Retail - Consumo

El precio del trigo cae a niveles previos a la guerra de Ucrania

  • Tras superar los 1.345 dólares, el precio del trigo ronda los 933 dólares
La guerra en Ucrania ha dejado a los mercados internacionales sin cientos de millones de toneladas de trigo. Foto: Dreamstime

Tras meses de inestabilidad e incertidumbre provocadas por los cortes en la cadena de suministro primero y la guerra de Ucrania después, el precio del trigo está bajando. Tras superar los 1.345 dólares el 27 de febrero, el precio de este cereal ha caído hasta los 933 dólares, un nivel no visto desde antes del inicio de la ofensiva militar. La cuestión ahora pasa por esperar y ver si se trata de algo puntual o si realmente la inflación ha tocado techo.

Antes de la guerra, Rusia y Ucrania eran responsables de cerca del 30% de las exportaciones mundiales de trigo. Sin embargo, el bloqueo de los puertos ucranianos y la destrucción de casi el 30% de terreno cultivable en ese país ha dejado a los mercados internacionales sin cientos de millones de kilos de trigo. Una situación que se agravó aún más con la decisión de la India de prohibir las exportaciones de trigo, llegando incluso a hacer saltar las alarmas ante el riesgo de una posible crisis alimentaria de "proporciones gigantescas", en palabras del primer ministro italiano, Mario Drag.

La actual caída de los precios sería la respuesta de los mercados a la predisposición de Rusia y Turquía para discutir un posible paso seguro para transportar el trigo procedente de Ucrania a través del Mar Negro, lo que teoría ayudaría a aliviar la presión sobre la demanda de este cereal. Aunque no es el único que ha visto caer sus precios. Las expectativas climáticas favorables para las cosechas de maíz y soja han influido en que el precio de estos granos sea inferior al registrado en meses anteriores. El precio de la avena también ha caído, en este caso como consecuencia de la reducción de la demanda de carne, señala Tom Brady, director ejecutivo del Centro JPMorgan de Materias Primas de la Escuela de Negocios de la Universidad de California en Denver. A todo esto se suma, además, el fin de los confinamientos en China y el levantamiento de sus prohibiciones a la exportación.

No obstante, los analistas se muestran menos optimistas. "Es poco probable" que las existencias de grano ucraniano salgan del país en un futuro cercano, sostiene Jake Hanley, CEO de Teucrium, a Quartz. Según él, primero es necesario llevar a cabo la reconstrucción de los puertos destruidos y la retirada de las minas instaladas en las vías marítimas.

Egipto, el mayor importador de trigo del mundo

En Egipto, más de 70 millones de sus 103 millones de habitantes dependen del pan subvencionado por el gobierno para alimentar a sus familias, según Associated Press. Los cortes en la cadena de suministros, la inflación y las consecuencias del conflicto armado en suelo ucraniano han llevado al Gobierno del país ha tomar medidas para garantizar el suministro de este cereal. 

Ante esta situación, el principal importador de trigo del mundo se ha visto obligado a reducir sus importaciones anuales de trigo en un 10%, es decir, unas 500.000 toneladas menos, aunque mantiene sus planes de adquirir 5,5 millones de toneladas de grano.

Paralelamente, el Gobierno del país ha puesto en marcha un plan para ampliar los silos de almacenamiento de trigo mediante nuevos diseños para mejorar su capacidad y lograr la seguridad alimentaria. Asimismo, se ha propuesto aumentar los terrenos de cultivo con el objetivo de abastecer a la población local con trigo de producción local.

Por su parte, el Banco Mundial ha aprobado unos fondos de desarrollo de 500 millones de dólares para impulsar la seguridad alimentaria en Egipto, según el Ministerio de Cooperación Internacional egipcio y recoge La Vanguardia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud