La transformación de la industria del automóvil ha sacado a relucir nuevos actores hasta ahora desconocidos. Dichos actores, la gran mayoría de ellos de origen asiático, buscan establecerse en mercados maduros con el fin de ganar cuota de mercado.

España ultima la llegada de tres importantes inversiones en materia de electromovilidad. Dos de ellas son inversiones para levantar un par de gigafactorías de baterías para vehículos eléctricos, mientras que otra está relacionada con la actividad productiva de vehículos.

Chery, el grupo automovilístico chino, ultima su desembarco en España. El fabricante acaba de iniciar su andadura comercial en nuestro país con la comercialización del Omoda 5, un SUV que se ofrecerá con mecánicas de gasolina y más adelante completamente eléctrico. Pero el consorcio también ultima su llegada a España con una fábrica.

Mercedes-Benz, Nissan, Irizar, Basquevolt, Edscha, Masats, Jema Energy y Mugape han sido los 10 primeros proyectos que se han beneficiado de los fondos de la línea dedicada a la cadena de valor del segundo Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte_VEC).

Cupra ha inaugurado en Madrid su noveno City Garage, los espacios que la marca dedica para disfrutar de los contenidos de la marca, del mundo coincidienco con el sexto aniversario de la firma.

El Gobierno ha resuelto ya las primeras ayudas de la sección B, dedicada a la cadena de valor del vehículo eléctrico y conectado, de la segunda edición del Perte_VEC.

El presidente de la patronal europea de fabricantes (ACEA), Luca de Meo, tiene claro sobre quién tiene que recaer el mayor esfuerzo a la hora de comprar vehículos eléctricos: los bolsillos más acaudalados.

El fabricante de componentes de automoción Forvia, la antigua Faurecia, recortará su presencia en Europa. La multinacional francesa recortará 10.000 empleos en los próximos cinco años, de los 75.500 actuales, por la caída de la producción de automóviles y un estancamiento de la misma previsto hasta 2030.

España cuenta con un nuevo actor en el sector del automóvil. El gigante chino BAIC (Beijing Automotive Industry Holding) ha elegido España como su centro de operaciones a la hora de distribuir sus vehículos en Europa.

El grupo automovilístico Stellantis, fruto de la fusión entre los consorcios PSA y FCA, ha cerrado el tercer ejercicio tras su creación con un beneficio de 18.625 millones de euros, lo que supone un 11% más en comparación con 2022.