Nacional

La esperanza de vida baja casi un año y el saldo migratorio cae a 110.000

  • Los datos del INE reflejan ya un incremento de la mortalidad por el coronavirus
Foto: istock
Madrid

El impacto de coronavirus en la población española ha provocado un aumento de la mortalidad y un descenso de la esperanza de vida así como una disminución de los movimientos migratorios con el exterior, por lo que se rompe la tendencia de los últimos años, aunque en el caso de los nacimientos se mantiene la misma, según las proyecciones de población para 2020-2070 publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Respecto a la mortalidad, el INE indica que se va a ver afectada pero solo durante 2020, ya que en el año 2021 se proyecta con una mortalidad normal. Por ello, según las proyecciones, en 2020 habrá 466.583 defunciones en España, lo que supondría un aumento de 51.513 muertes (+12,4%) respecto a 2019. En 2021, la mortalidad bajaría hasta 431.000, para luego ir aumentando hasta superar las 600.000 muertes en 2050.

En cuanto a la esperanza de vida, también se verá afectada por la COVID-19 y bajará casi un año en 2020 (en hombres 0,9 años y en mujeres 0,8) aunque luego retomará su tendencia alcista. Por ejemplo, las mujeres que cumplen 65 años en 2020 vivirán, de media, 22,7 años más; y los hombres, 18,7 años más, unas cifras que representan 0,7 y 0,8 años menos, respectivamente, que el año pasado.

La esperanza de vida al nacimiento alcanzaría en 2069 los 85,8 años en los hombres y los 90,0 en las mujeres, con una ganancia de 4,9 y de 3,8 años, respectivamente, respecto a los valores actuales. Por su parte, la esperanza de vida para las personas con 65 años en 2069 sería de 22,5 años para los hombres (3,8 más que actualmente) y de 26,3 para las mujeres (3,6 más).

A pesar de la mayor esperanza de vida, el número de defunciones continuaría creciendo hasta alcanzar un máximo en 2063. Para el año 2020, la proyección estiman las citadas 466.583 defunciones, frente a las 415.070 del año 2019. Por su parte, en 2034 se producirían 482.132 fallecimientos entre los residentes en España y en 2069 se alcanzarían las 641.867 defunciones.

De mantenerse las tendencias actuales, la tasa de dependencia (cociente, en tanto%, entre la población menor de 16 años o mayor de 64 y la población de 16 a 64 años) alcanzaría un máximo en torno a 2050 (del 81,1%), para ir bajando paulatinamente a partir de entonces, hasta el 72,2% en 2070.

La población centenaria pasaría de las 12.551 personas en la actualidad, más de 50.000 en 2036, más de 100.000 en 2051 y hasta 217.344 al final del periodo proyectado (2070). A mitad de siglo, el grupo de edad más numeroso en España será el de personas de 70 a 79 años.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin