Opinión

Un activista llamado Torra

Consejo Ejecutivo de la Generalitat de Cataluña

"Somos gentes de paz", la frase empleada por los más de dos millones de independentistas que votaron en el referéndum ilegal de 1-0 y que utilizaron para que las cargas policiales dieran la vuelta al mundo, se ha vuelto contra ellos.

Los disturbios se apoderan de las calles de las grandes capitales catalanes en cuanto cae la noche, como si fueran ciudades sin ley.

El presidente Torra se ha convertido en el principal activista: encabeza manifestaciones, se niega a condenar la violencia, intenta torpedear la coordinación de los Mossos de Esquadra con las Fuerzas de Seguridad del Estado y, para colmo de males, defiende desde la tribuna del Parlament la convocatoria de otro referéndum ilegal.

Las protestas han pasado de ser pacíficas a estar marcadas por la violencia. El riesgo es que los enfrentamientos con la Policía, instigados desde los CDR o el anónimo Tsunami Democrátic, se vayan de las manos y acaben provocando una grave algarada. Si las turbulencias prosiguen es lógico que el Gobierno reinstaure el artículo 155 de la Constitución para tomar el control político. De momento, Sánchez mantiene su consigna de que la respuesta debe ser "firme, progresiva y de unidad", que es como no decir nada.

Torra encabeza las protestas, se niega a criticar la violencia y apoya convocar otro referéndum ilegal

El presidente dijo tanto a Pablo Casado como a Albert Rivera en la cita monclovita celebrada esta semana que está dispuesto a reponer el 155 en caso de que la situación se complique. Los socialistas son conscientes de que los altercados de Cataluña pueden marcar su futuro. Los últimos sondeos les dan ya menos diputados de los que obtuvieron en abril pasado.

Su última maniobra es retirar del programa electoral la subida de impuestos a las rentas altas para atraerse a los votantes que pierde Ciudadanos. Un paso en la buena dirección, pero insuficiente mientras mantenga un incremento del gasto de 30.000 millones, que alimenta con la subida del sueldo de los funcionarios muy por encima del IPC ó las promesas imposibles sobre las pensiones.

El conflicto catalán apaga el debate sobre los asuntos económicos, que son los que de verdad deberían importar. Ciudadanos ni siquiera tiene un ideólogo claro, mientras que Casado ha repartido las responsabilidades entre un triunvirato de personas, como adelantó elEconomista: Elvira Rodríguez, Isabel García Tejerina y Ana Pastor.

La guerra comercial y el Brexit están sin resolver, en tregua, pese a que la bolsa apunta a máximos

El activismo de Torra y su negativa a condenar a los violentos es la peor campaña para Cataluña, donde el turismo representa más del 10% de los ingresos en la Ciudad Condal, al igual que en el resto de España.

Las embajadas de Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Bulgaria han recomendado a sus paisanos que no visiten Cataluña. Varios cruceros tuvieron que desviarse hacia otros puertos y la actividad de congresos está siendo afectada. El Meeting Point, la mayor feria inmobiliaria de Barcelona, estaba casi vacío de visitantes representativos, al igual que un congreso de cardiología, que debería haber reunido a lo más granado de la profesión en todo el planeta.

Varias patronales como Foment del Treball, Cecot o la misma Cambra de Barcelona advierten que las imágenes de violencia pueden "destruir la economía", como ya ocurrió tras el 1-O.

Los hoteleros estaban confiados en reponerse del golpe sufrido por la quiebra de Thomas Cook gracias a que el conflicto de Turquía, que acaba de lanzar un ataque armado sobre Siria, unido a las tensiones en otros países de la zona como Egipcio, volverían a actuar como un imán para atraer turistas hacia la península, por la seguridad que ofrece.

El sector servicios está sirviendo de base para impedir el derrumbamiento de la economía. La ministra Nadia Calviño es una firme convencida de que España aguantará mejor que otros países la actual desaceleración. Por eso, en la revisión del cuadro macroeconómico enviado esta semana a Bruselas sólo rebajó en una décima la previsión de crecimiento y mantuvo estable la creación de empleo.

El preacuerdo sobre el Brexit, que puede votarse este sábado en Westminster, puede suponer un gran alivio no sólo para el Reino Unido, también para la Unión Europea. Los británicos son el principal colectivo de turistas que visita nuestro país. Pero, además, el Reino Unido es el primer destino de las exportaciones hortofruticolas españolas.

Los aranceles impuestos por Trump a los productos agrícolas tras el despiste de nuestro ministro, Luis Planas, mermará en cerca de cien millones las ventas al exterior. El Brexit duro supondría una estocada de muerte para la huerta murciana y valenciana.

También el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China sería un alivio, ya que permitiría restablecer los suministros en las cadenas de producción de las economías industrializadas. Las bolsas vuelven a rozar máximos, esperanzadas en que tanto el Brexit como el conflicto comercial puedan dejar de actuar como freno de la actividad.

La proximidad de las elecciones americanas en noviembre hace pensar que Trump alcanzará un compromiso antes de esa fecha para animar a sus votantes.

De todas formas, aún es pronto para echar las campanas al vuelo. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, comenzó su discurso ante la asamblea conjunta celebrada con el Banco Mundial parafraseando al poeta ruso Alexandre Pushkin: "El aliento del otoño empieza a nevar la carretera".

