Motor

¿Quién gana y quién pierde con el alza arancelaria a las importaciones de vehículos eléctricos chinos?

  • MG, propiedad del grupo SAIC, será una de las más perjudicadas con tasas del 38,1%
  • Geely, propietaria de Volvo Cars, tendrá un arancel del 20% y otros 13 consorcios, el 21%
  • BYD será la que tenga unos aranceles más bajos, con una tarifa del 17,4%
Distintivo de vehículo eléctrico. Foto: iStock

El alza arancelaria dada a conocer hoy por la Comisión Europea a las importaciones de vehículos eléctricos chinos ha dejado a algunos grupos automovilísticos más afectados que a otros. Cabe recordar que esta decisión debe ser respaldada por los ministros de los Veintisiete y no es ningún secreto que ni Alemania ni Suecia son muy proclives a plantar cara al gigante asiático por las estrechas relaciones comerciales que mantienen sus empresas con este mercado. Concretamente, el Grupo Mercedes-Benz, el Grupo Volkswagen, el Grupo BMW, por parte de Alemania, y Volvo Cars, por parte de Suecia. Asimismo, los aranceles que se detallan han de sumarse a la tasa del 10% que está ahora vigente. La medida entrará en vigor el próximo 4 de julio y las empresas podrán presentar alegaciones, por lo que algunas de estas tasas podrían variar.

El productor más afectado es el grupo SAIC, propietario de la marca MG. De hecho, es la automovilística que más ventas copa en los cinco principales mercados de Europa (Alemania, Francia, Italia, España y Reino Unido). MG cuenta en su catálogo con un solo modelo 100% eléctrico: el MG4. Este modelo se fabrica en la planta que SAIC tiene en Ningde (China). Este modelo es el tercero más vendido en España, por detrás de los Tesla Model 3 —que también se fabrica en China y que estará gravado con un arancel del 21%— y el Tesla Model Y, que se fabrica en la gigafactoría de Berlín.

SAIC no será el único que tenga que abonar una tasa del 38,1% a la hora de importar sus vehículos eléctricos al Viejo Continente. Y es que otros 15 grupos automovilísticos tendrán que abonar distintas tarifas.

Volvo Cars, penalizado

Otro de los grupos que han sido penalizados con el alza arancelaria ha sido Geely. Un nombre desconocido para el gran público a menos que se diga que es el propietario de Volvo Cars. En este caso, la tasa que tendrá que abonar Geely a los modelos que importe a Europa serán del 20%. De hecho, Volvo produce en Zhangjiakou (China) el EX30, su pequeño SUV eléctrico. Lo cierto es que la marca anunció que producirá este modelo en la factoría que tiene en Gante (Bélgica) a partir de 2025. Todo ello con el fin de surtir la demanda y, sobre todo, de evitar los aranceles.

El Grupo BMW también ha sido penalizado a través de su joint venture BMW Brilliance Automotive. El consorcio bávaro fabrica en China el Mini electric de tres puertas, así como el Aceman. No obstante, el consorcio planea repatriar a Gran Bretaña la producción del Mini electric a partir de 2026. En el caso de BMW, el arancel que aplicará la Comisión Europea a las importaciones será del 21%.

En la misma situación se encuentran otros 12 consorcios. Entre ellos destacan Tesla, cuyos Model 3 que llegan al Viejo Continente se fabrican en la gigafactoría de Shanghái. Además, Dongfeng, que acaba de aterrizar en el mercado español y portugués, tendrá que abonar un arancel del 21% para las importaciones de lo modelos de la marca homónima, Voyah y Mhero. Algo que según ha reconocido el director ejecutivo de Salvador Caetano Auto, Sergio Ribeiro, en una entrevista con elEconomista.es "no va a afectar en nada en el lanzamiento de la marca, de los modelos y de los concesionarios. No va a tener ningún impacto". No obstante, no descarta que pueda haber "algún movimiento en términos de precio".

El grupo Chery, que fabricará en la Zona Franca de Barcelona modelos de la marca Omoda y Jaecoo, tendrá el arancel del 21%. No obstante, el consorcio chino fabricará en un primer momento en CKD, es decir, semiensamblaje, por lo que cuando se alcance la cadencia de producción en las instalaciones de la Ciudad Condal se podrá surtir a toda Europa.

Leapmotor, del que Stellantis ostenta un 20% del capital, también tendrá que abonar una tasa del 21%, es decir, en total el 31%. Además de los mencionados, fabricantes como Aiways, JAC Group, FAW, Changan, Great Wall Motor, Nanjing Golden Dragon Bus, Nio y XPeng tendrán, en caso de que prospere la propuesta de la Comisión Europea, un arancel a las importaciones de eléctricos del 21%.

BYD, la menos perjudicada

En todo este abanico de incremento de los aranceles que ha propuesto la Comisión Europea, el grupo que estaría menos afectado es BYD. La automovilística china es la llamada a ser el rival de Tesla en la carrera por el liderazgo de las ventas de vehículos eléctricos. En el caso de BYD, el incremento tarifario se situaría en el 17,4%, es decir, en total alcanzaría el 27,4%. Hay que recordar que BYD anunció a finales del año pasado que levantaría su primera fábrica de vehículos en el Viejo Continente. En este caso, la multinacional china se decantó por Hungría, aunque la instalación no se prevé que esté operativa hasta 2027.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud