Motor

Nos subimos al nuevo Volvo EX30, el pequeño y original SUV eléctrico, ¡con buen precio!

  • Solo se venderá en versiones 100% eléctricas
  • Autonomías de hasta 476 km

Este bonito SUV hace girar cabezas, porque es distinto. Al subirnos, destaca su interior, y al conducirlo, nos gusta cuando ejercemos presión sobre el pedal derecho. El nuevo Volvo EX30 no deja indiferente.

Volvo fabrica actualmente el EX30 en su planta de Zhangjiakou, en China, pero la marca anuncia que, dada la fuerte demanda que está teniendo el pequeño SUV eléctrico, la producción se llevará a cabo también en Europa, en las instalaciones de la marca en Gante, Bélgica, a partir de 2025.

La marca sueca considera el atractivo SUV eléctrico como la piedra angular de su plan de vender únicamente automóviles eléctricos de batería para 2030 y que el 50% de su volumen de ventas global consista en BEV para 2025. El EX30 se une al XC40 y al C40 (ahora se llaman EX40 y EC40) como tercer modelo totalmente eléctrico que se producirá en Europa.

Aunque ya se presentó a mediados del pasado año es ahora cuando comienza a llegar a los concesionarios y en España ya hay cerrados 2.000 pedidos, de las 3.500 unidades que la marca tiene previstas comercializar este año.

El EX30 es el coche más pequeño de la gama Volvo, con sus 4,33 metros de largo, y también el modelo más ecológico, con la menor huella de carbono en la historia del fabricante sueco. El 25% de aluminio, el 17% del acero y el 17% de los plásticos provienen de reciclado.

Es un coche atrevido en su diseño, pero que gusta, muy sencillo, de líneas limpias, que llama la atención sobre todo su parte posterior. Luce el sello de la casa con la firma luminosa en forma del martillo de Thor en su frontal y sus entradas de aire verticales.

Las luces traseras de dos piezas aportan un toque de originalidad a este Volvo. Se ofrece con tres medidas de llantas de 18, 19 y 20 pulgadas, dependiendo del acabado, y con 5 colores: amarillo, azul, gris, blanco y negro. El techo panorámico se ofrece como opción.

El EX30, solo es y será eléctrico

Solo se vende y se venderá con versión eléctrica y se basa en la plataforma eléctrica SEA del grupo Geely (propietario chino de Volvo) . Llega con un total de tres versiones, tres acabados (Core, Plus y Ultra) y con dos tipos de batería de iones de litio: LFP (utiliza fosfato de hierro y litio) y NCM (contiene litio, níquel, manganeso y cobalto, y genera energía de forma más eficiente que la variante LFP).

En el nivel básico, el nuevo EX30 se ofrece con un motor y batería LFP de 51 kW/h de capacidad, tracción trasera, 272 CV y 344 km de autonomía, una buena opción para los que hacen la mayor parte de recorridos urbanos. En el nivel intermedio (la marca asegura que será la versión más demandada), se ofrece con un motor de autonomía extendida y batería NCM de 69 kW/h, tracción trasera, con 272 CV y 476 km de autonomía. Y en el tope de gama, una variante con dos motores (Twin Motor) y batería NCM de 69 kW/h, con tracción total, 428 CV y 460 km de autonomía.

Un agradable eléctrico para el día a día

Ya hemos podido ponernos a sus mandos, y es una delicia conducirlo. No hay botón de encendido. Simplemente te sientas y activas el modo D a través de una palanca ubicada en el cómodo y compacto volante. Muy agradable la conducción para el uso diario, donde contamos con la posibilidad de activar el "One Pedal" (a través de la pantalla), perfecto para retener el coche (hasta pararlo). Muy útil en ciudad.

En carretera se desenvuelve muy bien. Nuestra unidad de pruebas era el EX30 de autonomía extendida, con el que no pasarás ningún apuro a la hora de demandar potencia y aceleración, gracias a su 0-100 km/h en 5,3 segundos. Más impactante resulta la variante de doble motor de 422 CV y 543 Nm de par, que recorre el 0 a 100 km/h en solo 3,4 segundos. La dirección es muy precisa y la suspensión filtra correctamente las irregularidades, aunque nos ha parecido algo dura. Nuestro coche anuncia hasta 476 km de autonomía, pero la real podría bajar hasta los 350 km.

En materia de consumos, algo gastón. Nuestra versión de 272 CV, con un peso de 1.830 kg, homologa un consumo medio de 15,7 kW/100 km. Tras nuestro recorrido, el ordenador de abordo ha alcanzado los 17 kW/100 km. Y a la hora de recargar, esta variante de autonomía ampliada tiene una capacidad de carga de hasta 153 kW, frente a los 134 kW de la variante de autonomía estándar. Según la marca podremos cargar la batería del 10 al 80% en poco más de 25 minutos.