La economía mundial vive un momento delicado, mientras el inconsciente presidente de Generalitat se dedica a jugar con fuego

El organismo multilateral empeoró en unas décimas las previsiones de crecimiento, justo hasta el 3%, el límite que separa las etapas de expansión de las de contracción. Asimismo, alerta del riesgo de que los tipos negativos, que representan ya el 20% de toda la deuda emitida, produzcan un colapso financiero, en el momento en que resurjan las rentabilidades.

En el caso de las grandes empresas, que se financian a tipos de interés ridículos, hasta el 40% de la deuda corporativa podría resultar impagable. De momento, ni el Brexit ni la guerra comercial están resueltas, sólo hay una tregua, como la califica Georgieva.

La economía mundial vive un momento delicado, mientras el inconsciente presidente de Generalitat se dedica a jugar con fuego y a poner en riesgo la mayor fuentes de ingresos de sus conciudadanos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum34

navegante, 365 días de protección AL PROPIETARIO, AL OKUPA NI UN MINUTO.
A Favor
En Contra

Al 24, los catalanes pueden pensar lo que quieran lo mismo que los españoles faltaría más, pero en lo de las votaciones nos pertenece a todos lo de decidir sobre un territorio que no hace muchos años era provincia de Zaragoza.

24 Demoleche, la historia tiene sus derechos que los catalanes no podeis cambiar según sea lunes, o viernes.

Puntuación 15
#25
Diego
A Favor
En Contra

Y ahora EL CUMFRAUDE negociará, por encima o por debajo de la mesa. El solo quiere salvar su trasero de la violenta penetración de su socio Torra. Marlask@ ya incluso se ido pallá pa la Rwanda del nord, al grito de " darme a mi, a mi, a mi! los petardos pa mi! que me los exploto todos dentro, en el interior".

Puntuación 4
#26
Energúmenos callejeros
A Favor
En Contra

Solamente VOX tiene... para terminar con toda esta partida de imbéciles que, hay que serlo, y mucho, para tirar piedras a su propio tejado, y para colmo, obedeciendo órdenes de una partida de energúmenos.

Puntuación 5
#27
-
A Favor
En Contra

#25.- Tu provincia de Zaragoza ¿ Sigue poblada por los dinosaurios ? Evolución, es lo que sucede con el tiempo, que es donde parece seguir anclada la caverna española. La historia decía que Franco, este gran hombre, murió en 1975, pero se sigue velando su momia, por orden de su heredero el emérito, hasta encontrar un sepulcro definitivo. Mientras transcurría el tiempo, y este gran hombre se convirtió en ¿feroz? dictador, y los ciudadanos estaban convencidos que vivían en democracia, falso; viven en una monarquía abolida desde Alfonso XIII ¿o no?. Pero el miedo esta imperando en este reino, y como parece que los ciudadanos no saben votar, tras 40 años de ¿democracia?, se les castiga a repetir tantas veces como el monarca de turno crea oportuno, a votar; si hace falta tres veces en un año. La historia es el pasado ¿a alguien le interesa el presente ? ¿ y el futuro ?. Quien dijo miedo.

Puntuación -1
#28
Usuario validado en elEconomista.es
Trader2
A Favor
En Contra

Buenas tardes

Vivo en Cataluña y describo la reunión de Marlaska con el de interior catalan:

"Chaval, esta tarde noche se va a repartir sin límite si hay altercados, eso sí, lo cominicas tú, adiós ".

Tanta sequedad en la garganta y tanta agua en el discurso lo delata...

De ahí que ha dicho que la gente "dejen trabajar a la policía" y hoy podemos ver muertos, no lo perdáis de vista ni lo descarteis

Puntuación 1
#29
Fjtg
A Favor
En Contra

CATALANES GO HOME...!! No os queremos, NO PRODUCTOS CATALANES...!! Olvida a SEAT Colacao etc...!! Alimentan el bolsillo indepe...!!!

Puntuación 5
#30
JonS
A Favor
En Contra

No, Ayora, no te equivoques. La culpa no es, en absoluto de Torra. Es de los leaders españoles, del Rey, de los políticos unionistas, de los jueces (Llarena, Marchena, etc.) que siguen a pies juntillas los modelos franquistas del TOP, etc. Es el esquema del “atado y bien atado” franquista, el régimen, el contubernio del 78 con el que hay que acabar de una vez y para siempre. Es el que ha mantenido todos estos años a un criminal como Franco en su lugar de honor. Eso lo resume todo.

Puntuación -1
#31
Usuario validado en Google+
Rio Seco Seco
A Favor
En Contra

Me da vergüenza ser catalán. Por lo menos estoy contento de tener sangre extremeña. Sinó fuera por mis hijos ya me hubiera largado de esta tierra, no ahora, sinó hace años.

Puntuación 3
#32
JonS
A Favor
En Contra

#32

A mí, en cambio no me da vergüenza que mi pasaporte diga que soy español, porque ser, lo que se lllama ser, solo soy vasco. Viajo y he viajado mucho por el mundo y siempre he dicho que soy vasco, jamás español. La respuesta standard ante el clásico “where are you from ?” es :“ I am Basque, my passport is Spanish, but my nation is not Spain”

Puntuación -4
#33
pablo
A Favor
En Contra

La solución está en Vox y PP

Puntuación 1
#34