Opinión

BCE: una respuesta a la altura de la crisis

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

El BCE da un decidido impulso a su programa de compras masivas de activos. Las adquisiciones se elevan en 750.000 millones hasta final de año, que se suman a los 120.000 millones anunciados la semana pasada. Pero más decisiva que la cuantía es la total flexibilidad con la que se aplicará.

Por un lado, el BCE incluye en su radar la deuda corporativa. Respecto a la deuda soberana, además de incorporar bonos griegos (hasta ahora excluidos), las compras no estarán sujetas a la clave de capital, la regla que exige adquirir bonos según el peso de cada país en el PIB de la eurozona. Será así posible comprar más deuda de países periféricos, si la evolución de su prima de riesgo lo exige. Con todo ello, Lagarde adopta una política a la altura de la crisis y disipa la decepción que provocó recientemente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.