Política

Un mando de la Guardia Civil considera a Trapero "imprescindible" para la estrategia independentista

  • El mayor y la actuación de los Mossos siguen flotando en el juicio del procés

El nombre del que fuera mayor de los Mossos d'Esquadra durante el 1-O, Josep Lluís Trapero, sigue flotando en el juicio del procés pese a no estar acusado en el mismo y semanas después de que él mismo, en la sala que juzga la causa y en calidad de testigo, dejase claro que él y su Cuerpo cumplieron las normas. Un mando de la Guardia Civil ha apuntado este lunes ante el tribunal que Trapero no sólo no cumplió con su deber, sino que además fue una pieza "imprescindible" para el Govern en su "estrategia independentista".

En su testifical en el juicio que lleva la Sala Segunda del Supremo, el número dos del teniente coronel de la Guardia Civil Daniel Baena, que lideró la investigación del 1-O, ha cargado contra los Mossos y ha destacado que los documentos Enfocats y Moleskine, claves para la Fiscalía, constatan la "conexión" entre Govern, Mesa del Parlament, ANC y Òmnium en la vía unilateral a la independencia, informa EFE.

A raíz del análisis de los correos electrónicos intervenidos a la cúpula de la conselleria de Interior, el mando de la Guardia Civil ha concluido que observaron que "la figura de Trapero" era "imprescindible" para el Govern en su "estrategia independentista".

En concreto, se ha referido a un correo del 23 de septiembre de 2017 en el que el entonces secretario general César Puig -que afronta una petición de 11 años por rebelión en la Audiencia Nacional-, advertía al exconseller Joaquim Forn de la importancia de proteger a Trapero para "no perderlo".

Puig detallaba dos escenarios: si Trapero estaba presente en las reuniones con la Fiscalía para impedir el 1-O, el mayor debía decirle que le haría caso; si iba a las convocadas por el coordinador del dispositivo, Diego Pérez de los Cobos, corría el riesgo de que si no obedecía este le denunciara.

En esa tesitura, Puig advertía a Forn ante la posibilidad de que De los Cobos denunciara a Trapero: "en ese caso lo podíamos perder". A partir de entonces, fue el número dos de Trapero, Ferran López, quien acudió a las reuniones con De los Cobos y el mayor se reservó para las cumbres con el fiscal, según el mando de la Guardia Civil, que en su día fue procesado por torturas, si bien la Audiencia le condenó por una falta y el Supremo le absolvió.

Según el testigo, Trapero envió a la cúpula de Interior el contenido de las instrucciones de Fiscalía para impedir el 1-O, incluso las que eran secretas, lo que es una "anomalía", ya que daba cuenta a los políticos de información que obtenía como policía judicial.

En este sentido, ha explicado que Trapero envió un correo a Forn donde le informó de las pautas de actuación de los Mossos el 1-O, precisando que no iban a intervenir si había personas vulnerables, cuando la concentración fuera pacífica o cuando fuera muy violenta.

Carta de agradecimiento de Puigdemont

Todo ello en un contexto en el que, según el testigo, "una de las prioridades" de los Mossos era preservar su "imagen", ya que Trapero recibió informes del área de inteligencia en los que le advertían de que la policía catalana podría tener una "percepción negativa" entre la sociedad si tenían que detener a algún alcalde del "independentismo revolucionario".

Tras el referéndum, el entonces presidente Carles Puigdemont envió el 20 de octubre, a siete días de la DUI, un borrador a su secretaria para que remitiera una carta a Trapero, en la que le daba las gracias por su actuación y su postura como mayor en relación al 1-O. "Se ve la sinergia, la connivencia" entre ambos, ha indicado.

También ha desvelado que en una reunión de la cúpula de los Mossos, el 13 de octubre, Trapero advirtió de que debían estar "vigilantes", una vez superado el referéndum: "La Guardia Civil, junto con la Fiscalía y diez fotografías de una mala actuación el 1-O hacen un delito de sedición". Y es que, según este mando policial, durante el 1-O los Mossos hicieron "seguimientos específicos" a la Guardia Civil y a la Policía Nacional y avisaron a los propios colegios donde se estaba votando de su posible llegada.

Por ejemplo, en Sant Julià de Ramis (Girona) los Mossos hicieron referencia a que se dirigían unas 20 furgonetas de la Guardia Civil hacia el colegio donde tenía previsto votar "platino", el nombre en clave del entonces presidente Puigdemont.

También ha denunciado que el 20-S interceptaron llamadas de los Mossos a "personajes públicos" avisando o dando instrucciones sobre los registros que se estaban efectuando para impedir el 1-O.

El guardia civil sitúa a los Jordis en la reunión en la que se decidió que Puigdemont sustituiría a Mas

El mando de la Guardia Civil ha destacado la importancia del documento Enfocats y la agenda Moleskine intervenidas a Josep Maria Jové, el número 2 del exvicepresident Oriol Junqueras, y que detallan la hoja de ruta unilateral a la independencia.

Mientas Enfocats era "un documento estratégico, de idea", la Moleskine era el documento "ejecutivo", con "nombres, personas, cometidos y finalidades", ha detallado.

Ha enfatizado que Jordi Cuixart y Jordi Sànchez aparecen en reuniones claves, como la del "último intento", donde supuestamente se acordó que, tras el veto de la CUP a Artur Mas, el candidato a la investidura sería Puigdemont, lo que a su juicio permite constatar el "papel fundamental" de las organizaciones civiles en el procés.

A partir del análisis de la Moleskine, también ha resaltado la importancia de Carme Forcadell, ya que el Parlament que presidía era "el canal para tramitar las leyes" de desconexión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

y EL 95%
A Favor
En Contra

Un mando de la Guardia Civil y el 95% de los españoles.

Puntuación 2
#1