Retail - Consumo

Inditex garantiza su crecimiento: ampliará cinco centros logísticos en España y Países Bajos

  • Reguraliza los inventarios tras recuperar la normalidad en el suministro
  • Pondrá especial foco en la optimización y automatización de los centros
Una plataforma logística de Inditex

Inditex pone en marcha un plan para reforzar su logística, prepararse para el crecimiento futuro y evitar problemas en la cadena de suministro como los sufridos en el pasado.

El gigante de la moda gallego va a ampliar, en concreto, la capacidad de sus plataformas de distribución en Arteixo (La Coruña), Zaragoza y Lelystad, en Holanda, que trabajan para Zara; la de Tordera, en Barcelona, que opera para Bershka y la Sallent, también la capital catalana, y que se encarga de la distribución de las prendas de Stradivarius.

El gigante textil gallego, que no destalla el importe de las inversiones que se llevarán a cabo, asegura que en las actuaciones se pondrá "un especial foco en la optimización y automatización de nuestras operaciones".

El último centro logístico abierto es precisamente el de Lelystad, una localidad próxima a Amsterdam y muy cerca también del aeropuerto internacional de Schiphol. La plataforma, que se abrió en 2020, cuenta con 35 hectáreas de superficie y ha sumado una inversión hasta ahora de 100 millones de euros.

El centro holandés

Aunque las principales bases logísticas están ubicadas en todos los casos en España, Inditex aseguró tras la apertura del centro de distribución en Lelystad que iba a permitir "dar salida al crecimiento global de la compañía sin cambiar su estrategia logística". Con una planta de distribución central con plataformas para 80 camiones, un almacén de ropa colgada y empaquetada totalmente robotizado y un centro de planchado, el centro permite agilizar todas las operaciones logísticas en Europa.

El grupo cuenta en total con una red de doce centros o plataformas logísticas. Además de los de Arteixo, Zaragoza, Tordera, Sallent y Lelystad , tiene también plataformas en Narón (La Coruña), Palafolls (Barcelona), Cabanillas del Campo (Guadalajara), Elche (Alicante), Onzonilla (León) y Meco (Madrid). Asimismo, dispone también de gran centro logístico en Marchamalo (Guadalajara) con 115.000 metros cuadrados para dar servicio a las diferentes marcas de Zara en la zona centro de la península, con el fin de apoyar el crecimiento del comercio electrónico, aunque en este caso, al contrario de los otros, se trata de un centro de terceros, no en propiedad.

Inventarios

Con la adopción y el desarrollo de tecnologías como la Identificación por Radiofrecuencia (RFID) Inditex ha conseguido integrar asimismo la gestión de inventarios de todas sus marcas. De este modo, según dice, "nuestros equipos pueden localizar rápidamente cualquier artículo esté donde esté, lo que les permite disponer de más tiempo para atender a nuestros clientes".

Ante posibles tensiones en la cadena de suministro durante el último ejercicio, Inditex aceleró las entradas de inventario en los primeros nueve meses del año para aumentar la disponibilidad de producto. En su informe anual, la empresa que preside Marta Ortega destaca, no obstante, que "debido al fuerte desempeño de la venta durante 2022 y a una progresiva normalización de las condiciones de la cadena de suministro a finales de año, los niveles de inventario se regularizaron progresivamente y a 31 de enero de 2023 sólo eran un 5% superiores a los de un año antes". En concreto, las existencias están valoradas al cierre del ejercicio en un importe de 3.191 millones de euros, frente a los 3.042 millones del año anterior.

Aunque la empresa no detalla las inversiones que hará para afianzar su logística y la cadena de suministro sí que contempla una inversión este año de 1.600 millones de euros en su crecimiento. En tienda física, el grupo impulsará su crecimiento con la entrada de sus distintas cadenas en nuevos mercados, como Stradivarius en Alemania y Oysho en Reino Unido; además de nuevas localizaciones (Zara en Campos Elíseos, en París, o en Plaza del Duque en Sevilla). Adicionalmente, también se realizarán ampliaciones y reformas importantes en algunas de nuestras tiendas más emblemáticas, como en el Zara de Rue de Rivoli en París, el de Stratford en Londres o la tienda de Bershka en Vittorio Emanuele, en Milán.

No obstante, el foco estará puesto sobre todo en el mercado norteamericano. "Vemos grandes oportunidades de crecimiento a largo plazo en Estados Unidos", aseguran en el grupo. Entre 2023 y 2025, Zara acometerá así, al menos, 30 proyectos en este país, entre nuevas tiendas, reubicaciones y ampliaciones, en ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Miami, Chicago, Boston, Dallas, Austin y Las Vegas.

Inditex ha superado por primera vez en la historia la barrera de los 4.000 millones de beneficio y lo ha hecho tras el primer año de presidencia de Marta Ortega, que accedió al cargo en abril del año pasado, como parte del nuevo equipo directivo junto a Óscar García Maceiras como nuevo consejero delegado. El gigante textil obtuvo en el ejercicio fiscal 2022-2023 un resultado neto de 4.130 millones de euros, lo que supone un incremento del 27,3% sobre los 3.243 millones del ejercicio pasado. El grupo alcanzó unos ingresos de 32.569 millones, un 17,5% más.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud