Retail - Consumo

Pernod Ricard y Diageo superan ya las ventas prepandemia en Europa

  • En España solo la firma británica ha recuperado completamente su actividad

El sector de las bebidas alcohólicas parece, por fin, ver la luz al final del túnel. La crisis del Covid-19 y las restricciones de movilidad que trajo consigo obligó a una recesión del consumo de las bebidas espirituosas, dejándolas relegadas solo al hogar. Después de tres años, el sector no solo ha logrado recuperarse, sino también superar la cifra de negocio registrada antes de la pandemia.

Los dos grandes grupos de bebidas espirituosas, Pernod Ricard y Diageo, han cerrado el 2022 con una facturación que ya asciende a los 6.756 millones de euros en Europa, un 12,6% más que en el 2019, cuando la cifra de ambos grupos era de 5.990 millones. Asimismo, las ganancias también han crecido, aunque menos de un 1%, pasando de un beneficio neto de 1.761 millones de euros el año previo al Covid-19 a 1.773 millones en 2022, según los últimos datos publicados por las compañías.

La francesa Pernod Ricard, dueña de marcas como Beefeater, Malibu, Absolut, Havana Club o Ballantine's, ha conseguido incrementar sus ventas en Europa un 17,1% entre 2019 y 2022. La compañía ha pasado de tener una facturación de 2.672 millones de euros antes de la pandemia a cerrar 2022 con una facturación que alcanzaban los 3.130 millones. El resultado de la firma también ha mejorado considerablemente. Así, el grupo francés obtuvo unas ganancias de 790 millones de euros, un 28,04% más.

En el caso de Diageo, propietaria entre otras de J&B, Tanqueray o Baileys, la situación económica también ha sido favorable logrando superar las ventas del 2019. Así, la facturación de la británica ha aumentado un 9,3%, pasando de 3.318 millones en el 2019 hasta los 3.626 millones a cierre del ejercicio fiscal del 2022. Todo lo contrario ocurre con el beneficio neto, ya que, aunque los datos acumulan tres años de subidas, todavía están por debajo del resultado de 2019. Así, antes de la crisis del coronavirus, la firma consiguió unas ganancias de 1.144 millones de euros en Europa, mientras que en 2022 no llegaron a superar los 980 millones.

El negocio en España

El negocio de las bebidas espirituosas en España también está remontando, aunque de una manera más paulatina. Las compañías aún no han presentado las cuentas del ejercicio fiscal de 2022, pero ambas firmas terminaron 2021 -el ejercicio fiscal lo cierran en agosto-con unas ventas totales de 504,7 millones de euros y un beneficio neto de 38,46 millones de euros en España. En general, la cifra de negocio total de las compañías se ha incrementado un 4,51% desde el 2019. No obstante, las ganancias no se han recuperado totalmente de la crisis derivada del coronavirus. De hecho, todavía les queda un largo camino para poder conseguir el resultado de 5.544 millones de euros que lograron las dos marcas de bebidas espirituosas en el año previo a la pandemia.

Ahora bien, poniendo el foco en las compañías, Diageo ha aumentado su facturación un 46,44%, pasando de tener unas ventas de 168,6 millones de euros el año prepandemia hasta rondar los 247 millones a cierre de 2021. Algo similar ha ocurrido con el beneficio pues ha pasado de 4,5 millones de euros en 2019 hasta situarse en 11,17 millones justo un trienio después. Así, las ganancias de la compañía han crecido un 148,22%.

Lenta recuperación

Todo lo contrario ocurre conPernord, ya que sus ventas y su beneficio está en caída. La facturación era de 314,3 millones en 2019 y el beneficio de 5.540 millones -la Junta aprobó la distribución de un dividendo por importe de 4.200 millones-.Estos datos permitían a la firma colocarse como líder en el sector de bebidas espirituosas en España. La pandemia, sin embargo, ha hecho estragos en las ventas y en las ganancias, pues a cierre de 2021 logró una facturación de 257,8 millones de euros y un resultado de 27,29 millones. Esto supone un descenso del 17,98% de las ventas y del 99,51% de los beneficios en solo tres años. De hecho, la cifra de negocio y el resultado de la firma francesa en España no solo no supera los datos prepandemia, sino que tampoco se acerca a los de 2020, cuando la empresa obtuvo unas ventas de 262 millones y un resultado de 31,2 millones. Por ello, a la francesa todavía le queda camino para recuperarse completamente en España.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud