Opinión

El club de los pobres o regreso al futuro

  • Sánchez no parece interesado por los 12 millones de españoles en riesgo de exclusión social
Gabinete de ministro de la nueva legislatura de Pedro Sánchez. EFE

La noticia ha pasado casi desapercibida entre los ecos de la investidura, la amnistía y la posterior formación del nuevo Gabinete de Pedro Sánchez, pero no por ello deja de ser menos reveladora y menos grave, porque en sólo cinco años de gobierno del sanchismo arropado por los socios de la Frankenstein España ha pasado de ser la locomotora económica de Europa a volver a ser miembro de honor del Club de los Pobres de la UE y, por tanto, país elegible para recibir los Fondos de Cohesión. Lo que si puede parecer positivo porque nos permitiría solicitar 6.600 millones de euros a Bruselas, no lo es si tenemos en cuenta que la condición para ser destinatario de este instrumento financiero es tener una renta per cápita inferior al 90% de la media comunitaria.

Y es, con datos de Eurostar, España ocupa el puesto 18 de 27 de la lista en PIB per cápita al constatar que después de ajustar ese PIB en paridad al poder adquisitivo con los datos de 2022, año en que, por cierto, íbamos algo mejor que en este 2023 y muchísimo mejor de lo que vamos a ir en 2024, nuestra tasa se situó en el 85% teniendo como línea central la media europea que está en el 100, mientras que otros países de la UE: como Irlanda o Dinamarca están en el 233% y el 137%, respectivamente. Además de que países como Chipre, Estonia o Lituania ya están mejor que nosotros que sólo superamos a estados como Croacia, Grecia o Bulgaria.

Los impuestos abusivos del Gobierno que han situado a España a la cola de la competitividad fiscal de Europa, la alta inflación especialmente la que afecta a los precios de los alimentos -suben un 9,3% en 2023-, y salarios inferiores por la baja productividad y la presión fiscal sobre las empresas, son las causas que se apuntan como claves de este regreso al futuro en un club que hace años habíamos dejado.

En la misma línea los datos del último informe del think tank de economías avanzadas los ingresos reales per cápita de los hogares españoles registraron un incremento del 0,37% durante el segundo trimestre de 2023 en comparación con el trimestre precedente, aumento inferior al 0,5% reportado en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El mínimo crecimiento español, con tendencia al estancamiento contrasta con el mayor aumento de la renta real disponible por persona que se observó en Hungría, con un aumento del 2,98%, debido al alivio de las presiones inflacionistas. Le siguieron Portugal con un aumento del 1,53% y Bélgica con un incremento del 1,49%. Asimismo, España se encuentra en la quinta posición con el menor crecimiento económico por habitante desde 2007, con un aumento del PIB per cápita del 3,8%, cifra que está muy por debajo del 16,7% la media de la OCDE y del 14,3% la Unión Europea.

Pero, no solo el crecimiento del PIB per cápita es inferior en España, también la riqueza de los hogares se sitúa por debajo de la media de la Unión Europea con datos de Eurostat, la oficina de estadísticas comunitaria, que muestran como la renta disponible de los hogares en España es de 17.254 unidades de poder de compra por habitante, mientras que la media de la UE es de 18.706 unidades.

Es decir que los españoles somos cada día más pobres, tenemos cada día un trabajo más precario, un mercado laboral en el que tener un empleo fijo no garantiza llegar a fin de mes, y vivimos en un país donde hay 12 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión social. Un empobrecimiento de la sociedad en su conjunto que al Gobierno parece no interesarle, preocuparle u ocuparle, mientras se dedica a amnistiar a delincuentes, esquilmar a las comunidades pobres para pagar los votos que ha comparado a los separatistas de las regiones ricas y a mantener un gobierno elefantiásico de 22 ministerios, 103 secretarios y subsecretarios y más de 1.000 asesores enchufados, que nos van a costar más de 175.000 millones de euros anuales, más del triple de los 60.000 millones que nos cotaban los gobiernos de Rajoy. Esta es su política social.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud