Opinión

El falso debate de las nucleares

Urge un plan energético a escala nacional y no parches temporales

El mismo gobierno que se lavó las manos en la pandemia para ceder la gestión a las autonomías, desvía ahora la responsabilidad de las subidas desbocadas del precio de la luz a las empresas eléctricas mientras aprueba, por decreto y sin pasar por el Parlamento, un paquete de medidas que además poco eficaces porque supondrán como mucho una rebaja del 20 por ciento en la tarifa cuando sólo en agosto ha subido un 34 por ciento, son también pan para hoy y hambre para mañana puesto que lo que el consumidor se va ahorrar ahora lo va a tener que pagar a partir de marzo.

Es de justicia reconocer que el gobierno ha hecho probablemente lo que podía hacer, aunque también constatar que no todo lo que podía hacer. El IVA podría rebajarse no al 10 por ciento como ha hecho sino hasta el 4 por ciento y el impuesto de generación se reduce sólo hasta el 31 de diciembre cuando los expertos hablan que las subidas durarán al menos hasta marzo o abril del año próximo.

Se trata un parche temporal motivado no por atender al interés general sino por la necesidad imperiosa de remontar la caída en las encuestas, que va a abrir una batalla jurídica por parte de las compañías a las que se les incautan más de 2.300 millones de euros, y que crea inseguridad jurídica con el consiguiente efecto desincentivador sobre las inversiones extranjeras.

Pero una vez más este gobierno, como los que les precedieron, ni sabe ni se atreve a plantear las soluciones a largo plazo y duraderas para garantizar la sostenibilidad del sistema eléctrico: una reforma fiscal que libere a los consumidores de todos los impuestos que son ajenos a la generación y distribución de la electricidad, por un lado; y por otro un Plan Energético Nacional, serio, realista y basado no en decisiones políticas sino en los recursos, capacidades y necesidades del país con el menor impacto posible sobre el bolsillo de los ciudadanos.

Un Plan energético que pasa ineludiblemente por acabar con esa demonización de la energía nuclear, tan demagógica como hipócrita, porque mientras aquí se estigmatizan y se prescinden de las nucleares estamos comprando electricidad a Francia que procede de centrales nucleares, algunas de las cuales están situadas a menos de 100 kilómetros de las fronteras españolas con el consiguiente riesgo en caso de un accidente.

Francia tiene 80 centrales nucleares y un precio de la electricidad a 80 euros megavatio, menos de la mitad del que pagamos en España donde sólo hay siete y en proceso de desmantelamiento. Pero no es sólo el país vecino. El Reino Unido dispone hoy de 16 centrales nucleares activas y ha iniciado un plan de construcción otras seis nuevas. Y China con otras 16 nucleares activas y 27 inactivas está elaborando un programa de impulso al desarrollo de la energía nuclear como herramienta clave para reducir sus emisiones de CO2.

Porque la energía nuclear es limpia, barata y, además segura. Las centrales nucleares se encuentran entre las instalaciones más seguras del mundo desde el punto de vista tecnológico y físico. Disponen de tres niveles de seguridad que abarcan desde el diseño de la instalación hasta los procedimientos de funcionamiento y el entrenamiento del personal de operación. De los primeros trabajos realizados para calcular la probabilidad de los accidentes de gran magnitud, que se resumen en el informe WASH-1250, se deduce que la probabilidad de un accidente catastrófico en una central nuclear es muy pequeña: del orden de 1 en 1 000 000 000 por año de funcionamiento, muy inferior, ejemplo, al riesgo en la aviación. Y en el caso concreto de España nunca ha habido un suceso clasificado como accidente según la escala INES (International Nuclear Event Scale).

Parar las centrales nucleares en España, como puede derivarse de la aplicación del Real Decreto Ley aprobado por el Consejo de Ministros, pondría en riesgo el 23 por ciento de la producción eléctrica y el Foro de la Industria Nuclear ya ha advertido de que si el proyecto de Ley del CO2 sale adelante se verán obligados a cesar la actividad del parque nuclear. Decisión que no saldrá gratis y podría encarecer aún mucho más el recibo de la luz. Así de claro y así de simple.

comentarios7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Andy
A Favor
En Contra

El Mwh en Francia estos dias esta fluctuando entre los 140€ y los 180€ y subiendo como en toda Europa, por otra parte Francia las esta pasando canutas para encontrar combustible para sus centrales, si fueras un periodista de verdad, y no un opinologo a sueldo, mirarias cómo la cotización del uranio se ha disparado mas de un 30% solo este año, ya que no hay oferta suficiente, es un materia escasisimo.

