Opinión

Proteger el poder adquisitivo de los trabajadores a través de los beneficios sociales

El poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras en España se ha visto erosionado en los últimos años por el aumento de los precios y la moderación salarial. Según el Instituto Nacional de Estadística, la inflación media registrada en 2023 fue del 3,5%. Por su parte, las nóminas subieron de media un 3% en el caso de los funcionarios y un 3,46% en el sector privado, según los 3.385 convenios que nutren esta estadística y que afectan a algo más de 10,5 millones de trabajadores del total de 14,5 millones de asalariados privados en España. Esta pérdida de poder adquisitivo resulta más notable si se tiene en cuenta que el IPC se ha incrementado un 7,3% en alimentación o un 3,9% en transporte, de acuerdo también a los datos distribuidos por el INE.

En una visión más amplia, el informe La pérdida de poder adquisitivo en cifras, publicado en febrero de 2024 por UGT Andalucía, señala que, entre 2020 y 2023, los salarios han crecido un 7%, mientras que el nivel general de precios se ha incrementado por encima del 17%. Esto, supone una pérdida de 10 puntos de poder adquisitivo en tan solo 3 años.

Ante esta situación, el Gobierno ha tomado algunas medidas para tratar de mejorar las condiciones de vida de las rentas más bajas, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) del 5%, hasta los 1.134 euros mensuales, que entró en vigor el pasado 6 de febrero. Esta acción, que afecta a unos 2,5 millones de personas, sobre todo mujeres y jóvenes, es positiva pero insuficiente para compensar la pérdida de poder adquisitivo en España.

Añadido a esto, son necesarios otros compromisos para elevar el poder adquisitivo de los trabajadores. Un ejemplo sencillo es aumentar en 2 euros la actual cuantía de exención diaria para los vales de comida, que pasaría de los 11 euros a los 13 euros. De esta forma, se acercaría al coste medio del menú del día en España, que según el último estudio de Hostelería de España y Edenred se sitúa en 13,2 euros.

Los Ticket Restaurant son un beneficio social que permite a sus miles de usuarios en España adquirir diariamente alimentos con exención de IRPF, lo que supone un ahorro fiscal y un aumento del salario neto. Además, este servicio favorece una alimentación más saludable, al permitir y simplificar el acceso a una oferta variada y equilibrada de restaurantes, incluido el servicio a domicilio o para llevar.

Asimismo, el Ticket Restaurant es una excelente herramienta también para el ahorro de tiempo, ya que permite a sus usuarios despreocuparse de una parte de las comidas en su rutina diaria, pudiendo así dedicar este tiempo, que en muchas ocasiones se dedica al cocinado, a otras actividades personales o de ocio. Por último, fomentan el aprovechamiento de los alimentos, estando en línea con los objetivos de sostenibilidad alimentaria, ya que el canal HORECA genera cuatro veces menos de desperdicio que el consumo dentro del hogar.

Sumado a esto, el aumento de la exención para los Ticket Restaurant no tendría ningún coste para las empresas, que podrían ofrecer este beneficio a sus equipos sin aumentar la masa salarial ni la cotización a la Seguridad Social.

En tiempos de incertidumbre económica, es vital que las empresas y los gobiernos trabajen juntos para garantizar la seguridad financiera de los ciudadanos y promover un crecimiento sostenible. Aumentar la exención de los vales para comida es una oportunidad para proteger el poder adquisitivo de miles de personas en España y fortalecer la economía en su conjunto. Es hora de actuar en beneficio de todos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud