Opinión

Las explicaciones pendientes de EiDF

Fernando Romero, CEO de EiDF

Las cuentas reformuladas de EiDF no solo no satisfacen a la CNMV, que pide más información a la empresa de instalaciones fotovoltaicas para permitirle que vuelva a cotizar.

Además, contienen observaciones clave del auditor, PwC, que señalan la existencia de un fondo de maniobra negativo de casi 21 millones a cierre de 2022.

Un deterioro en ese capítulo contable siempre es muy grave, ya que dicho fondo mide la capacidad para hacer frente a los pagos a corto plazo, y compromete la viabilidad misma de la empresa.

Es cierto que PwC señala vías para corregir la situación, y la propia EiDF asegura que ya lo hizo, pero esa afirmación no está validada por el auditor y la empresa aún tendrá que aportar más datos si quiere demostrar que es sostenible.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud