Podcasts

¿De dónde viene el arroz? Los supermercados venden asiático como si fuera de Valencia

  • Los agricultores piden un etiquetado que deje claro el origen para no engañar al consumidor
  • Señalan a las grandes arroceras por destacar solo el distribuidor o el envasador local
Madridicon-related

Enfado entre los arroceros valencianos, que exigen que se etiquete correctamente el origen del arroz, para evitar engañar al consumidor. En los últimos días es han movilizado en diferentes puntos de la región, exigiendo que se sepa la procedencia del arroz, de dónde viene.

Como aseguraban algunos de los agricultores durante las manifestaciones, están colando arroz de Myanmar, Camboya y otras regiones de Asia como si fuera valenciano. Desde Unió Llauradora, en declaraciones recogidas por EP, señalan la alarmante tendencia del mercado de sustituir la producción nacional y europea por productos que vienen de fuera pero que usan la misma marca y el mismo nombre.

Hay que tener en cuenta que el arroz procedente de otros países se produce de una manera completamente diferente. No mantienen normativa de uso de plaguicidas, gestión social o medioambiental, que los agricultores valencianos están obligados a aplicar.

Competencia desleal

Denuncian que se trata de una competencia desleal, que hace que el arroz valenciano se tenga que acumular en los almacenes, mientras se comercializa el de otros lugares, más barato. Como apuntan, ellos echan pesticidas, herbicidas y fungicidas que en España están prohibidos, algo que el consumidor no sabe.

Volviendo al caso de Myanmar y Camboya, por ejemplo, destacan que usan productos químicos nocivos para la salud, y que están prohibidos en la UE. Y además cultivan de manera insostenible para el medio ambiente y vulneran los derechos humanos.

De hecho, denuncian que para los arroceros locales es imposible competir con el producto importado, porque los precios no compensan todos los gastos de producción, cada vez más elevados. Y más entre los agricultores tradicionales, que apuestan por un cultivo de minifundio, muy vinculado a la tierra, al paisaje y al Parque Natural de la Albufera.

Etiquetado correcto

Por todos estos motivos, exigen que se especifique claramente en la etiqueta el origen del arroz, para evitar engañar a los consumidores y proteger al cultivo valenciano. Que el comprador pueda tener toda la información, para que sepan lo que está pasando.

Por ejemplo, recuerdan que el arroz valenciano es el principal ingrediente de la paella, y que para identificar su procedencia es mediante el logotipo de Denominación de Origen de Arroz de la ciudad de origen de Valencia.

Sacos de arroz
Sacos de arroz. | Imagen: Dreamstime

La crítica en este punto se centra en las grandes empresas arroceras, que son las que no especifican en sus paquetes de dónde viene el arroz que venden en los supermercados. De hecho, algunas de ellas, según denuncian los agricultores, venden arroz asiático como si fuera valenciano, al indicar únicamente el distribuidor o el envasador local, omitiendo el origen, y llegando a utilizar fotos en las etiquetas o en los paquetes identificativas de la Comunitat Valenciana. Insisten, una ruina para los productores, y un engaño para los consumidores.

Como denuncian desde Unió Llauradora, no sirve que ponga envasado en Valencia si luego no especifican su origen. Consideran que es un engaño de las grandes empresas a los consumidores.

Limitar las importaciones

En la misma línea, también piden que se limiten las importaciones, al menos mientras aún allá arroz valenciano de la anterior campaña acumulándose en los almacenes, recordando que solo en las últimas semanas han llegado casi 40.000 toneladas.

La preocupación reina entre los arroceros, que calculan que en esta situación será complicado mantener su ilusión y sus inversiones, y que difícilmente podrán mantener los cultivos que iniciaron sus padres o sus abuelos.

Mientras tanto, han recuperado su calendario de movilizaciones a lo largo de la Comunitat Valenciana, manteniendo el espíritu de las propuestas que se iniciaron el pasado mes de enero.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud