Opinión

El teorema de Sánchez

El Gobierno "progresista" firmado por Sánchez e Iglesias, un peligro para la economía

Hace unas pocas semanas recibí un documento firmado por el profesor de una prestigiosa Escuela de Negocios, cuyo título abre este artículo. En el documento se hacía referencia a un supuesto teorema de Pedro Sánchez que aparece en la página 256 de su tesis doctoral. Una tesis que, como es conocido, ha traído ríos de tinta.

No discutiremos aquí lo ya dicho en otros foros. Tampoco hablaremos de su calidad, ni de las dudas que se ciernen alrededor de dicho trabajo. Ni sobre quienes fueron sus autores, ni si tiene o no la categoría suficiente para haber logrado el máximo nivel del currículo universitario. Lo interesante tiene que ver con el supuesto teorema. Una licencia del referido profesor, ya que en la página 256 de la tesis doctoral nada se habla del susodicho teorema, sino que aparece un apartado titulado: "Análisis de correlación entre inversiones, exportaciones e importaciones: España con China" (sic); donde se muestra un cuadro de correlaciones con exportaciones, importaciones, así como inversiones recibidas y emitidas. La fuente de datos, tal como se indica, es "elaboración propia a partir de datos MINECO" (sic). Para el autor, Pedro Sánchez, aspirante entonces a Doctor en Economía, el análisis de las correlaciones es determinante, pues asegura que: "Ello implica que cuanto más se importa de China y cuanto más grande sea la Inversión española en China, aumentarán las Exportaciones hacia China" (sic, incluidas las mayúsculas de Importaciones y Exportaciones). Tal conclusión es lo que el profesor de la Escuela de Negocios que citamos al principio considera ser el "Teorema de Sánchez". Un teorema que bien podría expresarse de otra manera: cuanto más dinero demos a los chinos como inversión, y cuanto más les compremos, más nos comprarán a nosotros.

El 'Gobierno progresista' hará que España entre en recesión en el próximo año

El "teorema" queda, por otro lado, bien explicado en la página 257 de la referida tesis doctoral de Pedro Sánchez con el gráfico que allí aparece: cuatro líneas de regresión relativas a exportaciones, importaciones, inversiones emitidas y recibidas en el período 2000-2010. Para ofrecer, dos páginas más adelante (página 259), la siguiente afirmación: "Finalmente, podemos concluir que el modelo que explica las exportaciones a través de las importaciones es muy bueno" (sic).

En su escrito, el profesor de finanzas lanza una serie de preguntas que, supuestamente, habría compartido con sus alumnos. Cierto es que los datos que se usan para el cálculo de las regresiones son desconocidos, pues no aparecen en la susodicha tesis. Siendo muy oportuna una de las preguntas que se hace el profesor: ¿por qué no aplica el Ministerio de Economía el teorema de manera contundente? Hay que decir también que el Anexo 1 de la tesis menciona la "Tabla 1", el "Gráfico 1" y la "Tabla 5", que no aparecen en el texto de sus 342 páginas.

La actual ralentización requiere de medida concretos y no de populismo

Con el panorama económico que España tiene enfrente, con Alemania creciendo al 0,1 por ciento en el tercer trimestre del año, y la Eurozona haciéndolo al 0,2 por ciento en el segundo trimestre, es razonable pensar que es hora de aplicar sin dilación medidas económicas contundentes. Ya que, si nuestros mercados principales rozan el crecimiento cero, es normal que Bruselas alerte del futuro frenazo de la economía española, a la que sitúa en 2019 en un 1,9 por ciento de crecimiento en lugar del 2,4 esperado, y que augure peores cifras en 2020. Una situación en la que el Ibex 35, ya hoy, lucha por mantener los 9.000 puntos y alejarse del peor dato de octubre, cuando se hundió a los 8.850 puntos. Si a esto sumamos el nuevo acuerdo entre el PSOE y UP para conformar un Gobierno "progresista" que traiga "ilusión" a los españoles, con nuevos impuestos a la banca y a los "ricos", (es decir, a la clase media), mucho nos tememos que 2020 será el año del camino hacia una nueva recesión, que daría su peor cara en 2021; pues no hay nada peor para la actividad económica que alejar a aquellos que pueden estimularla, que nunca son los Gobiernos. Todo, en una situación donde atravesar hoy la AP-7 por Cataluña en su conexión con Francia se hace más que imposible. A lo que hay que sumar un desempleo por encima del 14 por ciento y una deuda púbica al borde de superar el cien por cien del PIB.

Quizás, el Teorema de Sánchez no está pensado para incrementar las exportaciones españolas hacia China mediante la compra de productos chinos aumentando las inversiones en aquel país, para así motivar el crecimiento del PIB español, sino que, a lo mejor, se trata de un método para llevar a la política una nueva teoría sobre la llamada geometría variable.

Desde esta óptica, el "Teorema de Sánchez" aplicado a la política podría expresarse así: cuanto más populismo incorporemos a la política, y cuantas más dificultades traigamos a la actividad económica, más posibilidades habrá de mantener el poder. Quizás, esto es lo que subyace detrás del "Cuadro 45. Gráficos de Secuencia" de la referida tesis doctoral. Eso sí, habría que cambiar "Emitida" por "cantidad de populismo"; "Recibida" por "grado de mantenimiento del poder"; "Exportaciones" por "dificultades a la actividad empresarial"; e "Importaciones" por "inestabilidades políticas". Con esto, se podría concluir que: un modelo como este, que explica las dificultades a la actividad económica a través de las inestabilidades políticas "es muy bueno". Sobre todo, para aquellos que luchan por alcanzar o mantenerse en el poder.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.