, como las redes de pesca extraídas del fondo marino, para la construcción del mobiliario.

Por su parte, BMC trabaja con Hahn Kunststoffe, que recupera residuos domésticos del contenedor amarillo o plásticos industriales para transformarlos en el material reciclado que posteriormente BMC también convertirá en muebles para las terrazas de ambas marcas.

El grupo de restauración invertirá alrededor de 2,5 millones de euros para seguir reforzando su apuesta por la restauración sostenible con proyectos de economía circular, colaborando con todos sus proveedores para aprovechar al máximo los recursos de toda la cadena de valor.

Transición sostenible

Esta transformación se producirá en las nuevas aperturas que se realicen, así como en las remodelaciones de restaurantes. "La sostenibilidad es una de nuestras prioridades. En 2019 iniciamos nuestra política de reducción de plásticos y hasta ahora, hemos podido ahorrar más de 1.000 toneladas de este residuo y hemos sustituido los plásticos de un solo uso de todos nuestros establecimientos en España por alternativas más sostenibles", explica Borja Hernández de Alba, director general de RB Iberia.

"Hemos continuado con nuestro concepto de restaurante sostenible, que incorpora placas fotovoltaicas, cargadores para vehículos eléctricos y todo tipo de tecnología de vanguardia para orientarlos hacia la eficiencia energética y reducir el impacto medioambiental", añade.

Son edificios que usan energías renovables y fomentan la movilidad sostenible, con la incorporación de motos eléctricas a su flota de servicio a domicilio, que cuenta ya con más de 6.000 repartidores. "Y ahora, anunciamos nuestra unión a estas empresas líderes en el campo del reciclaje y la reutilización de los recursos para darle una segunda vida a los plásticos que generemos", concluye.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.