Opinión

Alza desmedida en costes laborales

  • Las empresas pagan un 17% más trabajador desde 2018 debido al notable incremento de las cotizaciones sociales
Fotografía entrega nómina. Dreamstime

Los costes laborales han experimentado un notable incremento desde la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa. En concreto y según datos del INE, dicha partida se ha disparado un 17% desde el segundo trimestre de 2018, hasta 3.037 euros por trabajador. El alza de los salarios (15%) en el periodo explica en parte el aumento de los costes. Pero el principal motivo reside en el impulso del 20,5% experimentado por las cotizaciones sociales, que pasan de 595 a 717 euros de media. Este incremento provoca que las cotizaciones que pagan las empresas suponga actualmente el 10% del PIB, lo que nos sitúa muy por encima de la media tanto de la UE, 5,6%, como de la OCDE, 4,5%. Se demuestra así el mayor sacrificio que las empresas están realizando para tratar de revertir los desequilibrios de la Seguridad Social.

Un esfuerzo que será insuficiente para revertir las pérdidas del sistema tras una reforma de pensiones que ha obviado cualquier medida para racionalizar el gasto. De hecho, lo está elevando mes tras mes con decisiones tan costosas como la de ligar el incremento de las prestaciones al comportamiento de la inflación. Esta medida unida al progresivo retiro de la generación del baby boom obligará a un nuevo incremento de las cotizaciones sociales en 2025, que está contemplado en la propia reforma y que repercutirá en todos los trabajadores, pero, sobre todo, en las empresas. Los costes laborales están por tanto abocados a seguir incrementándose en un futuro cercano. Esto reducirá competitividad de los negocios para invertir y limitará su capacidad para crear empleo. En cuanto al trabajador, su esfuerzo inútil para revertir los números rojos de las pensiones impactará de forma negativa en el consumo y, por extensión, en el conjunto de la economía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud