Opinión

El Lehman Brothers que vive el mercado laboral español

Pesimismo ante la situación del mercado laboral

Se acaban de publicar los datos relativos al mercado de trabajo en nuestro país y los resultados arrojan pocos motivos para pensar en una pronta recuperación de la economía. Existen más motivos para pensar en la transformación de los ERTE en ERE -cuando se levanten las obligaciones a las que las empresas en ERTE están sometidas- que en su reincorporación al mercado de trabajo.

Existen a día de hoy 3.949.640 desempleados, 800.000 personas más que al finalizar 2019, según datos de paro registrado. Aunque estas cifras resultan un tanto edulcoradas y podrían desviarnos de la magnitud real de la crisis, pues para tener una imagen fiel de la realidad económica se deberían añadir otras 743.000 personas en ERTE que no se contabilizan como parados, con los que la cifra ascendería a los 4,7 millones de parados, retrocediendo nueve años hasta valores de 2012. Sin olvidar que a partir de verano el Eurogrupo se ha propuesto empezar a reducir las ayudas y no mantener viva la actividad de empresas "zombi" inviables sin estas prestaciones (en España se estima que son el 30% de las que han recibido ayudas).

Comparando la actual crisis económica con la crisis financiera y la posterior crisis de la deuda soberana nuestro país se encontraba, ya en el momento de declarar el estado de alarma, en una situación peor a la que tenía cuando afrontó las anteriores crisis económicas. En 2008 la tasa de paro se movía alrededor del 8% mientras que al declarar el estado de alarma rozaba el 14%; la deuda pública apenas llegaba al 40% en 2008 mientras que en 2020 llegaba al 100%; y España no recuperó valores de PIB nominal de 2008 hasta 2016, ocho años después. Aunque ya asomaba un período de desaceleración económica y un estancamiento del modelo productivo y de crecimiento español, fundamentado en batir récords de visitantes año tras año, la Covid-19 se convirtió en el Lehman Brothers de la crisis iniciada en 2020.

Existen sobrados motivos para pensar en la transformación de los Erte en ERE

Si bien es cierto que se trata de una crisis global que goza de cierta simetría en el impacto en todos los países, no todos ellos están sufriendo las mismas consecuencias. En el caso de España el impacto está siendo mucho más profundo que en otros países, véase las previsiones del BCE, el FMI o el Banco Mundial. Con unos niveles salariales ya de por sí bajos, cuyo valor medio apenas ha subido un 17% desde 2008, unido a una inflación acumulada que para el mismo período llega al 20%, es decir, con una pérdida de poder adquisitivo de los hogares, el ajuste de productividad para incrementar la competitividad se realizará aumentando el desempleo y perpetuando salarios bajos que dificultan una salida de la crisis por aumento de la demanda interna. Una vez más, la economía española fiará su salvación al sector exterior y al turismo.

Al inicio de la pandemia, la situación económica ya era peor que en 2008

Europa ha hecho su trabajo. El BCE mantiene sus programas de política monetaria expansiva, facilitando la financiación de los estados. El Eurogrupo ya ha ayudado a España a financiar los ERTE a través del mecanismo SURE, poniendo a disposición préstamos del BEI a pymes y autónomos y abriendo la puerta al MEDE. Además se ha puesto en marcha el Plan Next Generation EU de la Comisión Europea, con el que España podrá acceder a hasta 140.000 millones de euros. Del modo en que nuestro país sepa emplear de forma eficiente estas ayudas, transformando su estructura económica y creando nuevos puestos de trabajo, dependerá el futuro tanto de trabajadores como de desempleados.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

