Opinión

La quiebra de Abengoa, una mala noticia para la industria española

La segunda mayor quiebra de España

El grupo Abengoa, constituido en 1941 y con sede en Sevilla, está integrado por 325 sociedades, parte de las cuales ya están en concurso de acreedores o liquidación. Especializado en los sectores de infraestructuras, energía y agua es Abengoa S.A., matriz de la multinacional, la que ha solicitado el concurso de acreedores al tener un déficit patrimonial de 388 millones de euros y no haber logrado un acuerdo para convertir parte los 153 millones de esa deuda vencida en créditos participativos. Desde el pasado 18 de agosto, Abengoa S. A. estaba en preconcurso de acreedores y el 18 de febrero venció su protección preconcursal. El tercer plan de rescate negociado por Gonzalo Urquijo preveía condonaciones y la conversión de deuda en acciones de la filial Abenewco1 (que concentra el negocio), hasta dejar el pasivo financiero de la compañía en 528 millones. Sin embargo, ese plan dejaba diluidos a los accionistas de Abengoa S.A. en un 2,7% de la filial Abenewco1, la nueva Abengoa que concentra el activo y los negocios de la multinacional.

Estamos ante el segundo mayor concurso de España, con una deuda cercana a los 6.000 millones de euros (al cierre de 2019 se situaba en 5.989,7 millones), solo por detrás del de Martinsa Fadesa, que sumó más de 7.100 millones de euros. Abengoa pasará a la historia por protagonizar la mayor quiebra desde la Gran Recesión.

Una gestión que hubiera optimizado los recursos de la empresa hubiera evitado el desenlace

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, dijo la semana pasada que el Gobierno central está dispuesto a seguir ayudando a Abengoa y pidió tanto a la Junta de Andalucía como a los accionistas minoritarios que desbloquearan la compleja situación que vive la multinacional andaluza. No obstante, la inclusión de la aportación de la Junta en el contrato de reestructuración se hizo sin que en ningún momento hubiera un compromiso formal del Gobierno andaluz y sin aportar ninguna garantía de que la empresa devolvería el dinero público, según defiende el Ejecutivo regional. El ICO y la banca acreedora se agarraron a esa negativa para no movilizar los recursos a los que se habían comprometido. Es una muy mala noticia para el sector y sin duda para la industria española ahora que se espera el final de la pandemia y una recuperación del PIB nacional, donde sin duda Abengoa juega un papel importante. La compañía emplea a 14.000 trabajadoras y trabajadores, 2.500 en España; miles de empleos que se quedan en el aire a la espera de posibles reestructuraciones o recolocaciones en el propio sector. El problema de fondo de la viabilidad no se ha conseguido resolver, y eso sin duda ha pesado como una losa. Las desavenencias internas y la falta de los 20 millones que eran necesarios para el rescate han llevado al grupo al abismo financiero. Ahora toca a las administraciones buscar buenas soluciones para poder redirigir la situación en un momento y un sector también perjudicado por la situación de la pandemia.

El problema de fondo, la viabilidad, no se ha resuelto y eso ha pesado como una losa

España es un país puntero en desarrollo de instalación de energías, en el que Abengoa tiene gran conocimiento, y somos uno de los países con más futuro en la energía solar. Se deben aprovechar estos factores para recuperar el talento y redirigir tanto a empresas como investigación en este sentido, para conseguir absorber en el mercado laboral a todas las personas que pueden perder su empleo. Nos quedan para la sociedad las lecciones aprendidas de una gestión mejorable tanto en el aspecto técnico como en el financiero, y un aviso a navegantes para la optimización de los recursos, la mejora de la investigación y el desarrollo e innovación de las empresas que se presume va a ser capital en los próximos años.

comentariosforum6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 6
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Nicaso
A Favor
En Contra

Pues si que es una lástima. Ya hay poco tejido industrial en España para que se nos caiga una empresa de este calibre. La banca, por supuesto, no puede ser la salvadora de todos los emplumados que vayan surgiendo en el panorama español. En el caso de esta empresa ya llevan coleando sus problemas unos cuantos años como para que no se hayan resuelto ya.

Puntuación 4
#1
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

-PARA EL 1.-Es que es la banca la que tiene que financiar los proyectos industriales. El banco Santander en concreto ha sido el que ha hundido a esta empresa. Mientras salvaba a la familia Puyon vendiéndole oficinas para hacer liquidez. Hundía al banco popular y Abengoa. La prueba de esto esta en las miles de denuncias contra este banco que existe en los tribunales españoles. Recuerde que es el Estado español el principal accionista de esta empresa. Cuando la derecha española comprenda que Abengoa es un proyecto de país seguramente apoyara decididamente a esta empresa. El gobierno de derechas andaluz-malagueño no puede utilizar como vendetta por el hundimiento ISOFOTON, a una multinacional mas que sevillana es española. Presente en mas de 60 países( EEUU, China, Israel, Arabia Saudí ,México, Brasil...). España como comprendió el gobierno del sr. Rajoy, no puede dejar caer a la mayor multinacional del mundo de las energías renovables. En Europa se apoya a las empresas y multinacionales europeas, el Gobierno de España tiene que apoyar a esta multinacional con los recursos suficientes para que pueda financiar sus proyectos. Es solo un problema de FINANCIACIÓN. Es que hay solo dinero para salvar a la banca?. Es que hay solo dinero para salvar a los corructos?. Esto es un proyecto que España no puede hundir. Y estoy seguro que antes o después este proyecto que es nuestra mina de oro, nuestro pozo de petróleo, ABENGOA, saldrá adelante reforzadas. Esto no puede ser mas que con los miembros de la sindicatura, los minoritarios están llamados a dirigir esta empresa. El sr. Clemente Fernández es una persona suficientemente preparada para dirigirla, y con tiempo y recursos volver a convertirla en lo que ha sido siempre un orgullo para España. Los hombres del banco Santander han fracasado, arruinando a la empresa y mal vendiendo sus recursos... es el tiempo AbengoaShares.

Puntuación -5
#2
forrest gump
A Favor
En Contra

Cuando una empresa ZOMBI se hunde siempre es una buena noticia, es el requisito imprescindible para que otras mas eficientes ocupe su parcela de marcado.

Por favor seamos positivos, es una buena noticia

Puntuación -1
#3
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

PARA EL 3.-Es correcto, todas las empresas que durante décadas han impuesto los sistemas tradicionales de energía, necesitan reubicarse, con el acuerdo climático de Paris. Ahora necesitan un espacio, y que mejor espacio de aquella empresa que durante décadas ha defendido las energías renovables. Que durante décadas ha sido ejemplo de innovación...Insisto abengoa solo necesita FINANCIACIÓN, POR PARTE DE INVERSORES, Y NO POR PARTE DE USUREROS, COMO EL BANCO SANTANDER. Y antes o después triunfara una empresa como Abengoa ejemplo a nivel mundial. Y las demás empresas pueden apoyar o se perjudicaran ellas mismas si van contra esta empresa.

Puntuación 1
#4
JOSEP MARIA MATEU BRUNET
A Favor
En Contra

La liquidación de Abengoa és el resultado de la política

empresarial española de los últimos 60 años : amiguismo,

nepotismo, subvenciones a los empresarios amigos,

burocràcia, incompetncia en general.

Puntuación 1
#5
forrest gump
A Favor
En Contra

4 Teudis Carmona; cierto, mi comentario es muy generalista y puede que no muy acertado para este grupo de empresas

Puntuación 0
#6