Podcasts

La cerveza se libra de la crisis logística: el sector descarta problemas de desabastecimiento

  • El elevado peso de la producción nacional actúa como garantía
  • El 90% de la cerveza que se consume en España se fabrica en el país
  • Pese a la mejoría, los resultados aún están lejos de los registrados en 2019
Madrid

La recuperación del ocio nocturno tras la pandemia, junto a la crisis logística mundial, han provocado escasez generalizada de bebidas alcohólicas. ¿De todas? No, principalmente afecta a las que proceden de Reino Unido, como la ginebra, el whisky o el vodka. Pero calma, ¡calma!, que la cerveza se libra.

Lo aseguran los fabricantes españoles, que descartan que vaya a producirse cualquier problema de desabastecimiento, gracias al elevado peso de la producción nacional.

"Puede haber algún problema coyuntural con alguna marca concreta, pero la gran diferencia con el resto de bebidas es que el 90% de la cerveza que se consume en España se produce en el país". Lo explica Jacobo Olalla, director general de la patronal Cerveceros de España, en declaraciones a EFE.

Materias primas

El sector resta importancia al impacto del colapso en el sistema internacional del transporte, como les está pasando a otras bebidas como los espirituosos o los vinos, con algunas dificultades. Ni siquiere habrá mayores contratiempos con las materias primas, pese a su encarecimiento.

"Quitando algo de lúpulo, casi toda la cebada malteada, el maíz y el arroz que utilizamos se producen también en España".

De hecho, las tensiones en la cadena de suministros ni siquiera están afectando a las exportaciones. Las dificultades que pueden haber surgido se centran, sobre todo, en algunas marcas de importación.

Pero, ojo, no habrá problemas mientras se trate solo de una crisis coyuntural. Si se alarga en el tiempo, si no se resuelve a corto plazo, el sector cervecero también acabará afectado.

Recuperación del sector

En cuanto a la recuperación del sector cervecero, empieza a notarse cierta mejoría, pero los resultados aún están lejos de los registrados en 2019. En principio, los niveles prepandemia se alcanzarán el próximo año.

Hay que tener en cuenta que se trata de una bebida cuyo pico de consumo se da con el calor, en verano. Y el último aún no estaba funcionando al 100% la hostelería. De hecho, el de la cerveza fue uno de los sectores más perjudicados por los cierres provocados por la pandemia.

Entre las incertidumbres para el sector, está cómo se repartirán las ventas entre bares y supermercados, una vez superada la crisis sanitaria, que puede haber afectado las rutinas de la gente. La clave para el sector es que en hostelería los márgenes de beneficio son sensiblemente superiores.

Otra clave está en la recuperación del turismo internacional. Gran parte de los visitantes procedían de países con gran tradición cervecera, como Alemania y Reino Unido, que registraban altos consumos por persona.

Por último, también están pendientes de cómo afecta a la cerveza el cierre de bares y restaurantes, lastrados por la crisis. Sobre todo, en lo relativo a chiringuitos y locales de verano donde se detecta un mayor impacto.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Asustadizo
A Favor
En Contra

Ya me habíais asustado!

Puntuación 2
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Brick
A Favor
En Contra

La producción de cerveza es una fuente emisora de CO2. Hay que poner fuertes impuestos a esta bebida para cumplir con la Agenda 2030 y salvar al planeta.

Puntuación -5
#2
Diego desde Tabarnia
A Favor
En Contra

Uaaala, qué bien. Albricias. Podremos seguir tomándonos la cañita en el bar del Paco!

Ésa sí es una buena notícia. Estoy ahora saltando de alegría en casa!

Puntuación 2
#3