vio
A Favor
En Contra

Últimamente están apareciendo multitud de artículos que proponen cambiar el modelo productivo español aprovechando la actual crisis, para actualizar y modernizar nuestra economía y, de paso, resolver el problema del paro estructural que padecemos. Ahora bien, nadie expone como hacerlo. Un primer intento podría consistir en seguir la senda de Irlanda, bajando impuestos y atrayendo la sede de numerosas empresas multinacionales, pero parece que el gobierno social comunista no está por la labor de reducir impuestos y prefiere subirlos. Descartada esta opción, se podrían crear polos de desarrollo industrial, como la gran fábrica de baterías que se podría instalar en Martorell, pero las autoridades autonómicas están más por la agitación independentista, que por dedicarse a estos temas de reindustrialización, que les traen sin cuidado; al fin y al cabo la mayoría son funcionarios. Otra opción pasaría por apoyar a las Pymes, el 99,8% de las empresas, a crecer y a desarrollarse y, de rebote, se solucionaría el problema del desempleo. Obviamente habría que expurgar toda la legislación que las tiene maniatadas, liberalizar los contratos laborales, etc., considerando que las Pymes son organismos vivos, y como tales crecen, se desarrollan y mueren. Ante esta opción parece que la actual ministra del Paro y vicepresidenta 3ª, Yolanda Díaz Pérez, está en contra. Abogada de tercera fila, su mayor mérito es ser amiga y acólita de las huestes renqueantes de Pablito Iglesias, y con esto está todo dicho. No queda otra opción que esperar que el modelo actual basado en el turismo de masas pueda seguir adelante. Por ello, hasta los socialistas comunistas deberían poner una vela a San Rita, patrona de las causas imposibles, a ver si se produce este milagro.

Puntuación 4
#1
Usuario validado en Facebook
Pepe Cristiano
A Favor
En Contra

No han sabido hacer una a derechas con el escándalo del SEPE, informáticamemte a la altura de un país del tercermundo, y ahora van a hacer los mismos incompetentes nos quieren hacer creer que van a hacer decenas de silicon valley en España. Es para reirse, la verdad.

Puntuación 2
#2
Usuario validado en Facebook
Pepe Cristiano
A Favor
En Contra

No han sabido hacer una a derechas con el escándalo del SEPE, informáticamente a la altura de un país del tercermundo, y ahora van a hacer los mismos incompetentes nos quieren hacer creer que van a hacer decenas de silicon valley en España. Es para reirse, la verdad.

Puntuación 1
#3
Ebenezer
A Favor
En Contra

Gran artículo. Conciso y directo. Estamos en una situación muchísimo peor que en la crisis anterior. Se está maquillando pero en cuestión de meses se afrontará la realidad, que será muy dura. Soy de los que opino que si no estuviera gobernando la izquierda habría gravisimos disturbios callejeros. En este caso no les hace falta para hacerse con el poder, que ya tienen, pero centrarán sus esfuerzos en manejar la crisis desde dentro para transformar el pais en una República popular. Realmente las ayudas europeas van a suponer el vehiculo y el alimento que necesitaban para lograr este objetivo de transiciin revolucionaria, porque el golpe ya está dado y ya no abandonaran el gobierno por vías democráticas, eso lo tengo claro desde que se inició la pandemia, que por cierto les ha venido de perlas.

Puntuación 1
#4
Porlotanto
A Favor
En Contra

Gran artículo. Conciso y directo. Estamos en una situación muchísimo peor que en la crisis anterior. Se está maquillando pero en cuestión de meses se afrontará la realidad, que será muy dura. Soy de los que opino que si no estuviera gobernando la izquierda habría gravisimos disturbios callejeros. En este caso no les hace falta para hacerse con el poder, pues ya lo tienen, pero centrarán sus esfuerzos en manipular la crisis desde dentro para transformar expaña en una República popular. Realmente las ayudas europeas van a suponer el vehiculo y el alimento que necesitaban para lograr este objetivo de transicion revolucionaria, porque el golpe ya está dado y creo que ya nunca abandonaran el gobierno por vías democráticas, eso lo tengo claro desde que se inició la pandemia, que por cierto les ha venido de perlas.

Puntuación 0
#5