Retail - Consumo

El consumo de alcohol se hunde: Diageo, Pernod y Bacardí venden un 27% menos

  • La caída de la hostelería pasa factura desde 2020 a las tres grandes del sector
Foto: Archivo

El consumo de bebidas alcohólicas se hunde en España. El Covid y la crisis sufrida por la hostelería a raíz de los cierres y restricciones ha provocado que desde el año 2019 los tres grandes grupos del sector hayan perdido casi un tercio de su negocio en el país, pasando de facturar 685,6 millones de euros a solo 498 millones en conjunto en el último ejercicio, cerrado el 30 de junio de 2021.

La francesa Pernod Ricard, líder del mercado con marcas como Ballantine's, Jameson, Havana Club, Absolut, Beefeater o Malibu, ha sufrido una caída de la facturación del 26,6%, hasta 257,8 millones de euros;Diageo, propietaria entre otras de Johnnie Walker, J&B, Tanqueray o Baileys, se ha dejado un 25,3% del negocio, hasta 162,2 millones y peor aún le ha ido a Bacardí, que además de la conocida enseña de ron tiene también el vermut Martini, y que entre 2019 y 2021 se ha dejado prácticamente la mitad de toda su facturación, pasando de una cifra de negocios de 154 millones a únicamente 78 millones de euros.

El 0,17% del PIB español

En total, y según los últimos datos de la patronal Espirituosos de España, el consumo de bebidas alcohólicas, que suponen un 0,17% del PIB español, vendió 165 millones de litros en 2021, lo que que, pese a una ligera recuperación en el último año, supone estar todavía un 20% por debajo de las cifras de 2019.

En 2021, ha habido un cambio en los canales de ventas, según la patronal, y la hostelería ha perdido 18 puntos de su peso en el conjunto del negocio. Ahora el principal canal de ventas es el sector de alimentación, con una cuota del 56%, cuando el año anterior fue de 38%. La caída del negocio supone una mala noticia no solo para las empresas, sino también para la Agencia Tributaria.

Y es que las bebidas espirituosas son las que más contribuyen a Hacienda en materia de impuestos entre las alcohólicas, concretamente un 73%. Su contribución tributaria durante 2021 fue de 1.350 millones de euros.

A la espera de que se conozcan los datos definitivos de la presente campaña de verano, el pasado mes de junio, el director ejecutivo de Espirituosos, Bosco Torremocha, aseguraba ya que "el turismo, que en 2021 registró un 63% menos de visitantes que en 2019, no ha cumplido las expectativas y vemos con preocupación cómo los países del entorno están reforzando su oferta". Además, aclaró que "es fundamental un plan que revitalice, impulse y modernice estos sectores clave de la economía, y que los Fondos Next Generation se conviertan en una realidad".

Recuperación del beneficio

Para las grandes empresas de bebidas espirituosas la buena noticia, al menos, es la recuperación de sus resultados, al menos en el caso de Diageo y de Bacardí. En el primer caso, la empresa ha recuperado los niveles previos al Covid tras aumentar el beneficio después de impuestos en el último año un 57,7%, hasta 7,1 millones de euros, pese a la fuerte caída de las ventas. En el caso de Bacardí, el crecimiento es incluso más espectacular, triplicando las ganancias logradas en 2020, hasta 9,5 millones de euros. La únicas así que ha sufrido una caída de sus ganancias en el último ejercicio ha sido la francesa Pernod Ricard, que ha pasado de ganar 31,2 a 27,2 millones de euros, lo que supone casi un 13% menos. El sector de las bebidas alcohólicas logró el año pasado asimismo aumentar las exportaciones en un 33%, lo que supone un incremento valorado en 206 millones de euros, con México o Filipinas como principales destinos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud