Motor

Puig, sobre Ford: "Lo que ahora ha pasado es que no vamos al abismo"

Ximo Puig.
Valencia

El presidente valenciano Ximo Puig ha mostrado su satisfacción por la decisión de Ford de elegir Almussafes para su nueva plataforma de coches eléctricos y ha dejado claro el impacto que podía tener una medida en sentido contrario del fabricante estadounidense.

"Lo que ahora ha pasado es que, digamos, no vamos al abismo", señaló el líder socialista para explicar lo vital de lo aprobado por la cúpula de Ford en Detroit para la Comunidad Valenciana y asegurar que la transición del sector al coche eléctrico supone un punto de inflexión para la industria del automóvil.

Según Puig, la elección de Ford "ha estado vinculada a la competitividad de la empresa, al diálogo y el acuerdo social de la factoría y la credibilidad de la Generalitat Valenciana", algo en lo que ha hecho énfasis un día después de la dimisión de la vicepresidenta valenciana Mónica Oltra. "Hay que tener en cuenta que competíamos con Alemania y eso siempre es difícil", remarcó.

Puig felicitó tanto al responsable de fabricación de Ford España y responsable de la planta, Dionisio Campos, y al secretario de UGT en la factoría, Carlos Faubel, por el papel que han tenido para que se hiciese realidad la llegada de los futuros vehículos eléctricos. Según destacó, las administraciones públicas se han limitado a acompañar a Ford España en su proyecto.

Gigafactoría y ayudas

Sin embargo, redujo la posible influencia del anuncio de Volkswagen de instalar en Sagunto su futura planta de baterías eléctricas. "Sinceramente no creo que haya tenido demasiado que ver la gigafactoría. Todo ayuda pero no me han trasladado que sea fundamental. Aunque todo suma", apuntó.

Sobre las ayudas públicas, explicó que "aún no podemos hacer público el MOU (Memorandum de entendimiento en su siglas en inglés) pero es evidente que vamos a seguir apoyando a Ford dentro de los márgenes que permite la Unión Europea"

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.