Puntuación 1
#1
Hurl
A Favor
En Contra

Ya basta de considerar a la nuclear como la panacea.

A mi no me preocupa que Francia tenga reactores. Cierto, si tienen un problema lo vamos a sufrir igual, pero supongo que es un país serio y hará bien las cosas. Pero es que las centrales generan residuos que Francia sí tendrá que almacenar en su país. Y duran milenios. Y esos almacenes generarán gastos de mantenimiento de por vida. No sé yo si la nuclear es tan barata. Almenos la nuclear actual. Si se invierte en nuevos reactores mas eficientes o con otros materiales igual sí. Pero con los clásicos de uranio pues no me parece bien.

Puntuación -4
#2
yomismo
A Favor
En Contra

Chernobil, Fukhisma, Three Mile Island (Estados Unidos), entre otros demuestran que, aunque los accidentes de las centrales nucleares son muy raros, en muchos casos tienen efectos devastadores, que duran décadas o siglos, causan innumerables muertos, y problemas muy graves de salud, también económicos pues hacen que amplias zonas tenga que ser desalojadas durante decadas.

Seguro que nuestro articulista, como hombre de tanta fe en lo nuclear, estaría encantado de que le pusieran una central nuclear a pocos kilometros de su casa, el progreso es tan hermoso, siempre, tan hermoso.

Puntuación -1
#3
Tony
A Favor
En Contra

Cierto lo que dice Andy, el precio según EPEXSpot está ahora mismo en 168 €/MHh, por lo que la crisis del gas está haciendo mella igualmente en toda Europa (sobre todo, la del Centro-Sur). En cualquier caso, el modelo de fijación de precios basado en costes de oportunidad se está tornando inválido para un mercado donde la volatilidad va a ser brutal en los próximos años. Sin embargo, la "transición ecológica" (que es la transición hacia ninguna parte distinta de la pobreza energética) está generando tales niveles de inseguridad jurídica en los inversores que es la tendencia es que ciertos países que quieren mantener su liderazgo mundial (o sea, no los de la UE) aceleren sus planes nucleares, y por ende, acabe invirtiéndose más en producción de uranio. Mientras, el uranio ha subido un 31% en 2021, azuzado por la previsión de escasez, en una tendencia que está afectando a todas las materias primas en postpandemia. Es tiempo de invertir en Sprott Inc., pues la nuclear es la energía del futuro.

Puntuación 3
#4
Facior
A Favor
En Contra

Lo que dice yomismo y otros es verdad....a medias. Las nucleares han producido daños fuera de nuestro alcance; pero han matado muchas más gente las minas de carbón. Lo que pasa es que no son noticia, de la misma manera que no son noticia miles de muertos en accidente de automóvil y si lo es 26 muertos en accidente de avión.

Las nucleares no pagan impuesto de CO2. Por ese motivo son más baratas. Nosotros cerramos las nucleares para salvar al mundo, pero le compramos la electricidad a Francia producida en nucleares.

Si la Unión Europea castiga el combustible fósil y premia a las nucleares, ser nosotros los únicos salvadores del mundo es ser los únicos idiotas del mundo.

El cambio climático, los residuos nucleares, y la super-población no la pueden solucionar ni dos ni tres países. Si no hay un gobierno mundial que reparta la responsabilidad de manera justa y por método científico, os recomiendo que compréis tierras en Siberia que vuestros hijos podrán cultivar plátanos en ellas y frutas tropicales. Mientras no veáis a Billy Gates comprar tierras en Siberia es que todavía va a tardar mucho en subir la temperatura.

Para nuestro país, si es que existe tal cosa, la solución sería encontrar la manera de culpar a Vox o la derecha de todos estos males. Pero las puertas giratorias las han usado y usan todos los que tiene poder para usarlas, sean de derechas, izquierdas, de centro o vegetarianos.

Puntuación 8
#5
Aitor
A Favor
En Contra

Jose Maria Triper. Si señor. Y bien dicho.

Puntuación 1
#6
sanchez
A Favor
En Contra

Como resumen, el que vote a este gobierno de sucios comunistas es tan subnormal como los propios votados. Por cierto, mas informacion sobre nucleares: foronuclear.org

Puntuación 1
#7