Sencillo interior, y todo el peso recae en una única pantalla

Su interior es arriesgado, diferente. Muy sencillo y limpio y se ofrecen cinco temas de iluminación ambiental a elegir. Una única pantalla central, de 12,3 pulgadas (nos recuerda mucho a Tesla), se convierte en el centro de todo. No hay botones ni mandos físicos, que se ven reducidos a dos pulsadores para abrir y cerrar las ventanillas, ubicados en el reposabrazos central. Hay que acostumbrarse a que delante de nuestros ojos no hay nada (en el Mini Countryman contábamos con un head-up display). Para ver los datos tenemos que desviar los ojos a la derecha para encontrarlos. Volvo se ha encargado de ubicar las informaciones imprescindibles (velocímetro, autonomía..) en el lado superior izquierdo de la pantalla, en línea con nuestros ojos. Delante del conductor solo hay una cámara que escanea los ojos y que no duda en alertarnos mediante pitidos si nota que los cerramos o desviamos la mirada de la carretera más de lo previsto (incluso con las gafas de sol puestas).

No hay una guantera enfrente del pasajero, pero sí una en el centro, y para abrila hay que pulsar en un icono en la pantalla. Debajo hay una superficie para cargar por inducción un teléfono móvil y un espacio amplio con tapas abatibles. Se eliminan los altavoces convencionales de las puertas y se sustituyen por una barra de sonido que abarca toda la luna delantera (la primera de este tipo en un coche). También disponemos de multitud de huecos de almacenamiento, repartidos por todo el habitáculo. El maletero cubica 318 litros y cuenta con espacio de 7 litros en el capó delantero para guardar los cables de carga.

En las plazas posteriores caben dos adultos bien, aunque mejor de alto que de espacio para piernas. Son plazas cómodas pero que carecen de salidas de ventilación. En medio de los asientos delanteros se ubican entradas USB y los mandos para manejar las ventanillas. Debajo de la consola central hay una caja portaobjetos y los respaldos de las plazas delanteras cuentan con prácticos bolsillos para dejar el móvil y otros objetos pequeños.

En seguridad, el pequeño EX30 no escatima, como ningún Volvo

El SUV de Volvo está plagado de sensores y radares. El modelo incorpora innovadores sistemas de seguridad como el sistema de alerta al conductor (te monitoriza 13 veces por segundo), sistema de alerta de ciclistas (ayuda a evitar los accidentes provocados por la apertura brusca de las puertas del vehículo), ayuda avanzada al adelantamiento y monitorización de la distancia lateral al adelantar, entre otros.

Se ofrece también una nueva generación de la función Park Assist Pilot, que ayuda a aparcar el coche en cualquier espacio (paralelo, curvo, perpendicular o inclinados en espiga).

Sí habrá versión campera del EX30

Volvo confirma que en 2025 el EX30 también estará disponible en la variante Cross Country. Los pedidos para esta versión especial se abrirán a lo largo de 2024, y se espera que la producción comience este mismo año. El Volvo EX30 Cross Country se distinguirá del SUV eléctrico por una mayor distancia al suelo, llantas negras de 19 pulgadas y la opción de llantas de 18 pulgadas con neumáticos a medida. Lucirá protectores de bajos de la parte delantera, trasera y lateral, paneles negros especiales del parachoques delantero y el maletero y la marca Cross Country.

Precios que puede que te sorprendan

Muy completo en su equipamiento de serie en sus tres acabados. Desde el nivel básico Core incluye programador de velocidad activo, sensores traseros de aparcamiento, la cámara de visión trasera, alerta por cambio involuntario de carril, sistema de detección de vehículos en el ángulo muerto, faros de LED y conexión 5G (gratis durante los tres primeros años).

El nivel intermedio Plus añade, entre otros elementos, sensores de aparcamiento delanteros, climatizador de dos zonas (en lugar del monozona del Core), superficie para la carga inalámbrica de un teléfono móvil, sistema de audio de Harman Kardon y apertura eléctrica del portón del maletero.

En el acabado alto Ultra se incluyen cargador embarcado de 22 kW (para corriente alterna), llantas de 19 pulgadas (en lugar de las de 18 que vienen en Core y Plus), techo panorámico de cristal y ajustes eléctricos para los asientos.

De momento, EX30 solo se fabrica en China para importarse a Europa. Esto le permite ofrecer precios bastante competitivos en su segmento premium de mercado (la marca nos ha dado las cifras sin incluir las bonificaciones estatales a las que te puedes acoger). Hablamos de un precio de acceso de 37.500 euros para la versión de 344 km de autonomía (con el descuento máximo de 7.000 euros del Moves III se quedaría en 30.500 euros y sumando la desgravación de 3.000 euros en el IRPF, en 27.500 euros).

El modelo de autonomía extendida parte de los 42.763 euros, a los que se les restarían los 5.000 euros de promoción que la marca ofrece actualmente solo para esta versión (financiando). La cifra bajaría hasta los 37.763 euros, situándose al mismo nivel que la versión anterior. Si restamos además los 7.000 del Moves III, la cantidad se quedaría en unos atractivos 30.763 euros para esta variante con hasta 476 km de autonomía, a los que hay que restar los 3.000 del IRPF (27.763 euros).

La versión de dos motores eléctricos y 450 km de autonomía oficial parte de los 48.995 euros (38.995 euros, con la totalidad del Moves y la desgravación).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud