Política

La ministra Delgado rechaza salir del Gobierno por los audios con Villarejo: "No voy a dimitir"

  • "Ni este Gobierno ni esta ministra va a aceptar el chantaje de nadie"
  • Dolores Delgado cuenta con el apoyo de Sánchez y del Gobierno
  • Podemos ya se ha unido a la vertiente de PP y Cs que pide su salida
Dolores Delgado en la sesión de control. Foto: Efe

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, se niega a dejar el cargo: "No voy a dimitir", ha dicho este miércoles en el Congreso de los Diputados en respuesta a la petición de dimisión del PP a cuenta de sus encuentros con el excomisario José Manuel Villarejo. Horas después ha trascendido que Delgado comparecerá para dar explicaciones sobre el caso el próximo 10 de octubre en el Congreso.

Delgado, en el foco de la polémica por los audios sobre uno de los encuentros que en un principio negó, ha basado su decisión en que "este Gobierno está trabajando por la ciudadanía", ha dicho en respuesta a la diputada popular María Jesús Bonilla para añadir que "soy fiscal pero ahora presto servicio público desde el Ministerio de Justicia y eso sí que es un orgullo. Ni este Gobierno ni esta ministra va a aceptar el chantaje de nadie".

Bonilla, que no ha entrado a los audios sino a la reacción de la ministra a los mismos, ha acusado a Delgado de "mentir". En un tono más serio y algunos minutos antes, Rafael Hernando invitaba a Delgado a marcharse: "Es un zombie político", le ha dicho. 

Ayer, la polémica la centraron las palabras que Delgado habría dedicado a su compañero, entonces en la Audiencia Nacional y ahora en el Gobierno, Fernando Grande Marlaska, en las que le describía como "maricón". Hoy, las nuevas revelaciones muestran a Delgado contando un episodio en el que jueces y fiscales se fueron con menores en un viaje a Colombia. No obstante, el CGPJ ha asegurado que no tiene constancia de que Delgado asistiera a los cursos celebrados en dicho país que motivaron el viaje.

La ministra cuenta con el apoyo del Gobierno y del PSOE. Anoche fue Pedro Sánchez quien salió en su defensa desde Nueva York y esta mañana han hecho lo propio en los pasillos de la Cámara Baja las minsitras Isabel Celaá y María Jesús Montero.

El principal 'socio' del Gobierno en la búsqueda de apoyos en el Parlamento y se ha posicionado por la salida de Delgado, como verbalizó ayer Pablo Iglesias. PP y Ciudadanos la exigen desde antes. Quizá por eso, la opción de la dimisión no desaparece. El Ministerio que dirige ha tenido que aclarar que Delgado ha cancelado una visita a Zaragoza esta tarde "por motivos de agenda" ante las sospechas que pudiera generar la ausencia. 

Por su parte, el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, implicado también en la trama que relacionaba a Villarejo con Delgado, ha salido a defender a la ministra asegurando que la polémica por los audios deriva de "una campaña deleznable" contra la titular de Justicia. Garzón ha remarcado que las grabaciones están "sacadas de contexto" y ha ensalzado la figura de Delgado enfatizando que es "una persona íntegra, que ha dado su vida por España".

La defensa de Villarejo reacciona

Por su parte, los abogados de Villarejo, en prisión preventiva desde el 5 de noviembre del año pasado, han pedido a Delgado una rectificación tras decir la ministra que la estrategia de defensa del excomisario pasa por "atacar al Estado".

"Ante semejante afirmación deseamos puntualizar que los abogados encargados de la defensa del señor Villarejo no han tenido ni tienen la más mínima intención de basar su estrategia procesal en un ataque al Estado o a sus instituciones. Al contrario, defendemos a nuestro cliente con las armas del Estado de Derecho, que son además las que le benefician", dice su comunicado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud