Política

Cs llevará a la Fiscalía la 'quita' de la Generalitat Valenciana al socio mediático de Ximo Puig

  • "Se trata de hechos que consideramos graves", afirma Toni Cantó
  • Puig se comporta como "el Berlusconi de Morella", según el portavoz
Toni Cantó, portavoz de Ciudadanos en 'Les Corts Valencianes'. EE
Valencia

El grupo parlamentario de Ciudadanos en Les Corts Valencianes anunció este martes que llevará ante la Fiscalía la 'quita' de 1,3 millones de euros concedida por el banco público valenciano (IVF) a Prensa Ibérica en el marco de la compra de Grupo Zeta (propietario de El Periódico Mediterráneo) al entender que la operación podría haber beneficiado al propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig (dueño del 1,16% de este diario de Castellón).

La controversia radica en varios aspectos: en que la deuda que perdona la administración de Ximo Puig es originaria del periódico en el que el propio político tiene una participación; en que se condona la cantidad al principal grupo mediático valenciano (Prensa Ibérica) -que con la adquisición de Grupo Zeta se convierte en socio del presidente autonómico-; y en que la operación se convierte en la salvación del rotativo, al encontrarse hasta entonces su dueño, Grupo Zeta, camino de la quiebra.

Además, se dio la circunstancia de que el Instituto Valenciano de Finanzas nunca antes había concedido "la venta de un crédito deteriorado" -como la llama el IVF- y que para hacerla requirió la autorización previa del Gobierno valenciano para poder realizar operaciones de este tipo. El visto bueno se produjo días antes de la operación de Grupo Zeta y con el voto a favor del propio Ximo Puig. En consecuencia, la primera y única 'quita' del banco público valenciano es, por el momento, la realizada a favor de los socios del presidente.

Ante tal escenario, y "después de que la Oficina de Conflicto de Intereses (OCI) no haya ofrecido más información al respecto", según explicó el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Toni Cantó, la formación ha decidido poner el asunto en conocimiento de la Fiscalía.

"Se trata de hechos que consideramos graves y es una burla que existan tres entidades como la OCI, la Agencia Valenciana Antifraude y la propia Conselleria de Transparencia pero ninguna aclare nada, sino que nos remiten, entre ellas, de una a otra", lamentó Cantó, que considera que Puig "no puede seguir comportándose como el Berlusconi de Morella ni sus socios seguir tapando sus vergüenzas"

"Creemos que, entre otras cuestiones, el presidente no puede mantener acciones en un medio de comunicación en el que el Consell invierte publicidad institucional, porque eso lo convertiría en un comisionista", añadió Cantó en referencia a los dividendos que cobra el presidente valenciano de El Periódico Mediterráneo (18.780 euros entre 2016 y 2018) mientras su propio departamento paga publicidad en el diario (más de 700.000 euros desde 2015).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0