Política

La Guardia Civil detiene al 'número dos' de Junqueras y a otras 13 personas en su operativo contra el referéndum

  • Son 14 detenidos, 41 registros y 9,8 millones de papeletas requisadas
  • Miles de personas se han concentrado en Barcelona como protesta
  • Rajoy convocó a Sánchez y Rivera ante la gravedad de la situación
Protestas independentistas ante los registros efectuados hoy por la Guardia Civil. Foto: EFE

La Guardia Civil ha detenido este miércoles a 14 cargos catalanes en el marco de una operativo abierto contra el referéndum del 1-O en Cataluña, aunque el número de detenciones podría subir a 17. Entre ellos está el secretario general de Economía de la Generalitat, Josep Maria Jové, detenido en la calle después de que su coche fuese rodeado por cuatro vehículos de la Guardia Civil. Requisadas 10 millones de papeletas del 1-O con el voto 'Sí/No' en la nave de un empresario en Barcelona.

Con el fin de recopilar pruebas e indicios sobre el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional y siguiendo el mandato del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, hasta el momento se han realizado 41 registros y se ha detenido, además de a Jové -considerado 'número dos' de Oriol Junqueras-, a otros cargos considerados el núcleo duro de la coordinación del 1-O tras la remodelación del Govern el 14 de julio como Josue Sallent Rivas (Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, CTTI), Xavier Puig Farré (Oficina de Asuntos Sociales), Josep Lluís Salvadó i Tenesa (Conselleria de Economia y Hacienda).

Otros de los detenidos son Pau Furriol Fornells y Mercedes M. Martos, por su relación con el hallazgo de papeletas en una nave de Barcelona, David Franco Marcos, del CTTI, David Palacad Serrano, de la Oficina de Asuntos Exteriores y Juan Manuel Gómez, también del departamento de Economía y Hacienda. Entre los últimos detenidos están Jordi Graells, director del departamento de Atención Ciudadana del Gobierno catalán (AOC); Jordi Puigneró, presidente del CTTI; y un trabajador de Fundacio.cat. Una de las detenciones se ha practicado en Madrid, donde la Guardia Civil ha arrestado a Rosa María Rodríguez Curto, directora general de Servicio de la Generalitat y responsable de desarrollos informáticos

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la causa, que sigue secreta, está abierta por los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación y son una veintena las personas que tienen la condición de investigadas.

Ante estos hechos, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha encabezado desde las 10:30 horas una reunión extraordinaria en el Palau con todos los consejeros del Govern y con la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. Momentos antes de la reunión, Puigdemont ha publicado en su cuenta de Instagram que están "¡Firmes y decididos!". Tras la reunión, al filo de las 12:40 horas, el presidente catalán ha comparecido sin preguntas ante los medios para afirmar que "el Estado ha suspendido el autogobierno catalán y ha aplicado de facto el estado de excepción".

Desde Moncloa, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha convocado por separado al líder del PSOE, Pedro Sánchez, -que ha cancelado su agenda internacional- y al de Ciudadanos, Albert Rivera, para evaluar la situación. Además, el Gobierno ha hecho una declaración institucional en la que ha acusado al independentismo de buscar en la calle una "legitimidad que no tiene". 

Registros toda la mañana

El operativo ha comenzado cuando agentes de la Guardia Civil han entrado a primera hora de la mañana en la sede de la Conselleria de Economía de la Generalitat situada en Rambla Catalunya, en Barcelona, además de en la sede del Institut Català de Finances (ICF), según fuentes de la Conselleria.

Varios agentes del Instituto Armado se han personado igualmente en la sede de la Consellería de Gobernación y en la de la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat. Lo ha publicado la consellera, Dolors Bassa, en un apunte en Twitter en el que ha asegurado que Cataluña está "en un estado de asedio". En esta última sede, 15 agentes han buscado material informático vinculado al referéndum.

De la misma manera, la Guardia Civil ha entrado en el departamento de Asuntos Exteriores, en el Palau de la Generalitat, donde los agentes habrían accedido a una parte de la Casa dels Canonges, residencia oficial del presidente de la Generalitat, puesto que allí se ubica también parte de las dependencias de la consellería de Exteriores, que dirige Raül Romeva. Los agentes también han entrado en otra sede de la consellería situada en la calle Vía Laietana, 14.

Los agentes también han entrado en el CTTI de la Generalitat, en L'Hospitalet de Llobregat, en la sede del AOC, en la sede en Barcelona de la empresa T-Systems, en el Institut d'Estudis de l'Autogovern y en la Fundació.cat, que gestiona el dominio web '.cat'. Asimismo, han registrado el domicilio particular del exsenador de ERC y exjuez Santi Vidal, el del jurista Carles Viver i Pi-Sunyer y el de Joan Ignasi Sánchez, asesor del Departamento de Gobernación que dirige Meritxell Borràs y exconcejal de ERC en Sabadell (Barcelona).

Estas acciones se producen un día después de que el Instituto Armado haya intervenido en Terrassa (Barcelona) más de 45.000 sobres con las notificaciones a los miembros de las mesas electorales del referéndum del 1 de octubre y al mismo tiempo que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha pedido a la banca que bloquee las cuentas de la Generalitat.

Protestas en Barcelona

Varios miles de personas se concentran desde antes de las 09:00 horas de este miércoles a las puertas de la Conselleria de Economía de la Generalitat al grito de: "Votaremos" e "Independencia" y cortando el tráfico en la zona. Entre los concentrados se encuentro el portavoz de ERC en el Congreso Joan Tardà y hay personas que llevan banderas independentistas y se están repartiendo carteles con el mensaje 'Votemos para ser libres'. Más tarde, también se han producido concentraciones ciudadanas frente a la Conselleria de Gobernación y en otros puntos de la capital catalana. La CUP denuncia que "policías encapuchados" están rodeando su sede en Barcelona. En el marco de estas protestas, desde el PSC han denunciado la agresión de dos de sus miembros así como varios ladrillazos que han roto los cristales de su sede.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha declarado que "el señor Rajoy se equivoca si cree que esta estrategia funciona, tanto aquí como en otras partes de España" y ha pedido al presidente del Gobierno que acabe con la "represión".

En Madrid, los demás diputados ERC del Congreso, con Gabriel Rufián a la cabeza, han abandonado el hemiciclo en protesta por las medidas del Gobierno para impedir el referéndum del 1 de octubre y, concretamente, por los registros de esta mañana. Eso sí, antes de abandonar el hemiciclo Rufián ha dirigido una pregunta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha pedido sacar "sus sucias manos" de Cataluña. A su vez, los diputados del PDeCAT han repetido gesto y han amenazdo con dejar de acudir el Parlamento de forma permanente ante este "atropello" del Estado.

En respuesta a las palabras de Rufián, Rajoy ha justificado los registros, ya que, según ha dicho, "se ha hecho por decisión del juez" y cualquier democracia tiene "obligación" de acatar lo que diga uno de los tres poderes del Estado. Según ha añadido, se trata de una investigación que se hace para que se "cumpla la ley" y lo seguirán haciendo "hasta el final".

Desde la oposición, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha rechazado la detención del 'número dos' de Junqueras y ha augurado que este hecho lleva "a una situación en la en España va a haber presos políticos". Que haya presos políticos en España es grave. Yo no quiero que en la democracia haya presos políticos mientras un partido político parasita las instituciones", ha manifestado en declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud