Motor

Ford parará Almussafes dos días la próxima semana ante la caída de demanda

  • Dará vacaciones aplicando jornadas industriales que se deberán recuperar en 2024
Línea de montaje de Ford en Almussafes.
Valenciaicon-related

El año 2023 está suponiendo una auténtica travesía en el desierto para la factoría española de Ford aún mayor de la prevista y después de haber acordado un ERE este año para la salida de más de 1.100 trabajadores. Al final de la producción de varios de sus modelos, se ha sumado la mala evolución de la demanda de coches en Europa, que ya ha provocado que la factoría parase una semana entera entre el 9 y 13 de octubre.

La dirección de Ford ha trasladado al Comité de Empresa que los días 29, 30 y 31 de octubre establecerá nuevas paradas de producción en la fábrica de Almussafes (Valencia) por esa escasa demanda, fundamentalmente del Kuga. Como en la ocasión anterior, la empresa no recurrirá a un ERTE como hizo hasta junio, sino que utilizará la fórmula de las jornadas industriales, lo que supone dar vacaciones con días que tendrán que recuperarse en 2024.

Las jornadas industriales, tal y como estipula el convenio colectivo, son vacaciones colectivas establecidas en determinadas fechas del calendario laboral que la dirección puede programar. Hay cuatro jornadas industriales al año y, ante situaciones de baja producción, o imposibilidad de poder fabricar en algunos días, se pueden canjear las jornadas industriales de próximos años por jornadas de trabajo del año en curso.

La fábrica afrontó una bajada de producción a finales de septiembre, con 400 vehículos menos al día, y una parada total de producción en la segunda semana de octubre, para tratar de ajustarse a la reducción de ventas.

Ahora, la empresa ha comunicado que las líneas de montaje de vehículos y departamentos auxiliares utilizarán los próximos días 30 y 31 de octubre; mientras montaje de motor utilizará los también los días 30 y 31 (29 y 30 turno noche) de octubre y mecanizados los días 29, 30 y 31 de octubre.

Poco margen de flexibilidad

De esta forma la factoría valenciana está agotando las medidas de flexibilidad que le permite el convenio. Según el presidente del Comité de Empresa y portavoz de UGT, Carlos Faubel, a partir de ahora, si la dirección quisiese establecer nuevas jornadas industriales para parar la producción, tendría que recurrir a las de 2025 y quedarían ya solo las de ese año y las de 2026, ocho jornadas industriales en total, según informa Europa Press.

UGT, el sindicato mayoritario, se ha negado a negociar la posibilidad de nuevos ERTE hasta que "Ford no clarifique su futuro", es decir, las inversiones que tienen que llegar para la fabricación de los futuros modelos eléctricos. "Ford no está tomando decisiones", ha lamentado Faubel, que reclama que se concreten los planes de electrificación anunciados hace más de un año.

Además, el presidente del Comité de Empresa ha afirmado que a partir del 2 de noviembre y hasta el día 10 de noviembre, "casi con toda seguridad", el turno de tarde no tendrá vehículos que producir porque bajará la producción en 400 unidades diarias, un "escenario complicado" porque al tratarse de una bajada parcial no se aplicarían jornadas industriales y la plantilla deberá acudir a la fábrica y "Ford tendrá que intentar buscar una ocupación a la gente en trabajos alternativos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud