Motor

Puig: la planta de baterías de VW es un "impulso a la reindustrialización" y al empleo

  • Patronales como CEV, Femeval y Avia destacan que atraerá otras inversiones
  • Juega a favor para que Ford decida fabricar coches eléctricos en Almussafes
Ximo Puig.
Valencia

La Comunidad Valenciana se ha llevado finalmente el gato al agua en una de las inversiones más codiciadas por casi todas las CCAA: la nueva gigafactoría de baterías eléctricas de Volkswagen. El presidente valenciano, Ximo Puig, ha agradecido la confianza que Volkswagen ha depositado en la región.

"Hoy se avanza de una manera decisiva hacia un hecho histórico por dos motivos: el primero porque una planta de estas características es una fuente de empleo de alta calidad", ha dicho el Puig, que ha recordado que Vokswagen ha anunciado 3.000 puestos de trabajo en la futura factoría de Sagunto.

"En segundo lugar, porque una inversión de este tipo es un impulso a la reindustrialización. Albergar la fabricación del núcleo de los coches eléctricos, las baterías, convertiría a la Comunidad Valenciana en un pool innovador de la nueva movilidad", ha señalado el presidente valenciano.

"Un pool europeo de industria, de alta tecnología y de sostenibilidad", ha apuntado Ximo Puig, que con las actuales tensiones energéticas por la guerra de Ucrania esta noticia cobra un especial valor, "tanto económico como social y moral".

Comparación con Ford

Puig ha comparado el desembargo de esta multinacional con lo que supuso para Valencia la llegada de Ford hace más de 40 años. "La llegada de Volkswagen a Parc Sagunt II supondría la mayor inversión inicial que ha recibido la Comunidad Valenciana en su historia", ha destacado el presidente, que ha dicho que es equiparable a la llegada de Ford a Almussafes en 1976, que supuso una transformación en el empleo, en las exportaciones, en las infraestructuras, en los sectores industriales auxiliares y en la creación de las clases medias en la región.

Además, Puig considera la Comunidad Valenciana refuerza su posición en la industria del automóvil con el interés de Volkswagen, "el segundo mayor fabricante de vehículos del mundo, la mayor empresa alemana y una de las compañías que lidera la transición a una movilidad sostenible"".

De hecho, la nueva planta de baterías también es una buena noticia para la continuidad de Ford en Almussafes, pendiente de que la marca norteamericana le asigne modelos eléctricos para asegurar su conversión a la electrificación y garantizar su futuro. Ambos fabricantes comparten plataformas para vehículos comerciales eléctricos y Sagunto, que tiene previsto suministrar las plantas de VW y Seat en Martorell y Landaben (Navarra) también podría abastecer a la cercana planta valenciana.

Trabajo discreto

Puig, que se apunta un importante tanto político de cara alas elecciones autonómicas previstas para el próximo año, ha destacado que la Generalitat ha trabajado a fondo y con discreción desde hace meses para atraer esta gran inversión industrial. También recordó que los planes de Volkswagen están vinculados a la asignación de fondos europeos del PERTE del vehículo eléctrico convocado el Gobierno de España, por lo que ha añadido que hay que mantener la prudencia.

"La empresa sabe que aquí encontrará un entorno favorable a esta inversión: el apoyo de la Generalitat, la seguridad jurídica, la estabilidad política, el dinamismo económico y el acuerdo social", aseguró.

Atraerá más inversión

El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV), Salvador Navarro, también calificó de "excelente noticia para la Comunitat Valenciana, para nuestra industria y para el sector automovilístico". El presidente de CEV espera que esta decisión pese para que otras empresas se decanten por fabricar sus vehículos eléctricos en Valencia, en una clara alusión a Ford sin citarla, y para que lleguen más empresas tractoras a la Comunidad Valenciana.

"Nuestro empeño porque la industria gane peso en el PIB, por aumentar el porcentaje de inversión en innovación y por generar puestos de trabajo de calidad y con alto valor añadido es ahora más factible cerca gracias a Volkswagen y al esfuerzo de la Generalitat y el Ayuntamiento de Sagunto por facilitarlo", añadió.

Por su parte, el presidente de Femeval, Vicente Lafuente, calificó el anuncio de "halo de esperanza". Según el responsable de la patronal sectorial, "este emplazamiento estratégico servirá de impulso para la industria auxiliar del metal y confiamos contribuya a asegurar la permanencia de la factoría de Ford en Almussafes".

Lafuente recordó que el sector agrupa a 20.000 empresas que emplean a más del 12% de la población ocupada valenciana (194.000 personas trabajadoras), suponen el 35% del peso de los seis sectores tradicionales, representan el 13% del valor añadido de la economía valenciana y el 21% del PIB industrial, y alcanzan el 31% de las exportaciones.

Por su parte el clúster que agrupa a la industria auxiliar de la automoción AVIA considera que esta noticia connotaciones muy positivas. "Revela al territorio valenciano como un polo atractivo para grandes inversiones, reconoce las infraestructuras que posee la Comunidad Valenciana y el aprovechamiento que se puede hacer de ellas y es, desde luego, un acicate para la creación de nuevas empresas, la instalación de nuevos proveedores y la consolidación de los proveedores que llevan años trabajando en el sector".

La gerente de Avia, Elena Lluch también ha querido aprovechar para demandar a las administraciones que agilicen los trabajos del Corredor Mediterráneo o la ampliación del puerto de Valencia. 

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Extremeño
A Favor
En Contra

Pues que no cuenten con el mineral de litio de Cáceres. Si no ponen aquí la fábrica, no hay litio.Los alemanes de Volkswagen pueden poner su fábrica de baterías donde quieran, pero que no cuenten con el litio extremeño. El precio del litio se triplicó el año pasado, lleva muchos años subiendo. Mientras siga subiendo no hay que venderlo. Los alemanes tienen el dinero, pero los extremeños tienen el tiempo, todo el tiempo del mundo. Solo hay que esperar a que los rivales industriales de Volkswagen pongan una fábrica de 5000 millones de euros para baterías y coches antes de empezar a sacar el litio. Cuidado con robar el litio por las malas porque el conflicto social con una mina a cielo abierto a 1 kilómetro de la ciudad de Cáceres haría inviable en la práctica la mina. Bastante nos están robando ya con precio del gasóleo y electricidad.

Puntuación 0
#1